Advertisement

Lo que probamos en EA Play 2017

TRENDING



E3 arrancó con EA Play, un evento que por segundo año consecutivo celebró Electronic Arts al margen de E3 para mostrarle todas sus novedades tanto a la prensa como a sus fans. En este artículo te presentamos tres de los juegos más importantes que probamos en cuanto terminó la conferencia este sábado en el Hollywood Palladium.

Battlefield 1: In the Name of the Tsar (Por Defa @AlbertoDefa)

Uno de los movimientos más acertados en los últimos años por parte de EA, fue regresar a su serie FPS estrella a un contexto histórico, esta vez en la Primera Guerra Mundial, causando sensación entre todos los fanáticos del género a pesar de que en realidad, no hubo cambios tan profundos a nivel de gameplay. Battlefield 1 es un juego que llegó para quedarse y como es lo obvio, está recibiendo expansiones bastante interesantes. Ahora nos llega In the Name of the Tsar, el cual, nos coloca en el frente oriental de este conflicto bélico tan importante.

Pudimos probar uno de los nuevos mapas de este DLC, el cual, además de tener clima dinámico y un diseño vertical sumamente interesante, tiene un par de elementos que seguramente dará de qué hablar entre la comunidad. Uno muy divertido es que cuando un equipo va perdiendo, aparece un tren blindado con torretas de todo tipo que justamente sirven para mover un poco la balanza. Sin duda alguna, Name of the Tsar pinta muy bien y estamos seguros de que si eres amante del multiplayer de Battlefield 1, vas a quedar más que complacido.

FIFA 18 (Por Clau @elclau)

Poco se sabe de esta entrega en cuanto a mejoras o cambios sustancias para el gameplay ya que no hay información detallada hasta el momento. Tras nuestra sesión de prueba, podemos apreciar que gráficamente el juego sigue mejorando en todos los aspectos, sobre todo en el detalles de la ropa y en especial de los rostros de los jugadores que lucen más realistas que nunca, especialmente Cristiano Ronaldo tras la captura de sus movimientos y físico gracias a una nueva tecnología de animación.

El comportamiento y peso de los jugadores presenta un ligero cambio en el que se sienten un poco más sueltos pero con mejores animaciones en el cuerpo y movimiento dependiendo la dirección en la que se dirige el análogo o palanca de movimiento. Los estadios se sienten más vivos que nunca gracias a que hay nuevas tomas y animaciones para el público. Los cánticos se hacen más presentes en el audio dándole mayor experiencia.

El regreso de Alex Hunter

Pensamos que veríamos algo diferentes en cuanto a la campaña de FIFA 18 pero se confirmó que Alex Hunter está regreso. Así que ahora la continuación de la historia de esta joven estrella tiene que ver con su llegada a clubes de mayor elite, entre ellos el Real Madrid. Lo poco que pudimos jugar en el demo nos dimos cuenta que su representante, familia y desempeño en el campo de juego dependerá totalmente para definir su futuro. Sin duda queremos saber más de esto pero hay que esperar hasta la fecha de salida de juego. Nos hubiera encantado ver nuevas historias o personajes de distintos continentes luchando por llegar a ser una estrella de futbol.

FIFA en el Switch

Aunque lleva por nombre FIFA18, la diferencia es que corre en un motor diferente al frostbite que es de consolas de generación actual. Por la arquitectura del Switch está limitado, por lo tanto usa Ignite y no cuenta con la campaña de historia o modo The Journey. Los controles están bien implementados y son funcionales. Jugarlo en modo portátil es una estupenda experiencia pero no pudimos probarlo con los joycon en las manos de cada jugador porque no estaba disponible. Creo que FIFA 18 en Switch es una gran idea para la consola y estamos seguro que tendrá un buen recibimiento, en especial porque visualmente se ve bastante bien entendiendo las capacidades de la consola.

Esperamos pronto conocer más detalles de la versión de consolas en Xbox One y PS4 para saber qué evolución tiene esta serie anual para la edición 2018.

Need For Speed Payback (Por Juanem @juanem87)

Lo que ustedes vieron en la conferencia de EA Play que fue transmitido a todo el mundo fue exactamente lo que jugamos en EA Play 2017, una sección del juego que nos deja clara mucha de la intención con la que va cargado el nuevo juego de automovilismo de Ghost Games.

Sin lugar a dudas la campaña será con lo que EA venderá el nuevo juego de la serie, y es por ello que lo que han decidido mostrarnos no es un poco de su mundo abierto con distintos ecosistemas o cualquier tipo de carrera convencional, sino la forma en que se mezclan los elementos jugables con los cinemáticos en una campaña que buscará contarnos una historia intensa como a la que nos tienen acostumbrados otros medios que exaltan la emoción de la adrenalina detrás del volante – ¿alguien dijo Fast & Furious?

Sé que a muchos les llamó la atención el batallar con otros vehículos con los famosos takedowns que todos recordamos del legendario Burnout de CriterionSí, en efecto fue de lo más llamativo del demo y a diferencia del gameplay de la conferencia en el que casi con un toque derribaban a los rivales, ya sobre la marcha al menos cada uno tiene su barra de salud que hay que agotar. Lo que me gustó de esas batallas fue lo bien que lucen sus animaciones que son bastante variadas según la manera en la que acabes con el enemigo, lo que no me gustó es que más que suponerme una amenaza realmente eran más un estorbo al tenerme que frenar para acabarlos en lugar de que ellos buscaran tirarme al alcanzar el camión; me encantaría que en el juego final hubiera un selector de dificultad pues de lo contrario este elemento que se ve muy prometedor podría convertirse en un problema serio.

Otro elemento que conviene señalar es que la misión que jugamos era un túnel cinemático en el que cada uno de sus elementos nos ponía a jugar de forma distinta: esquivar obstáculos, derribar enemigos, colocarte en algún lugar del camino… todo ello para servir al guión en el que los tres protagonistas se enfrentarán a un cartel que controla todo en la ciudad, incluyendo a la policía. Eso es bueno para contar una historia, es riesgoso también en el caso de que se llegue a sentir que el nuevo Need For Speed se sienta como que se juega solo, algo que de no haber un selector de dificultad podría pasarle a Payback.

En cuanto a cómo se siente el juego no tenemos muchos cambios respecto a lo que nos ha mostrado Ghost Games, su apuesta es sumamente arcade. Por ejemplo, los derrapes los sentí sumamente asistidos –sobre todo viniendo de jugar juegos fantásticos como Forza Horizon 3 que tienen su buen equilibrio entre la asistencia y la simulación– pero habrá que ver qué tanto los desafíos más difícil nos ponen a prueba. También me dio la impresión que el juego pudo haber sido más veloz, quizá por frenar demasiado para eliminar a los rivales, esperemos eso no sea una constante en la campaña final.

En resumen, Need For Speed Payback parece tener todo lo bueno de los juegos de la saga y todos sus fans sentirán ese control tan característico que Ghost le ha venido imprimiendo a las últimas entregas. En esta ocasión se olvidaron por completo del live-action del título anterior por cinemáticos que son muy importantes por su renovada campaña pero que corren en el engine del juego, algo que me parece positivo. Volcarse a esta presentación de la historia tiene sus riesgos importantes que se sienten en un demo tan corto como el que jugamos, aunque también tiene ventajas como realmente ofrecernos un juego fresco y llamativo como el que parece ser Need For Speed Payback; no nos queda más que dejar que el tiempo pase y probar más de este juego y de todo lo que podremos hacer en su mundo abierto además de la pequeña misión que este fin de semana se nos mostró.