Advertisement

Guardianes y perros de fuego son los nuevos enemigos de Bloodborne

TRENDING



ChaliceDungeons_00

Lo prometido es deuda. El día de hoy Sony nos ha dado un nuevo adelanto tanto de algunos nuevos enemigos como de los calabozos que veremos en Bloodborne. En estos, podemos dar por sentado que nos esperaran una gran cantidad de monstruos, peligros, y trampas en cada rincón, pero con grandes tesoros y secretos por descubrir.

Tal y como nos lo habían adelantado durante PlayStation Experience, los Chalice Dungeons (calabozos de cáliz)  se encontrarán situados en la parte más profunda de la ciudad de Yharnan. Estos contarán con vastas e inmensas estructuras, mismas que parecerían haber sido construidas por seres que no son humanos, y en los cuales nos será fácil perdernos.

Dentro de las criaturas que podremos toparnos en estos lugares, destacan la presencia de dos monstruos. En primer lugar se encuentran los protectores y los maestros protectores de ritual. Con una piel pálida y ojos oscuros estos guardianes, nacidos en lo más profundo de los calabozos, intentarán proteger los grandes secretos que aquí se guardan. Por ello, resultará sumamente importante que sepamos cuando deberemos enfrentarlos y cuando no.

Finalmente se encuentra el antiguo perro guardián, un can con un exterior de roca petrificada y una densa capa de flamas. Sobra decir que estos son uno de los seres más peligrosos que habitan el lugar.

Para poder tener acceso a los calabozos, los jugadores deberán de hacer uso de los cálices sagrados que podrán ser encontrados a lo largo del juego.

Fuente: Blog PlayStation