Advertisement

Review – Xbox Series X

TRENDING

Reseña en progreso: Durante los próximos días se irá actualizando.

Borrón y cuenta nueva

Review Xbox Series XHace ya siete años, Microsoft se encontraba en medio de una enorme incertidumbre por el lanzamiento de su Xbox One. La comunicación previa al estreno de su nueva consola había sido errática, poco clara y sumamente confusa, lo cual, generó una imagen sumamente negativa para la marca que rompió por completo la gran inercia que se había conseguido con el Xbox 360. Al final, esto y demás decisiones completamente equivocadas, provocó que se quedaran considerablemente lejos de su competencia y en una posición incómoda. Desde hacer una buena cantidad de tiempo, el equipo de Phil Spencer entendió que la carrera contra el PS4 estaba perdida y que lo mejor era mirar hacia el futuro, siguiendo una filosofía completamente nueva basada en servicios muy pro usuario que de funcionar, podrían cambiar al medio para siempre. Como piedra angular de todo este cambio, tenemos al Xbox Series X, la consola más poderosa de la historia que tiene la complicada misión de demostrar de qué está hecha la marca de gaming perteneciente a los padres de Windows.

El inicio de toda nueva generación es una etapa emocionante y a la vez un tanto preocupante, pues lo que suceda en el próximo par de semanas, decidirá en gran medida el camino que tomará la industria durante los siguientes siete u ocho años. Xbox, como marca, es muy diferente lo que era cuando el Xbox One estaba llegando al mercado. Cosas como Games Pass, xCloud y claro, la formación de una robusta alineación de los Xbox Studios, nos dan un panorama sumamente distinto que se verá cimentado por lo que pase tanto con el Series X, como con su hermano menor, el Series S. La nueva consola de Microsoft es una maravillosa pieza de ingeniería en todo sentido, demostrando un rendimiento que francamente no nos esperábamos y un diseño industrial que enamora. Desafortunadamente, su lineup de estrenos nos hace dudar un poco, sobre todo al momento de recomendar o no si es necesario comprarla de día uno. 

Muchos caballos de fuerza

Como se mencionó desde un inicio y siguiendo la filosofía de Microsoft respecto al gaming a partir del estreno del Xbox One X, el Xbox Series X representa todo un logro tecnológico si hablamos de consolas de sobre mesa dedicadas a correr videojuegos, siendo el equipo más avanzado de su categoría. Los padres de Windows han creado un auténtico monstruo del que seguramente, aún nos falta bastante para ver su verdadero rostro.

En la parte central del Xbox Series X, tenemos un procesador custom 7 nm AMD Zen 2 de ocho núcleos que de manera nominal corre a 3.8 GHz. Uno de esos ocho núcleos está solo dedicado a controlar todo lo que tiene que ver con su complejo sistema operativo, asunto que se ve claramente cuando uno comienza a controlar las diferentes funciones que tiene la consola. De lado del GPU o Unidad de Procesamiento Gráfico, el nuevo Xbox cuenta con un chip custom basado en la arquitectura RDNA 2 de AMD que a su vez, contiene 56 unidades de computación de 3584 núcleos que le permite correr a 1.825 GHz. En resumen, este imponente GPU tiene un poder computacional de 12.15 Teraflops, más del doble de lo que lucía su antecesor, el Xbox One X.

xboxseriesxspecs.0

Pasando al tema de la memoria, tenemos que la consola luce 16GB de GDDR6 SDRAM, teniendo 10GB corriendo a 560GB/s principalmente dedicados a funcionar en conjunto con el sistema de gráficas. Los otros 6GB de RAM, están funcionando a 336GB/s y sus tareas están centradas en otros sistemas de la consola que no tienen tanto que ver con correr juegos como tal. Como te puedes dar cuenta, el Xbox Series X es una máquina completamente dedicada al gaming que si bien, tiene algunas otras funciones y puedes realizar diferentes tareas con ella, su objetivo primario es hacer que los juegos corran de la mejor manera posible.

Sobre el almacenamiento, tenemos que para el Xbox Series X también se construyó una unidad SSD custom NVM Express. Al menos en este primer modelo de la consola, tenemos una capacidad de 1TB capaz de transferir 2.4 GB/s, lo cual, combinado con algoritmos de descompresión de datos como el Lempel-Ziv, puedes tener velocidades de transferencia de hasta 4.8 GB/s. La famosa Xbox Velocity Architecture está compuesta por diferentes partes, cada una cumpliendo con una tarea específica que hace que este hardware verdaderamente vuele al momento de completar muchas de sus tareas. Por cierto, de ese 1TB que tenemos de almacenamiento, cuentas con 802GB libres para tu uso, lo cual, no está mal, pero es una cantidad que se terminará rápido.

