Advertisement

30 días del Wii — 13. No More Heroes

TRENDING



Continuamos con el conteo 30 días del Wii. Durante 30 días, revelaremos un título más que conforma nuestra lista. El último que publicamos fue el lugar 14 y ahora les traemos el 13: No More Heroes. Los dejamos con la ficha técnica y el texto completo a continuación.

No More Heroes
Desarrollador: Grasshopper Manufacture
Distribuidor: Ubisoft
Fecha de Lanzamiento: 22 de enero del 2008

Cuando llegó el momento de visitar las oficinas de Ubisoft en México para recoger nuestra copia de este título, tengo muy presente la forma en cómo nos lo dieron. En un sobre cerrado, tras firmar una hoja de recibido y con el informal comentario de “por favor no digas que nosotros te lo pasamos”, la primera creación de Grasshopper Manufacture estaba en nuestras manos, ¿pero por qué tanto secretismo al respecto? La respuesta de nuestra amiga en Ubisoft fue simple: Todo el mundo nos lo está pidiendo y como no creíamos que fuera a vender tanto, no pedimos copias para medios.

Bajo la dirección de Goichi Suda, quien hizo de este título la producción que daría conocer a su compañía alrededor del mundo, No More Heores es un concepto tan trivial, vulgar y urbano como pocos desarrolladores son capaces de recrear en un videojuego. La historia nos pone en los zapatos de Travis Touchdown, un otaku cuya patética vida se pone de cabeza cuando acepta matar a un hombre y sin querer se ve forzado a convertirse en el mejor asesino de Santa Destroy, California. Desafortunadamente para Travis, ser el mejor implica un gasto, por lo que además de aprender a usar su katana láser y buscar revistas con las cuales aprender nuevos movimientos de lucha libre, también deberá cuidar animales, cortar el césped y hacer otros mandados para ganarse la vida.

El juego, para sorpresa de todo el mundo, resultó ser un exitazo tan grande que éste mismo no sólo llegó a occidente por parte de Ubisoft, sino que además los estudios desarrollaron versiones especiales para Xbox 360 y Playstation 3, además de una secuela. Aun así, la forma en cómo se creó esta aventura alrededor del Wiimote hicieron que el juego no sólo fuera único en su tipo, sino que, en más de una forma, esta versión sigue siendo el insuperable éxito de sus creadores… aún cuando la forma más célebre de salvar tu partida sea entrando a cagar al baño.