Need for Speed: Heat – Review

TRENDING

DISNEY+ SUMA UN MILLÓN DE USUARIOS POR DÍA
¿VEREMOS EL NUEVO JUEGO DE BATMAN EL SIGUIENTE MES?
LOS SIMPSONS PODRÍA TERMINAR EN 2020
FANS QUIEREN A DANNY DEVITO COMO EL NUEVO WOLVERINE
ASÍ SERÍA BABY YODA COMO UN POKÉMON
¿QUICKSILVER VOLVERÁ AL MCU?
DOUG BOWSER NOS REVELA SU VIDEOJUEGO FAVORITO
CYBERPUNK 2077 YA ESTÁ EN SU FASE FINAL DE DESARROLLO
MODERN WARFARE DOMINA LAS VENTAS DIGITALES DEL AÑO
WARNER QUIERE MÁS PELÍCULAS DE VILLANOS DE BATMAN
¿EL SNYDER CUT DE JUSTICE LEAGUE REALMENTE EXISTE?
FALLEN ORDER ES TODO UN ÉXITO EN VENTAS
HALO INSPIRÓ EL CYBERTRUCK DE TESLA
THE MANDALORIAN ES LA SERIE MÁS POPULAR EN EE.UU.
GODZILLA VS. KONG SE RETRASA A FINALES DE 2020

Review NFS HeatLa tercera es la vencida

No hay duda que los juegos de Need for Speed ocupan un lugar muy especial en el corazón de muchos videojugadores debido a lo longeva que es la franquicia. El primer juego de la saga debutó en 1994, simplemente llamado The Need for Speed, y la verdad es que en su momento fue un título que deslumbró muchísimo por su jugabilidad y apartado gráfico de ese entonces. Este proyecto impulsaría lo que ahora es una de las series de carreras más notorias en la industria, que no deja de consentir a sus fans con lanzamientos constantes y novedades en cada entrega.

En 2015, después de más de 20 juegos lanzados, Electronic Arts decidió reiniciar la franquicia con Need for Speed, un título que debutó en consolas actuales y que, sorpresivamente, dejó muy insatisfechos a los fans. Este fue uno de los primeros intentos de la distribuidora por apelar a las generaciones modernas, y era de pensarse que cometerían algunos errores. Dos años más tarde, llega Need for Speed: Payback, el segundo juego de EA tras haber reiniciado la serie, que lamentablemente siguió tropezando con la misma piedra que su antecesor, y una vez más, no fue del agrado del público. Ahora, con Need for Speed: Heat, Ghost Games busca ganar el corazón de los fans una vez más y recordarnos lo que hace tan genial a esta franquicia. ¿Lo habrá logrado? Averígualo en esta reseña.

¿Dinero o Credibilidad?

Need for Speed: Heat nos presenta a Palm City, una ciudad estadounidense que busca replicar la exoticidad de Miami y en general, de las regiones costeras del país norteamericano. Al iniciar el juego, podrás elegir entre unos cuantos avatars para designar a tu personaje principal, pues ahora la historia está mucho más centrada que antes, con una trama narrada por cinemáticas que la mayor parte del tiempo hacen un trabajo decente en guiarnos por todos los sucesos que se están llevando a cabo, pero tampoco creas que es para tanto, ya que no se puede poner más genérico que esto. Eventualmente podrás modificar un poco la vestimenta de tu personaje, pero la falta de personalización más profunda es algo que sí podría tener un fuerte impacto negativo en algunos jugadores. Aunque seamos honestos, la mayoría de nosotros prefiere mayor variedad en las piezas de nuestro auto que en nuestro avatar. Al igual que con los otros títulos de la franquicia, el apartado de la historia es el más débil de todo el juego y se ve que es en donde menos se invirtieron recursos.

Need for Speed™ Heat_20191109164131

En esta ciudad tendrás la oportunidad de competir en carreras durante el día y la noche, y dependiendo del horario que elijas, será el tipo de recompensa que obtengas, así como el estado del tráfico, que sin duda juega un papel importante en cada carrera. Hay dos tipos de ellas, las de la historia y las opcionales que nos otorgarán credibilidad callejera o dinero. La primera de éstas nos permitirá ir desbloqueando nuevas partes con los cuales puedes mejorar tu vehículo, y créeme, te recomiendo ampliamente no saltarte directamente a las carreras de la historia porque en las competencias más difíciles vas a necesitar de los mejores accesorios para salir victorioso. Gracias a un molesto sistema de “niveles”, por decirle de esa manera, te verás obligado a grindear en las etapas finales del juego. De no hacerlo, te vas a ver envuelto en un ciclo constante de frustración al tener que estar repitiendo carreras.