Por el momento, nuestra única opción para expandir la memoria del Xbox Series X que nos permita correr adecuadamente los juegos optimizados y pensados para sacar provecho de toda la Xbox Velocity Architecture, son las unidades especiales que Seageat estará lanzando al mercado de 1TB de capacidad. El tema claro está, es su elevado precio. ¿Puedes usar discos duros externos convencionales? Sí, pero solo para almacenar juegos retrocompatibles que no requieran de estas tecnologías de alta velocidad de carga. Mi recomendación es que si te empiezas a quedar corto de memoria, lo cual pasará indudablemente, sí uses alguna unidad externa para almacenar los juegos que no requieran de todo esto de la Xbox Velocity Architecture, esto claro, a menos que quieras hacer el fuerte gasto de las memorias SSD Seageat de las que te hablo.

Xbox-series-X-memory-card-generacionxbox

Para rematar, tenemos que el Xbox Series X viene con una unidad óptica de lectura para Blu-ray 4K o Blu-ray convencionales. Esto claro, te permite poder correr juegos físicos y sobre todo, acceder a la enorme librería de retrocompatibilidad si es que cuentas con discos del Xbox original o de Xbox 360. 

La magia del Quick Resume

Ahora que ya hemos repasado de manera general a los componentes que integran al Xbox Series X, me parece que es buen momento para pasar a hablarte un poco de cómo es que esa tecnología es aprovechada para que nuestra experiencia como usuarios sea completamente distinta, sobre todo en lo que tiene que ver con tiempos de carga. Entiendo perfectamente que por el momento, solo estamos viendo la punta del iceberg de lo que la consola en realidad puede hacer, sin embargo, nos pareció bastante importante irte explicando un poco sobre qué tiene de especial el funcionamiento del nuevo Xbox.

El Quick Resume será muy probablemente la característica especial que más te impresione cuando comiences a usar tu Xbox Series X y que claro, te haga pensar que regresar a lo viejo, sea imposible. ¿De qué se trata esta funcionalidad? Pues básicamente es muestra de la enorme capacidad que tiene la consola para hacer multitasking, es decir, de lo veloz que es para estar haciendo más de una cosa a la vez. Es posible dejar hasta cinco juegos corriendo al mismo tiempo y poder brincar entre ellos en cuestión de segundos. Cuando digo segundos, lo digo de la manera más literal posible, pues con el toque de un solo botón, puedes pasar de la partida que estabas teniendo en el multiplayer de Gears 5, a estar corriendo a toda velocidad en Forza Horizon 4 o en Dirt 5. De verdad, es muy impresionante ver cómo es que la consola ni siquiera parece estar haciendo esfuerzo para hacer estos saltos instantáneos.

Pac-Man Screen Shot 11-2-20, 11.45 AM

Dicho asunto de la velocidad de carga, también se ve claramente reflejado en cómo es que un juego arranca en nada estando desde cero o cuando reinicias un nivel, por ejemplo. Lo que te quiero decir es que tu consola puede estar completamente apagada y en unos cuantos segundos, ya estás dentro de cualquier título que tengas instalado para disfrutar de él. Sobre el rendimiento ya dentro de cada juego, te hablaré un poco más adelante. Otra cosa que me dejó sumamente contento es que también es muy fácil salir al HOME de la interfaz de usuario para realizar cualquier ajuste o para compartir material y en un parpadeo, ya estar de regreso en el juego o juegos que habías dejado suspendidos. Simplemente no se siente ningún tipo de espera entre estar haciendo todas estas diferentes actividades.

Por supuesto que esto tan solo es el inicio de los usos que tendrán estas características especiales del Xbox Series X. Estoy completamente seguro de que en el futuro, más y más aplicaciones se irán dando para que nuestra experiencia sea todavía mejor. Lo que te puedo decir después de haber pasado mis primeros días con la consola, es que estoy genuinamente sorprendido por cómo es que se comportan cosas como el Quick Resume y en general los tiempos de carga, los cuales, en la gran mayoría de las veces, son casi el doble de rápidos que en un Xbox One X, por ejemplo.

