Video Reseña: Killzone 3

TRENDING

PS5 BUSCA ELIMINAR TIEMPOS DE CARGA Y MOLESTOS PARCHES
LIGA SANTANDER SE JUGARÁ EN FIFA 2020 POR FUTBOLISTAS PROFESIONALES
LA PELÍCULA DE SONIC ADELANTA SU LANZAMIENTO DIGITAL
SE VUELVE A FILTRAR COD: MODERN WARFARE 2 REMASTERED
PESE AL CORONAVIRUS, EL DESARROLLO DE HALO INFINITE SIGUE EN PIE
NEW HORIZONS YA ES EL JUEGO MÁS VENDIDO DE 2020 EN AMAZON
UN IMPORTANTE PERSONAJE DEBUTARÍA EN THE MANDALORIAN TEMPORADA DOS
GAME OF THRONES TENDRÁ UN NUEVO JUEGO PARA CELULARES
GAMESTOP CIERRA SUS TIENDAS POR CORONAVIRUS
WARZONE YA SUPERA LOS 30 MILLONES DE USUARIOS
GOKU SE UNE A LA LUCHA CONTRA EL CORONAVIRUS
AQUÍ LOS CANDIDATOS PARA LA WORLD VIDEOGAME HALL OF FAME 2020
ASÍ LUCE EL DEVKIT DEL XBOX SERIES X
GDC HA SIDO REPROGRAMADA PARA EL VERANO
SE FILTRA TALES FROM THE BORDERLANDS 2

Finalmente la tercera parte de la saga de intensa acción, tensión y conflictos políticos y militares de Guerrilla Games llega a nuestros PlayStation 3 con todo lo que le caracteriza como una de las grandes exclusivas de la plataforma de Sony. Brutal es la palabra que lo describe mejor.

La ISA pasa por tiempos difíciles en contra de su enemigos los Helghast, y ahora con un pequeño grupo de soldados entre los que hayamos caras familiares la lucha se lleva directo al planeta enemigo; con distintos factores adversos (como el clima en algunas secciones) en contra será nuestra misión que todo resulte lo mejor posible para nuestro bando.

¿Logra este juego superar lo que su segunda parte marcó como un FPS de personalidad propia? Bien sin duda se ha puesto mucho trabajo y esfuerzos detrás para que así sea, como el excelso nivel gráfico al que llega, el tratar de brindar una opción de juego para cada tipo de jugador integrando soporte para televisores 3D, compatibilidad con Playstation Move, juego cooperativo de la campaña de historia para dos personas a pantalla dividida, controles alternativos y más. Pero la última palabra la tiene cada uno de ustedes; por lo pronto esta es nuestra opinión, bienvenidos a la video reseña de Killzone 3: