¿Los esports están en peligro? Afirman que sus números están inflados

TRENDING

INTO THE SPIDER-VERSE 2 YA TIENE FECHA DE ESTRENO
BREAKPOINT IMPUSO FUERTES CAMBIOS EN UBISOFT
MÚLTIPLES DESARROLLADORES DE GUERRILLA APOYARON EN DEATH STRANDING
¡OVERWATCH 2 ES UNA REALIDAD!
BLIZZARD SE DISCULPA PÚBLICAMENTE POR ACTOS RECIENTES
DIABLO 4 HA SIDO REVELADO
PERSONA 5 ROYAL TIENE CONFIDENTES VARONES
BLOODSTAINED RECIBE GRAN ACTUALIZACIÓN EN SWITCH
¿UNCHARTED 5 ESTÁ EN DESARROLLO?
NINTENDO PIENSA LLEVAR FRANQUICIAS DEL 3DS AL SWITCH
SHIGERU MIYAMOTO AÚN NO PIENSA EN EL RETIRO
ACUSAN A DRAGON BALL DE PLAGIAR A DC Y MARVEL
VENTAS DEL SWITCH AUMENTAN 50% ESTE AÑO
ASÍ ERA EL DISEÑO ORIGINAL DE RADDITZ
JEFFREY WRIGHT SÍ SERÁ JAMES GORDON EN THE BATMAN

esportsAudiencia_Atomix

Por muchos años hemos visto cómo los esports van en aumento. Constantemente vemos historias de los millones de espectadores de los eventos más importantes, de cómo los salarios de los jugadores alcanzan el cielo y de cómo se construyen arenas con capacidad para miles que miles de fans asistan a los torneos. Sin embargo, expertos creen que los esports están en grave peligro y podrían estar a punto de reventar.

El portal Kotaku ha publicado un extenso reportaje en el que entrevistan a 17 personas expertas en el tema. Algunos son empleados de compañías como Riot Games Blizzard Entertainmet o de Twitch, y otros analistas de la industria en general, sobretodo del ramo de los esports. Vale la pena revisarlo si tienen el tiempo.

De acuerdo al reportaje, no todo lo que vemos en los esports es real. Por ejemplo, sabemos que la audiencia de los eventos de esports va en aumento. La mayoría de los eventos presume números millonarios de espectadores, como el caso de un torneo de League of Legends que rebasó en audiencia al Super Bowl a inicios de año. Pero esos números pudieron haber sido inflados. La forma en la que se miden las audiencias en línea de los esports es diferente a cómo se miden en la televisión. Por mencionar un ejemplo, sólo bastan unos segundos de abrir el stream para que cuente como una vista. Si se cierra el stream y se vuelve a abrir, cuenta como una nueva vista, es por ello que también incluyen los streams en mensajes pop-up en publicidad de portales de varios juegos. En el reportaje se indica que no todos los reportes de rating en los esports son verificados y que podrían haber sido inflados. Pero conforme se siguen reportando esas audiencias, los patrocinios siguen aumentando elevando el costo de los premios.

El gran problema con ello, es que los patrocinadores que han mantenido con vida a los torneos, no estarían viendo reflejado el regreso de su inversión. Invierten millones de dólares en jugadores y tecnología, pero no estaría rindiendo frutos. Los boletos de entradas a los eventos no alcanzan a cubrir los altos costos que están invirtiendo en ellos los organizadores y en línea es donde mayor audiencia podrían tener.

Uno de los factores que también ha influido en el asunto, sería el auge de los streamers e influencers. Los fans prefieren ver jugar a un influencer que a un jugador profesional. Los más populares de ellos llegan a ganar miles de dólares por hora y el número de ellos va en aumento. Eso también ha llevado a que los patrocinadores busquen otra alternativa a los esports.

Si “la burbuja de los esports se rompe” como predice el reportaje, los patrocinadores se alejarían rápidamente de los esports, evitando que se puedan realizar los torneos y que los jugadores reciban sus salarios (muchas veces millonarios), dando un paso hacia atrás al profesionalismo del deporte electrónico. Sería como volver a torneos amateurs u organizados por los propios jugadores.

Todo el asunto es interesante y preocupante. ¿Ustedes ven o participan en los torneos de sus juegos favoritos? ¿Debería cambiar su forma de negocio? De nueva cuenta, menciono que el reportaje tiene muchos datos y puntos interesantes por analizar. Si les interesa el asunto, los invito a que lo lean y saquen sus propias conclusiones.

Fuente: Kotaku

David Berrones
Aficionado desde siempre a la ciencia ficción y fantasía, tanto en el cine como en los videojuegos.