Interfaz de usuario

Una de las cosas que más se le criticaron al Xbox One cuando se estaba lanzando hace siete años, tenía que ver con su interfaz de usuario, la cual, además de sentirse lenta y torpe al momento de que navegábamos en ella, era complicado entender dónde estaba lo que se necesitaba. Por supuesto, con el pasar de los años, esto ha venido mejorando de manera sustancial y con la llegada de los nuevos Xbox, se hicieron algunos cambios que creo, sí mejoran la experiencia que se nos está intentando presentar.

Como seguramente ya sabes, la interfaz de usuario tanto del Xbox Series X, como del Series S, es básicamente la misma que ya tenemos actualmente en los Xbox One y Xbox One X, solo que con algunos cambios bastante interesantes. Seguro que lo primero que notarás al momento de iniciar por primera vez tu nueva consola, es que ahora tenemos temas con fondos dinámicos para enmarcar todas las opciones que se nos presentan. Sí, este elemento es estrictamente estético y en realidad aporta poco, pero al menos en mi caso, sí me hizo sentir que estaba en hardware completamente nuevo.

ezgif.com-video-to-gif

Pasando a funciones mucho más útiles de esta nueva interfaz, tenemos todo el asunto de compartir contenido directamente desde nuestra consola. Ahora, contamos con que el control luce un botón completamente dedicado a esta tarea. Con un toque de este botón, podrás tomar un screenshot del juego que estés disfrutando, mientras que si lo dejas presionado por unos segundos, podrás capturar video. Además de que estos materiales se quedan guardados en tu consola, también se suben a la nube e incluso los puedes subir a One Drive para hacer lo que quieras con ellos. De igual forma, es muy simple finalmente poderlos compartir directamente en redes sociales como Twitter o Facebook. 

Sobre la captura de video en específico a través de la consola, te cuento que es posible grabar hasta en 4K con HDR, el tema aquí es que solo te permite hacer clips de 30 segundos. Es posible pedirle a la consola que grabe en 1080p o 720p para tener clips de 1 minuto o 3 minutos respectivamente. La verdad es que no entiendo por qué no tenemos la capacidad de grabar videos mucho más largos. Es probable que la única visión de Microsoft respecto a esto es que la función esté pensada para la gente que solo quiere compartir algo en redes sociales, sin embargo, creo que se están olvidando de creadores de contenido que tal vez buscan hacer material mucho más profundo que un simple post en Twitter. La verdad sí quedé decepcionado por lo limitadas que son estas opciones. Por cierto, no sé por qué no te dejan tomar screenshots ni capturar video de la interfaz, forzosamente tienes que estar corriendo un juego para que esto funcione.

Interfaz Seriex X Screen Shot 11-2-20, 11.54 AM

Regresando a la interfaz del Xbox Series X, me parece muy conveniente tener esta barra de aplicaciones usadas recientemente, la cual, se ve acompañada por anuncios para la comunidad y posteriormente por las tiendas y demás funciones sociales de la consola. Sin lugar a dudas, lo que más usé fue la guía rápida que abres presionando el botón de HOME del control, pues desde ahí, es posible administrar cosas como las descargas de tus juegos, listas de amigos, trofeos y claro, las capturas de imágenes o videos que hayas hecho. A pesar de que creo, sigue habiendo un exceso de uso de sub menús y pestañas, la interfaz está mayormente ordenada y bien estructurada.

Creo que aún hay mucho trabajo por hacer y elementos qué mejorar si hablamos de interfaz de usuario en esta nueva era para Xbox. Te diría que vas a dar el salto de cualquier versión del One al Series X o Serie S, te sentirás como pez en el agua con todos los menús y funciones de las que te he hablado, sin embargo, si tienes mucho rato de no encender tu One o simplemente te saltaste esta generación, puede que sí te tome bastante tiempo acostumbrarte al nuevo sistema y a entender cómo es que están organizadas las cosas. 

El bello monolito

Recuerdo perfectamente cómo es que hace ya casi un año durante la celebración de los Game Awards 2019, el propio Phil Spencer salió a mostrar por primera vez cómo es que se veía la siguiente generación, dándonos un breve, pero claro vistazo del look que tendría el Xbox Series X. Como es la costumbre hoy en día, las burlas y memes no se hicieron esperar, encontrando parecidos de la consola con lo primero que se le viniera a la mente a estos irreverentes de las redes sociales. En lo personal, quedé fascinando por el diseño industrial que se nos estaba presentando, el cual, apostaba por un estilo minimalista sumamente elegante que más bien nos recordaba al CPU de una PC convencional, pero con ciertos detalles que la siguen manteniendo como una consola de sobre mesa dedicada al gaming.

