Review – Murdered: Soul Suspect

TRENDING

EL SWITCH PRO PODRÍA USAR PANTALLAS MÁS POTENTES
HALLE BAILEY RESPONDE A CRÍTICAS NEGATIVAS
REGGIE LE CONTESTA A TRUMP SOBRE ACUSACIONES DE VIDEOJUEGOS
DEATH STRANDING PODRÍA NO SER UNA EXCLUSIVA
DBZ: KAKAROT NO TENDRÁ DOBLAJE LATINO
ANGRY BIRDS 2 SE POSICIONA COMO LA MEJOR ADAPTACIÓN DE VIDEOJUEGOS
DEL TORO YA TIENE SU ESTRELLA EN HOLLYWOOD
DUCKTALES REMASTERED SE IRÁ DE TIENDAS DIGITALES
TRUMP CULPA A VIDEOJUEGOS POR VIOLENCIA EN EE.UU.
LA ESA LE RESPONDE A TRUMP ANTE COMENTARIOS NEGATIVOS
UN HOMBRE ROMPE SU PS4 PARA PROTESTAR
HILLARY CLINTON NO CULPA A LOS VIDEOJUEGOS POR VIOLENCIA
KOF 15 YA ESTÁ EN DESARROLLO

Las excelentes ideas y conceptos detrás de este proyecto no logran formar un juego que nos cautive.

Hay juegos que se ven muy bien, otros que se cuentan muy bien, y otros que se juegan muy bien. También hay otros que se venden muy bien, que tiene tráilers y teasers que te hacen pensar inmediatamente “lo necesito”. Murdered: Soul Suspect estaba en esta última categoría, prometiendo un mundo detectivesco fantasmal con una historia de thriller hollywoodense. Sin embargo, el desarrollar una buena idea en un software funcional puede ser bastante complicado, y se necesita mucho más que chispas de inspiración para acabar un juego más allá de lo decente.

Publicado por Square Enix, éste es el primer juego nextgen de Airtight Games, creadores del poco conocido Dark Void. Con esta aventura de detectives iremos a Salem, Massachusetts, una ciudad con una larga tradición de historias sórdidas y oscuras. Tomamos el lugar del detective Ronan O’Connor, que en su búsqueda por detener a un asesino serial, termina siendo la víctima, y atrapado en un limbo entre los muertos y los vivos. Cuando a uno le platican esta idea, suena bien en la imaginación, pero al comenzar el juego, el mundo y su ambientación parecen a medio terminar; a pesar de ser un juego nextgen, hasta las escenas cinemáticas tienes animaciones toscas y poco creíbles, como si se tratara del gameplay en vivo de un jugador indeciso.

Al poco tiempo en el juego, la historia de vida del detective O’Connor se convierte en un drama tendencioso, que busca darnos una mirada en el alma y motivaciones del protagonista, ya que aunque su más grande deseo es reunirse con su difunta esposa en el más allá, sus asuntos no resueltos en vida lo llevan a la investigación del juego. A momentos parece que estuviéramos siguiendo una línea de pensamiento forzada para justificar la genial idea básica del juego, en un punto en el que se hace complicado seguirla.

Ya que estamos muertos la interacción con el mundo físico se ve mermada, lo que hace que las reglas sean diferentes a las de cualquier juego del tipo. Primordialmente, nuestra búsqueda será de información más que de otra cosa… sería lo menos al controlar a un detective. Al estar en el mundo de los espíritus, las habilidades que tuvimos en vida se convierten en una especie de poderes. El detective O’Connor puede escuchar conversaciones de las personas sin que se den cuenta, ver a través de sus ojos, e incluso llegar influenciar sus acciones; esto nos recuerda a las mecánicas de posesión en Beyond: Two Souls, que nos permitía movernos a través de áreas sólo accesibles para los personajes de quienes robábamos su cuerpo, alentando así la exploración en conjunto con nuestra contraparte espiritual. En Murdered nosotros somos ese espíritu, pero no logra convencernos del “verdadero poder” que nos dejan.

Nuestra colecta por información se basa en las pistas que vayamos descubriendo, esto mediante la exploración y el seguir la línea narrativa del juego. Un buen acierto de la investigación es que nos hace preguntarnos el significado de las pistas, para determinar cuál será el siguiente objetivo del asesino que perseguimos. Esto nos recuerda a la búsqueda por el asesino de los 21 sacramentos en Silent Hill 4: The Room, solo que my diluido, y sin la capacidad de generarnos una respuesta emotiva.

El juego no nos pide demasiado, ya que no hay que encontrar todas las pistas para progresar y finalmente acabarlo en algunas horas, lo cual es bueno ya que con los controles tan accidentados que tiene, muchas veces perderemos el deseo de investigar… en un juego sobre detectives. Con eso se dan una idea. En el caso contrario, si a uno le está interesando bastante el juego, es posible regresas a las diferentes locaciones para recolectar todas las pistas que se nos hayan pasado desapercibidas.

Durante nuestra investigación en el otro mundo nos encontraremos con demonios. Estos demonios terminarán siendo para nosotros la misma molestia que deben serlo para el detective Ronan. Teniendo en cuenta que el control del juego no es el mejor del género, hay bastante dificultad en llegar sigilosamente ante nuestros enemigos para eliminarlos. Si no fuera por eso, tendríamos una tarea bastante difícil, ya que la inteligencia artificial de éstos es prácticamente nula; además, la poca creatividad en su diseño los hacen pasar desapercibidos, como si sólo fueran un obstáculo para nuestra desesperada busca por terminar el juego.

Al decir que los controles son accidentados me refiero a que son más bien toscos y poco fluidos. Tal vez no estemos jugando un juego de plataformas, peleas o disparos, porque la precisión total no es la expectativa, lo que nos pone en un estándar algo bajo. Sin embargo, para interactuar con algunos objetos, se requiere buscar las posiciones exactas en el escenario, haciendo esto muy tedioso y con poco sentido.

Para esta reseña se utilizó la versión de PlayStation 4, pero también está disponible para PlayStation 3, Xbox One, Xbox 360, y PC×

Viéndolo a detalle, Murdered: Soul Suspect parece un juego a medias. Es una desgracia que las excelentes ideas y conceptos detrás de este proyecto no logren formar un juego que nos cautive. Ciertamente la historia tiene buenos momentos, y al explorar a profundidad encontraremos muchos detalles y guiños interesantes, que nos harán sentir que vale la pena, al menos por momentos. Sinceramente un juego que deja más cosas que desear que lo bueno que ofrece.