Advertisement

The Rise of Skywalker hace referencia a un evento de Jedi: Fallen Order

TRENDING



fallen order

El 2019 definitivamente ha sido un gran año para los fans de Star Wars. Por la parte del cine, tenemos el reciente estreno de The Rise of Skywalker, en televisión tenemos a The Mandalorian, y en los videojuegos, Star Wars Jedi: Fallen Order. Ahora, gracias al diccionario visual del Episodio IX, podemos confirmar la conexión que existe entre Fallen Order y The Rise of Skywalker.

Si aún no estás lo suficientemente avanzado en la historia de este videojuego, te recomendamos tener cuidado pues vamos a mencionar un gran spoiler a continuación.

Después de que nuestro sable de luz es destruido, Cal Kestis, el protagonista de la historia, debe viajar a Illum, un planeta cubierto de nieve que alberga un Templo Jedi en donde deberemos reconstruir nuestra arma. Después de completar la historia, si regresamos a este lugar lo encontraremos plagado de Stormtroopers, así como ciertas modificaciones al entorno que incluyen puestos de instalación imperiales, droides y más.

Ahora bien, de acuerdo con el diccionario visual de The Rise of Skywalker, la Primera Orden utilizó los cristales kyber de este Templo Jedi para potenciar la base Starkiller, que terminaría destruyendo cientos de planetas. Aquí la descripción oficial:

“Correctamente energizados, los cristales kyber crean campos de contención que retienen y amplifican el poder a niveles increíbles. El Imperio controló varios mundos ricos en cristales kyber, potenciando sus recursos en el desarrollo de la Estrella de la Muerte. Un mundo único en las regiones Desconocidas, Illum, tenía un núcleo de cristales kyber. La mayoría de estos depósitos eran fácilmente accesibles, pero había cristales kyber más grandes enterrados por debajo de la superficie. La Primera Orden continuó sus excavaciones y transformó Illum gradualmente – un planeta Jedi venerado desde la antigüedad – en un instrumento de destrucción.”

Via: ComicBook


Rodolfo León
Editor en atomix.vg Gamer, cinéfilo y amante de la cultura pop.