De primera instancia, parecía que el tamaño del Series X era masivo, pero la realidad es que es una consola mucho más compacta de lo que te podrías imaginar. Desde que la saqué de su caja por primera vez, quedé muy sorprendido por su reducido tamaño y por lo densa que se sentía, es decir, queda claro que los ingenieros de Microsoft aprovecharon el tamaño de la mejor manera posible, además de que encontrar un gran balance entre lo práctico y los estético. Hablando de estética, tenemos que la consola luce una carcaza con un precioso acabado mate que la hace lucir genial. Su botón de poder se ilumina bellamente cuando está encendido, además de su feeling de clic es muy satisfactorio y similar al que tiene el Xbox One X o Xbox One S. Dile adiós al problema de que la consola se prenda por accidente cada dos minutos como pasaba con el primer modelo del One. 

Sus dimensiones exactas son de 15.1 cm × 15.1 cm (5.9 in × 5.9 in) x 30.1 cm (11.9 in) de alto. Su peso, fuera la caja es de 4.45 kg (9.8 lb). Sé bien que leer estos números no te dan una idea clara de las verdaderas dimensiones de la consola, pero te puedo comentar que es densa y muy pesada, pero a la vez bastante compacta. Su forma de monolito hace que acomodarla en casi cualquier espacio sea muy simple, ya sea de manera vertical u horizontal con tan solo girarla para que aterrizar en las gomas antiderrapantes que tiene en uno de sus costados. Por cierto, en posición vertical igualmente se siente muy firme gracias a la base que tiene integrada. Recuerda que es importante tener tu consola bien ventilada.

Sobre sus puertos, tenemos que el Xbox Series X viene con una salid de HDMI 2.1, una ranura para la unidad de expansión de memoria especial SSD, tres puertos USB 3.1 (uno de ellos se encuentra en la parte frontal junto con la ranura para discos), y una entrada Ethernet para cable de red. En su parte superior se aprecia la salida de aire junto con su poderoso y a la vez, ultra silencioso ventilador de enfriamiento. 

ezgif.com-video-to-gif

Creo que por el momento, no existe queja alguna sobre el trabajo que Microsoft hizo con el diseño industrial del Xbox Series X, consola que se siente increíble al tacto y que luce sumamente imponente en una sala de entretenimiento. Me parece que su forma cúbica la hacen fácil de acomodar y creo que aunque tengas problemas de espacio en tu casa, su compacto diseño hará que encontrarle el lugar perfecto, sea mucho más simple de lo que te podrías imaginar. Cada vez que la veo, no puedo evitar pensar en cómo es que mi Gamecube lucía hace casi 20 años cuando llegó a mi casa.

Ultra silenciosa

La pregunta del millón y una de las cosas que me ha quedado claro, más le preocupan a la comunidad hoy en día. La realidad es que desde el Xbox One X, Microsoft había demostrado que es completamente posible tener consolas súper capaces y eficientes, pero a la vez discretas cuando se trata de disipar el calor que tanto impacta en su rendimiento. Pues bien, te puedes quedar completamente tranquilo, pues el Xbox Series X es ridículamente callado sin importar cuánto tiempo lo hayas tenido encendido o qué tan estresado esté… al menos por ahora sí es, pues vale la pena recordad que el rendimiento de las consolas cambia con el tiempo por diferentes razones que van desde el propio uso de la máquina e higiene, hasta actualizaciones y claro, los juegos nuevos que vayan saliendo.

ezgif.com-video-to-gif

De acuerdo con las primeras pruebas de temperatura que se le han hecho a la consola, tenemos que corriendo Gears 5, apenas alcanzó unos 53 grados centígrados, mientras que en Stand by, llega a bajar hasta los 25 grados. La verdad, cifras sumamente impresionantes por donde lo veas, sobre todo si las comparas con las temperaturas que llegan a alcanzar cosas como las lap top para gaming. Lo sorprendente de todo este asunto es que para lograr este efectivo proceso de enfriamiento, no se requirió de una ruidosa solución. El Xbox Series X es ridículamente silencioso, de verdad, te tienes que acercar mucho a la consola para alcanzar a escuchar el mínimo sonido que está haciendo su ventilador. 

