Advertisement

Atomix Classics: Star Wars Battlefront

TRENDING



poster2A principios del milenio en curso, la idea de usar medios como los videojuegos para hacerle promoción a películas era una constante, misma que normalmente, salía verdaderamente mal. Siguiendo esta tendencia, se decidió lanzar una franquicia completamente nueva basada en el universo de Star Wars, experimento que para nuestra fortuna, salió a pedir de boca.

Star Wars: Battlefront fue lanzado de manera oficial el 21 de septiembre de 2004 para el Xbox, PlayStation 2 y PC, justo a tiempo para la llegada a tiendas de las versiones en DVD de la trilogía original de la amada saga de ciencia ficción.

Pandemic Studios fue la compañía elegida por LucasArts para desarrollar un nuevo concepto claramente inspirado en el enorme éxito que había tenido Battlefield 1942. Para infortunio de muchos de nosotros, dicho estudio desarrollador fue cerrado en 2009, mientras que el publisher tuvo un destino parecido cuando Disney lo absorbió.

El desarrollo de Battlefront fue un poco apresurado, pues además de que su objetivo era levantar el hype por los DVD, se esperaba que la franquicia tomara aún más fuerza a menos de un año de que Episode III: The Revenge of The Sith, llegara a salas de cine.

ZeroEdit fue el motor utilizado para crear este juego. Dicha tecnología estaba enfocada en tener diseños de personajes con bajo conteo de polígonos, para que el rendimiento de las consolas de aquel entonces, pudiera soportar la enorme cantidad de elementos que se tenían en pantalla.

Desde que uno ponía las manos sobre este shooter en tercera persona, te dabas cuenta de que estabas frente a algo muy especial. Como su nombre lo indica, Battlefront nos ponía justo en el campo de batalla junto con las tropas que terminaron forjando la épica historia de Star Wars.

El juego era un fantástico paseo por los encuentros militares más icónicos de Star Wars, en donde nuestros objetivos principales, consistían en capturar distintas zonas del mapa. Desde la sangrienta batalla de Geonosis que vimos en Episode II, pasando por las gélidas tierras de Hoth, hasta el cierre de Episode VI en Endor con todo y los Ewoks, Battlefront nos daba una perspectiva de este universo que jamás habíamos visto antes a través de la trilogía original y buena parte de las Clone Wars, cerrando con la batalla de Kashyyyk .

Como videojuego, Star Wars: Battlefront era muy especial por varias razones. Una de ellas era la posibilidad de manejar algunos de los vehículos más icónicos de la saga. Acabar con fuerzas rebeldes abordo de un AT-AT, o escapar a toda velocidad en un speeder, eran sentimientos que en su momento, nos marcaron a todos los que amamos las creaciones de George Lucas.

Star Wars: Battlefront recibió cuatro secuelas más, mismas que mantuvieron la calidad de esta nueva franquicia, incluso la segunda la llevó a nuevos niveles. Lo mejor es que este mismo año, la saga regresará con todo a las consolas de actual generación. ¡Que la fuerza te acompañe y vámonos a jugar!.