Advertisement

Una madre y su hijo están demandando a Nintendo por el Joy-Con drift

TRENDING

joy con

El Joy-Con drift continúa siendo una piedra en los zapatos de Nintendo. Este gran inconveniente ha causado un gran revuelo en la industria, y la compañía japonesa actualmente se enfrenta legalmente a este problema. Ahora, recientemente se dio a conocer que una madre y su hijo de nueve años están demandando a Nintendo por $5 millones de dólares en daños por los Joy-Con Drift.

La demanda fue sometida en California del Norte, Estados Unidos, por una mujer llamada Luz Sánchez y su hijo, quien es un menor de edad. En el documento legal se describe como la madre compró un Switch en 2018. Un mes después los efectos del Joy-Con drift comenzaron a surgir, y poco menos de un año “los controles se volvieron inoperables para el uso general”. Tras este suceso, otro par de Joy-Con fueron adquiridos, pero al pasar siete meses la historia se volvió a repetir.

Aunque Nintendo ofrece una reparación gratuita de Joy-Con ante este problema, los abogados de Sanchez aseguran que esto no es suficiente. Esto es lo que han mencionado:

“El Demandado continúa comercializando y vendiendo los Productos con pleno conocimiento del defecto y sin revelar el defecto Joy-Con Drift a los consumidores en su marketing, promoción o empaque. El demandado ha tenido un motivo económico para ocultar el defecto, ya que no quería dejar de vender los Productos y/o tendría que gastar una cantidad significativa de dinero para solucionar el defecto”.

Por el momento se desconoce si este problema será resuelto en corte de manera privada. Esta es la tercera demanda a la que se enfrenta Nintendo por este problema, y tal vez no sea la última. De igual forma, este inconveniente ha comenzado una serie de discusiones alrededor del valor de los productos y el papel de las compañías al desglosar algún tipo de daño que podría tener dicho producto. Esto es lo que comenta Christine Bartholomew, profesora de derecho en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buffalo, al respecto:

“Las empresas están obligadas a divulgar información sobre un producto que cambiaría el valor del producto. Si va a comprar algo que tiene un precio determinado, el valor del producto sería bastante diferente si supiera que se rompería en seis meses. Si una empresa tiene esa información y no la comparte, eso se consideraría una conducta indebida dentro del alcance de la ley”.

En temas relacionados, un reporte señala que Nintendo cree que el Joy-Con drift “no es un problema real”. De igual forma, se ha encontrado una patente para un rediseño de los controles que tal vez arregle este inconveniente.

Pleca-Amazon-OK

Vía: Wired


Sebastian Quiroz
23 años. Editor en Atomix.vg. Consumidor de la cultura pop.