Repito, todo esto que te cuento ahora puede cambiar en el futuro. Nuestra experiencia evidentemente ha sido con una consola completamente nueva y que en realidad, no está siendo exigida del todo a falta de juegos realmente pensados para su hardware, sin embargo, creo de primera instancia podemos decir que tenemos grandes noticias, sobre todo si eres de los que estaba especialmente preocupado por todos estos asuntos.

El nuevo mando

Siempre que una nueva consola se lanza, una de las cosas que más curiosidad me da es cómo se siente y funciona su control, pues básicamente de esa manera vamos a interactuar con ella durante los próximos años. Bajo el entendido de que el control del Xbox One ya era excelente, Microsoft decidió hacer cambios mínimos para lo que serán los mandos tanto del Series X, como del Series S, dando como resultado una pieza de hardware que se siente genial en las manos, pero que indudablemente aporta poco y que lo frenan un poco de verdad transmitir ese sentimiento de nueva generación.

De manera general, te cuento que el control que vendrá incluido en la caja de tu Xbox Series X, es ligeramente más compacto que el del Xbox One. Con ligeramente me refiero a que la diferencia es prácticamente imperceptible. Cambios que sí notarás de manera inmediata es que ahora contamos con un botón de Share justo en medio que como te conté, sirve para tomar screenshots y grabar clips de nuestros juegos. Además, el D-Pad fue cambiado, tomando mucha inspiración del diseño cóncavo que le vimos a los Elite. La verdad es que se siente genial y muy preciso. Otro cambio que seguro notarás al instante es que la parte de atrás del control, así como los gatillos, ahora cuentan con una textura rugosa sumamente placentera al tacto y que sí, ayudan bastante a que el agarre en general sea mucho más estable.

ezgif.com-video-to-gif-2

Fuera de todo esto, tenemos otros detalles como que ahora, el control cuenta con puerto de USB-C para contactarlo directo a la consola o por qué no, a tu PC. También será de mucha utilidad para la carga rápida una vez que tengamos baterías recargables compatibles con el control. Hablando de baterías, las dos AA necesarias están de regreso, esto claro, con sus pros y contras. Mucha gente no entiende por qué Microsoft no se ha ido por baterías integradas en sus controles que los hagan mucho más prácticos. La única razón que se me ocurre es para que preservar el propio mando y que siempre esté funcionando al 100 por ciento de sus capacidades.

Si no está roto, no lo arregles. Es claro que la directiva de Microsoft usó este argumento para partir al momento de comenzar a pensar en el tipo de mando que representaría a su nueva generación de consolas. Creo que por un lado está muy bien, pues como te comentaba, el control del One ya era genial de por sí, pero por el otro, me queda un sentimiento de falta de innovación o de tomar algunos riesgos. Cuando el Xbox One se lanzó, todos quedamos fascinados por la vibración háptica en los gatillos, característica que está de vuelta pero que claro, ya no se siente nueva. Algo así me parece que le faltó al control del Series X, algo que sorprendiera y que te hiciera sentir parte de una nueva generación de consolas. 

Performance de juegos

Dejando de lado todos los aspectos técnicos, de diseño de hardware, interfaz de usuario y demás elementos que componen a una consola moderna de videojuegos, nos queda lo más importante: ¿qué tal corren sus juegos?. Evidentemente este es un elemento que sigue un poco en el aire y por lo cual, este contenido que te presentamos sigue en proceso de desarrollo, sin embargo, lo anterior no nos priva de darte nuestras primeras impresiones.

Todos los caballos de poder del Xbox Series X comienzan a dar algunas muestras con lo que actualmente hemos podido disfrutar si de juegos hablamos. Como se nos anunció desde un inicio, el objetivo de la consola es que la gran mayoría de sus títulos se puedan desplegar a una resolución de 4K nativa mientras corren a por lo menos, 60 cuadros por segundo. Creo que el mejor ejemplo de esto es Gears 5, el cual, en efecto se puede apreciar con el rendimiento este del que te cuento. Sí, es sumamente impresionante ver al más reciente título de The Coalition funcionando cómo funciona gracias al hardware del Series X, incluso es posible poner su modo multiplayer hasta en 120 cuadros por segundo si es que tu televisión o monitor soportan esos framerates. De igual forma, quedé sumamente impresionado por lo bien que se ve algo como Dirt 5, juego que tal vez, podríamos considerar como uno que su desarrollo ya estuvo pensado para las capacidades de esta consola. Mi punto es que en este inicio, sí se están cumpliendo con las promesas.

