Advertisement

Opina: ¿Te arrepientes de haber cambiado algún juego para poder comprar otro?

TRENDING



A todos nos ha pasado: acaba de salir el nuevo Zelda, el nuevo Resident Evil, el nuevo Halo, el nuevo God of War y no tenemos dinero. Tu mamá te manda a freír espárragos, tu papá te pide que laves su coche por los siguientes diez años, tu hermano anda más roto que tú y tus amigos están en las mismas. Entonces, en un momento de sombría lucidez, volteas a tu estante de juegos. Lo recorres lentamente en busca del juego que menos te guste. “¡Pero todos te traban!”, grita tu cordura. Pero tal vez hay uno que menos… Necesitas tener ese nuevo juego ya y nada se interpondrá entre ti y ese maratón de todo el fin de semana frente a tu televisor con una caja de pizza que ya te vas saboreando. Entonces, tomas ese título que piensas que nunca más vas a volver a jugar y vas a cambiarlo a la tienda.

Años después, en una plática de amigos alguien lo menciona y todos comienzan a hablar emocionados. Tú también vas a opinar, pero recuerdas que lo cambiaste para jugar algo que ni te gustó. Tu corazón se encoge, tus hombros se encogen y recuerdas con nostalgia tu mala decisión.

¿Tú, te arrepientes de haber cambiado algún juego? ¿Cuál?


Jorge Arellano Olvera