Por otra parte, el dinero sirve para comprar partes y motores que nos darán bonificaciones significativas a nuestro vehículo. Como te dije antes, es muy importante mantenernos actualizados con los mejores accesorios, por lo que yo te recomiendo mantener un buen balance entre dinero y credibilidad, ambas se complementan de una manera que simplemente funciona y nos incentiva a alternar entre día y noche.

Need for Speed™ Heat_20191109171520

Inteligencia artificial poco creíble

Una vez más, la icónica mecánica policíaca está de regreso, y esta vez, viene más potenciada que nunca. Al participar en carreras durante el día, no tendrás ningún problema con la ley, pues supuestamente éstas son reguladas. Sin embargo, las competencias clandestinas por la noche sí te meterán en problemas con el despiadado departamento de policías de Palm City, y deshacerse de ellos en ocasiones puede resultar bastante molesto.

Need for Speed™ Heat_20191109164208

El juego tiene un indicador de daños en tu vehículo, que, tal y como su nombre lo indica, nos ayudará a conocer el estado general en el que se encuentra. Lo interesante aquí está en que, podemos ir a toda velocidad y estrellarnos con algún edificio o alguna otra estructura, y no habrá grandes consecuencias, me atrevo a decir que casi ninguna. Pero si la ley nos alcanza, repentinamente nuestro auto se vuelve tan frágil como uno de juguete y cada raspón, colisión, y choque con alguna patrulla, nos dañará fuertemente. Si te atrapan, deberás pagar una suma de dinero que dependerá del nivel de “peligro” con el que hayas sido esposado. Y no creas que al terminar una carrera estarás libre de ellos, porque inlcuso una vez concluida, la justicia te seguirá persiguiendo, y si te atrapan, pues bueno, perderás tu progreso, pues el juego solo se guarda una vez que estás libre de peligro. En general, esta mecánica se me hace un poco desbalanceada, y parece estar hecha con el propósito de penalizar injustamente al jugador.

Esto no sería un problema tan grave si los controles también estuvieran un poco mejor diseñados. Si bien de entrada puede resultar un poco difícil el controlar tu vehículo, después de unas horas de juego se te hará realmente fácil adaptarte a su esquema de manejo. La mayor parte del tiempo son bastante responsivos, aunque de entrada, cuando vayas a alta velocidad, sí será un poco complicado de controlar, pero esto va desapareciendo poco a poco conforme mejoramos nuestro vehículo. Sin embargo, el verdadero problema para mí es el drifting, que a pesar de cumplir su función, la combinación de botones simplemente es algo muy incómodo de ejecutar. Es un poco difícil explicar la ejecución, y aunque eventualmente puede que te acostumbres, probablemente ya sea demasiado tarde. Esto podría arreglarse fácilmente con un parche, pero lo veo dudoso de que suceda.

Need for Speed™ Heat_20191109165019

Curva de dificultad inconsistente

En los niveles más avanzados, hay un enorme desbalance en cuanto a la dificultad de las carreras, y aunque ya mencioné esto anteriormente, aquí te lo explicaré más a detalle. Las competencias relacionadas a la historia tienden a ser mucho más complejas que las opcionales, por ninguna razón aparente. Esto te obliga a dos cosas: la primera, grindear en las carreras opcionales para obtener mayor credibilidad y dinero, fortaleciendo lo suficiente a tu vehículo para así aplastar a tus contrincantes sin mucho problema. La segunda, dejar de lado el grindeo, reducir la dificultad del juego, y esperar que la suerte esté de nuestro lado para que nuestros rivales cometan algún tonto error que nos dé la victoria.

Por cierto, hay tres niveles de dificultad: fácil, media y difícil. La diferencia entre estas dos últimas es sumamente notoria, ya que media y fácil se sienten casi igual, y probablemente no vayas a percibir muchos cambios, pero difícil realmente lleva las cosas a otro nivel sumamente alejado de lo que se nos presenta con las otras dos. Evidentemente esto no será ningún problema para los veteranos de la saga, pero no esperes que por dominar el juego en dificultad media ya puedes con la difícil, porque realmente no sabes lo que te espera.

Need for Speed™ Heat_20191109165042

Incluso en las bajas dificultades, una vez que llegamos a esta curva de dificultad, la inteligencia artificial se vuelve mucho más agresiva, enfocándose más en cómo chocarnos, que en ganar la carrera. Si combinamos esto con las persecuciones policíacas previamente mencionadas, tenemos un sistema que a más de uno le provocará enormes corajes y ganas de estrellar el control a la pared.

