Nintendo estuvo muy cerca de hacer los juegos de Harry Potter

TRENDING

FILTRAN UNA FUNCIÓN CLAVE DEL PS5
BILL GATES PONE EN SU LUGAR A ELON MUSK TRAS POLÉMICOS COMENTARIOS
ASÍ SERÍA LA EVOLUCIÓN DE EEVEE EN UN POKÉMON TIPO FANTASMA
POLÍTICO ACUSA A DBZ DE SER UN ANIME PORNOGRÁFICO
ASÍ ERA EL DISEÑO ORIGINAL DE ITACHI UCHIHA
TOCAN OPENING DE DRAGON BALL GT EN TLOU II
SE DISFRAZA DEL JOKER MIENTRAS PASEA EN MOTO ACUÁTICA
SEKIRO TENDRÁ UNA EDICIÓN GOTY EN JAPÓN
NETFLIX TRABAJA EN UNA PELÍCULA DE BEYOND GOOD & EVIL
FAN CREA SU PROPIO RPG DE DRAGON BALL
LA CASA DE PAPEL TERMINARÁ CON LA QUINTA TEMPORADA
TRUNKS SE CONVIERTE EN SUPER SAIYAJIN 3 EN EL ANIME
FINAL FANTASY XI RECIBIRÁ NUEVO CONTENIDO EN PLENO 2020
EL NUEVO JUEGO DE BATTLETOADS SALDRÁ EN AGOSTO
FILTRACIÓN REVELA NPCS HUMANOS EN ANIMAL CROSSING

MarioPotter

¡Lo que pudo haber sido! Lo crean o no, Nintendo estuvo a punto de convertirse en la propietaria de los derechos de una de las franquicias más exitosas de la literatura y el cine de todos los tiempos: Harry Potter. No obstante y pese a que la gran N comenzó a barajar diferentes ideas para llevar la historia del mago en forma de juegos a sus plataformas, lamentablemente la compañía no pudo concluir con el trato.

Como siempre el internet se ha convertido en una de las fuentes donde más rumores y hechos sin conocer se han revelado a la luz. En esta ocasión, el acontecimiento fue dado a conocer por el portal Unseen 64, sitio que se dedica a investigar y a hablar sobre juegos y proyectos cancelados.

Según revela el portal, durante el año de 1998, Nintendo de América desarrollo tres ideas de juegos basados en el universo del popular mago de J.K. Rowling, franquicia que en aquel entonces se encontraba en subasta, para el N64, GBA y Gamecube. Aunque en esa misma época la el equipo de desarrollo de NoA, Nintendo Software Technology, se encontraba trabajando en juegos como Ridge Racer 64, Bionic Commando o Crystalis, los altos ejecutivos le ordenaron a estos que en su lugar se enfocaran en la creación de ideas para juegos sobre Harry Potter.

Tras la orden, NST decidió separar a su personal en dos equipos. El primero de estos, compuesto en sí por una amplia mayoría de los trabajadores, se enfocó en crear un título de aventuras en tercera persona basado en los primeros libros de la escritora inglesa. El segundo y con una menor cantidad de programadores, se dedicó a producir un juego basado en el deporte de la saga, el Quidditch.

La idea de ambos equipos de desarrollo fue la de crear las adaptaciones en videojuego de la novela para sus consolas. Con ello, esperaban poder sacar un nuevo juego al mismo tiempo y conforme se publicaba el siguiente libro.

En un inicio, los desarrolladores intentaron dotar a todos y cada uno de estos proyectos con un estilo artístico similar al de las portadas de los libros diseñadas por Thomas Taylor. No obstante y tras algunas discusiones con los ejecutivos, tuvieron que cambiar el diseño a favor de uno más oriental, muy similar al del manga o el anime. Si bien se han dado a conocer algunas artes conceptuales con los cuales trabajaron, por desgracia el diseño con el cual contaban algunos personajes no se ha podido dar a conocer. Esto debido a que Nintendo le ha prohibido a sus empleados filtrar información tan delicada como lo son estos.

HP01

HP02

HP03

Finalmente Nintendo logró presentar sus proyectos a J.K. Rowling para lograr convencerla de que le diera los derechos por su obra. Lamentablemente y tras evaluar su propuesta, ésta optó por rechazar a la firma japonesa y, en su lugar, se inclinó a favor de otros gigantes del entretenimiento como Disney o Universal. Según se explica, la autora veía a estas últimas corporaciones como una opción viable para llevar a su pequeño mago tanto al cine como a la televisión y otras industrias, entre ellas los videojuegos, mientras que la gran N sólo podía hacerlo dentro de sus consolas.

La historia concluyó de la forma a como la conocemos ahora. La escritora decidió venderle los derechos a Warner Bros. por una cantidad estimada de un millón de libras. Tras esto, y en lo que respecta a los videojuegos, Warner contactó a Electronic Arts para que se hiciese cargo del desarrollo de los títulos, mismo que se consolidó con la primer gran entrega del maguito en consolas con Harry Potter & the Philosopher’s Stone.

Pues ahí lo tienen, una de esas historias que muy bien se puede etiquetar como lo que pudo ser. ¿Se imaginan que hubiese pasado si, al final del día, Nintendo hubiese logrado hacerse con los derechos de Harry Potter? ¿La franquicia del mago habría tenido el éxito con el cual cuenta en la actualidad? ¡Quién sabe, chance y con ello ahorita estaríamos viendo a Harry dentro de Super Smash Bros. o Mario Kart! Bueno, nosotros sólo decimos.

Fuente: Unseen 64