Advertisement

Retos de la industria en los proximos años

TRENDING

Por: José Celorio (@iamjosecelorio)

retos

El arribo de la siguiente generación de consolas no sólo ofrecerá nuevas experiencias de entretenimiento sino que inherentemente traerá múltiples desafíos que deberán de enfrentar los participantes que conforman dicho sector. Como ha sido costumbre, tales temas no estarán exentos de polémica durante los años que están por venir.

Derechos y políticas de comercialización

La propiedad de los derechos intelectuales de una licencia siempre ha sido motivo de disputas y esto no será la excepción. Si bien diversos juegos podrán desaparecer de la distribución digital cuando terminen sus acuerdos contractuales, persistirá la polémica entre compañías desarrolladoras y tiendas digitales para defender sus políticas de ingresos y repartición de regalías, como ha sido la reciente y controvertida batalla legal entre Epic Games y Apple.

Regulación de las micro transacciones

Este modelo complementario de ventas ha sido el más rentable para los grandes corporativos y en paralelo, ha causado revuelo en varios países, comparándolo con los juegos de azar. En Australia, el sistema de clasificación por edades añadirá una advertencia al respecto en la parte delantera de las copias físicas. Los primeros títulos que serán comercializados bajo esta nueva normativa serán Marvel’s Avengers y FIFA 21. Será interesante conocer si la ESRB (Entertainment Software Rating Board) decide implementar medidas similares en territorio americano.

Nuevos gamers

Las futuras generaciones de video jugadores representan una gran oportunidad para que las grandes compañías puedan establecer nexos a largo plazo con el consumidor. Realizar una campaña de marketing unilateral sería muy riesgoso por lo que tendrán que integrarse diversas estrategias para atraer a un nuevo segmento que está totalmente familiarizado con la tecnología y que tiene un sinfín de alternativas para disfrutar, ya sea desde experiencias casuales hasta hardcore.

Mayores lanzamientos

En los últimos años, se ha intensificado la cantidad de títulos que llegan al mercado, lo que obligará a los desarrolladores a realizar productos de mejor calidad y a tratar de diferenciarlos del resto de sus competidores. Los pases de temporada y las actualizaciones permanentes harán que un producto en específico pueda aumentar su ciclo comercial y jugable, siempre y cuando la calidad costo-beneficio se mantenga en un parámetro adecuado.

Streaming y suscripciones

Los sistemas de suscripción han llegado para quedarse y los gigantes tecnológicos buscarán acaparar el mayor número de usuarios, sin embargo, la tarea no será tan sencilla, toda vez que los consumidores tendrán que escoger entre un par de servicios, dependiendo de las opciones que les resulten más atractivas. Aunque Microsoft ha ganado gran popularidad con Game Pass, PlayStation podrá impulsar PS Now mientras que Nintendo pudiese agregar juegos de la anhelada consola virtual incluidos por un módico precio mensual o anual.

Distribución digital

La pandemia del COVID-19 sirvió como eje detonante para impulsar las ventas de los juegos descargables, propiciando que para algunos usuarios haya sido una compra provisional pero para otros se empiece a convertir en una práctica habitual. La comercialización en formato físico a través de grandes cadenas comerciales será puesta nuevamente a prueba mientras que para las tiendas independientes, representará una gran oportunidad.

Precios en la nueva generación

Uno de los aspectos que más preocupan a la comunidad gamer es el eventual aumento de precios en producciones para PlayStation 5 y Xbox Series X. Es un hecho que han pasado quince años desde que la tarifa de los títulos AAA pasó de $50 a $60 USD, por lo que podría entenderse un nuevo ajuste, sin embargo, las compañías ahora tienen nuevas formas de ingreso como los pases de temporada y micro transacciones.

Fusión o adquisición de estudios

El incremento en los costos de producción y la inversión en recientes tecnologías, propiciará que desarrolladores independientes o que recién comienzan su andadura, sean absorbidos por grandes casas productoras. Microsoft ya ha confirmado que seguirá expandiendo el portafolio de Xbox Game Studios, por lo que PlayStation y Nintendo no deberán quedarse atrás.

Formalidad en los eSports

Debido al creciente impacto económico y mediático de este tipo de competencias, es previsible que se intensifiquen los esfuerzos para fiscalizar los ingresos y patrocinios que reciben los jugadores profesionales. Será un gran desafío conocer cuáles serán las regulaciones que cada país establezca en este ámbito.

Sindicatos y comunidades de empleados

Apegado a las políticas corporativas de cumplimiento y transparencia, los gremios en la industria de los videojuegos tomarán mayor relevancia y tratarán de influir para que mejoren las condiciones de trabajo y se eviten prácticas como el cada vez más recurrente crunch.

Los aspectos mencionados en líneas anteriores, serán relevantes para que cada compañía en este sector pueda seguir forjando su imagen y reputación con la esperanza de entablar vínculos a largo plazo tanto con los consumidores como con su plantilla laboral. La próxima generación de consolas no sólo dará de qué hablar por sus nuevas producciones sino por los retos y las decisiones que tendrán que sortearse ante un mercado que cada vez se vuelve más exigente.

***Adicional a mi participación semanal en Atomix, los invito a sintonizar todos los miércoles a las 21:00 horas, un nuevo episodio de JC Gaming en el Live de Instagram (@iamjosecelorio), para platicar sobre anécdotas de la comunidad gamer, noticias de la industria, y por supuesto, mostrar algunos juegos*** 


Invitados Colaboradores