El juego se ve bien, corre bien y se escucha bien

Afortunadamente, el juego no presenta serios problemas técnicos y la mayor parte del tiempo los cuadros por segundo se mantienen estable, incluso cuando está lloviendo y hay múltiples vehículos en pantalla. Eso sí, se nota claramente la falta de atención en muchos aspectos visuales, como en algunos edificios o texturas que parecen sacadas de un juego de hace dos generaciones de consolas.

Creo que también vale la pena mencionar que cuando vamos a velocidades muy altas, hay ciertos objetos que aparecerán de la nada, esto debido a que el título no logra ponerse al corriente con el cargado de elementos. Generalmente esto no es un gran problema, ya que podemos embestir casi todo y no sufriremos mucha penalización en cuanto a nuestra velocidad, aunque sí vete con más cuidado cuando compitas cerca del océano, sobretodo en las curvas, pues si no llevas mucha ventaja sobre tus oponentes, una caída fácilmente podría costarte la victoria. Por cierto, aunque selecciones jugar de manera offline, por alguna extraña razón el juego decide conectarse a internet, así que si en algún momento llegas a perder la conexión, probablemente serás expulsado hacia el menú principal.

Need for Speed™ Heat_20191109171051

La banda sonora del juego se apoya fuertemente en ritmos latinos, así que si eres fan de este tipo de música, hay mucho que te gustará aquí. El poder del motor de los autos también es bien representado mediante el sonido, y cuando activas el turbo realmente se puede sentir su potencia a través de las bocinas de tu televisión. De vez en cuando llegue a presentar raros bugs donde mi auto seguía escuchándose como si todavía fuera a 100 km por hora cuando estaba estacionado. No me pasó más de tres veces, pero igual vale la pena mencionarlo.

Need for Speed™ Heat_20191109170639

Si eres fan de este tipo de juegos, te consideras dominar por completo Need for Speed: Heat, y necesitas un nuevo desafío, entonces también podrás conectarte en línea e invitar a jugadores reales a tus carreras. Esto te dará más dinero o credibilidad, dependiendo del horario que elijas. Este sistema no es perfecto, más de una vez tuve problemas con los servidores, desconectándome de carreras, y en ocasiones llegó a tardar mucho tiempo el encontrar a alguien con quien jugar. Eso sí, por el momento parece que no hay ningún tipo de microtransacciones, así que al menos ya no tendremos esos típicos problemas de desbalance que suelen generar este tipo de mecánicas. Te estoy viendo a ti Ghost Recon: Breakpoint.

Casi, pero todavía no están ahí

Este título hace muchas cosas bien, la personalización me pareció muy bien realizada y hay una buena variedad de automóviles para todos los gustos. El apartado técnico también está bien optimizado, la mayor parte del tiempo, y las gráficas lucen increíbles en las carreras nocturnas. El poder elegir entre el horario del día también es algo que se agradece, y puedo ver esto como un factor recurrente de ahora en adelante. Desafortunadamente, hay elementos que no están del todo refinados y que al parecer sus desarrolladores no probaron puntualmente antes de lanzar el juego. Una inteligencia artificial poco creíble, un sistema de daños injusto con el propósito de agregar más tiempo de juego innecesario, y una  progresión basada en el grinding, restan grandes puntos a lo que pudo llegar a ser una entrega mucho más sólida. Aunque claro, mucho de lo que aquí te menciono dependerá del tipo de jugador que seas y tu postura respecto a este tipo de títulos, sin embargo, no podemos negar algunas de las incompetentes mecánicas que se nos presentan y que considero importante mencionar.

Need for Speed: Heat es un juego de mundo abierto con carreras de por medio, en donde se ve que Ghost Games ha estado tomando notas sobre los errores de entregas pasadas, y está buscando hacer las paces con esta leal base de jugadores, que año tras año siguen adquiriendo sus títulos, aún después de múltiples tropiezos en el pasado. A pesar de todos sus aspectos positivos,  es evidente que la franquicia aún tiene muchas cosas por resolver antes de convertirse en lo que alguna vez la hizo tan especial, pero Heat es sin duda un paso en la dirección correcta. No esperes que este sea el Need for Speed que tanto has estado esperando, pero si puedes sobrepasar los elementos negativos, te espera una densa y entretenida experiencia, que seguro dejará satisfecho a más de un fan. Hay muchos elementos rescatables para el futuro, no me cabe duda, y con un poco más de énfasis en la optimización de los mismos, puedo ver que la saga poco a poco recuperará ese prestigio que se ha ido perdiendo con el tiempo.

Rodolfo León
Editor en atomix.vg Gamer, cinéfilo y amante de la cultura pop. Twitter: @remi_leon