gears_of_war_5-5107259

En temas de retrocompatibilidad, todos sabemos que Xbox demostró estar a años luz de sus competidores desde hace ya un tiempo, y con la llegada de sus nuevas consolas, siguen en plan grande. Te informo que tu Series X es compatible con casi el 100 por ciento de los juegos que salieron tanto para el Xbox original, como en el Xbox 360 y Xbox One. Lo bueno es que la cosa no se queda en que los juegos corran y ya, sino que en realidad tenemos versiones marcadamente mejoradas de estos títulos en temas de resolución y framerate, esto sin mencionar que ahora, también se les agrega HDR para hacerlos lucir en tu TV 4K como nunca. Sigo en shock por lo bien que lucen cosas como Banjo-Kazooie o Fall Out New vegas en el Series X. Microsoft ha demostrado tenerle un especial cariño a su legado y sobre todo, interés en preservar al medio a través de este tipo de medidas.

Pero bueno ¿qué hay del lineup de estreno de la consola? Pues bien, se anunció que 30 juegos estarán disponibles este 10 de noviembre, incluidos los de Xbox One como Gears 5, Gears Tactics o Forza Horizon 4 que vienen con marcadas mejoras para aprovechar el nuevo hardware gracias al llamado Smart Delivery. A pesar de que el número suena bastante atractivo, la verdad es que la emoción puede desaparecer si uno revisa que pocas cosas son realmente nuevas y las que son, no tienen tan alto perfil. Indudablemente, la ausencia de Halo Infinite para este estreno es algo que se siente. Si me le preguntan, creo que Dirt 5 es de las mejores formas de estrenar tu nueva consola, aunque también tenemos los casos de Yakuza: Like a Dragon, junto con Assassin’s Creed Valhalla y Watch Dogs: Legion. No, nada First Party nuevo de verdadera consideración. Claro que si te saltaste el One, la idea de estrenar con Gears 5, es algo que deberías de considerar ampliamente.

Sobre todo esta parte de nuestra reseña, la puedes considerar como “En Progreso”, pues estamos apenas arrancando con este gran viaje. Lo que sí te puedo decir es que de primera instancia, el Xbox Series X luce imponente en cómo es que despliega cualquier juego que le avientes. De ese lado, sí te sientes en una consola de próxima generación. Solo nos queda espera a que todas las importantes compras de estudios que se hicieron en el último par de años por parte de Microsoft, comiencen a dar frutos, pues recordemos que a la consola la hacen sus juegos, no tanto el potencial de su hardware.

Te seguiremos informando 

Como bien pudiste leer al inicio de este contenido especial, esto se trata de una reseña en progreso que se irá alimentado con el paso del tiempo. ¿Cuándo quedará completa? Muy probablemente dentro de una semana más. Dicho lo anterior, me parece importante recalcar lo impresionados que hemos quedado con el Xbox Series X durante estos primeros días. Su brillante diseño industrial, silencioso sistema de enfriamiento e impactante rendimiento al momento de correr juegos, nos hacen pensar que tenemos un brillante futuro por delante con esta consola. Claro que hay muchas cosas todavía por mejorar en temas de interfaces principalmente, pero en general, hemos tenido una gran experiencia hasta ahora.

¿Para quién es el Xbox Series X? Pues básicamente para todo el que esté buscando el hardware más capaz del mercado en la actualidad y a la vez, grandes servicios de suscripción que le den acceso a un gran catálogo de títulos por una muy baja cantidad de dinero. Game Pass es el trato que más te da por tu dinero en todo el medio, punto. Algo que indudablemente debes considerar al momento de tomar una decisión. ¿Existe un juego que sea esa gran razón para comprar un Series X en día de lanzamiento? La verdad es que no, al menos mi caso te diría que no, pero claro, tenemos a otros tantos que indudablemente podrían tapar la ausencia. 

A pesar de este asunto de los juegos de estreno, me quedo con un grato sabor de boca y con la idea clara en la cabeza de que Microsoft está teniendo un gran inicio de generación y que su futuro, indudablemente pinta para cosas sumamente interesantes.

El Xbox Series X está programado para lazarse este 10 de noviembre a un precio sugerido de $499 dólares o $13,999 pesos mexicanos.

Pleca-Amazon-OK

Alberto Desfassiaux
Editor en Jefe de Atomix. No me gustan los videojuegos... ¡adoro los videojuegos!