Advertisement

Los momentos más hot de Dragon Ball

TRENDING

Si nos ponemos a recordar, Dragon Ball comenzó como una serie muy diferente a lo que ahora conocemos: un shonen enfocado en las peleas. En su momento, Akira Toriyama quería hacer una aventura que reuniera a varios personajes, un joven héroe que despertaría ante su poder, así como la búsqueda por las Esferas del Dragón. Pero algo que estaba muy de la mano con todo este tema eran los momentos pícaros o picantes, especialmente por sus chicas, así como la inocencia de Gokú tras haber vivido alejado de la sociedad durante sus primeros años.

Dicho esto, repasemos algunos de los momentos más hot en la historia de Dragon Ball. ¡Nostalgia, ven a mí!

Nota: Algunas imágenes podrían no considerarse seguras para ver en lugares públicos o por menores de edad. ¡Advertido(a) estás!

ROSHI NO PIERDE OPORTUNIDAD CON NO. 18

En Dragon Ball Z, un incidente hizo que el Maestro Roshi cayera muy cerca de la Androide no. 18; tanto, que Roshi no se resistió a sus encantos. Por supuesto, esto no se quedó así nada más, ya que la hermosa chica le dio su merecido al viejo maestro.

BULMA HACE LO IMPENSABLE POR UNA ESFERA DEL DRAGÓN

Ahora nos remontamos a los inicios de Dragon Ball, cuando la joven Bulma se apoyó en Gokú para reunir el resto de las Esferas del Dragón. Roshi nunca se pudo mantener alejado de las chicas guapas y menos de una como Bulma, aunque curiosamente, ella siempre le dejó muy claro que sus deseos no eran correspondidos… ¡Claro! Menos esa ocasión en que Bulma necesitaba su Esfera del Dragón.

CUANDO GOKÚ QUISO BAÑAR A BULMA

Volvemos a los tiempos en que Gokú seguía siendo muy pequeño e inocente; tanto, que ver a Bulma bañarse (una chica pues) no le causaba ningún temor mientras ella se bañaba. ¿Y qué había de compartir la cama? Gokú se asombraba por las “diferencias” anatómicas entre Bulma y él.

MARON, MARON Y MÁS MARON

¿Te acuerdas de ella? Sí, uno de los personajes más candentes de Dragon Ball es nada menos que Maron, quien tampoco se salvó de las perversiones de Roshi. En esta secuencia que fue censurada en muchas partes del mundo, Maron lucía un encantador traje de baño y que, tras llamar “abuela” a Milk, desata su ira. Lo que empieza como un Maestro Roshi defendiendo a la jovenzuela termina como una oportunidad pervertida.

OOLONG SE HACE PASAR POR BULMA Y LE ENSEÑA LOS PECHOS A ROSHI

Y seguimos con la búsqueda por las Esferas del Dragón. Como siempre, la ayuda de Roshi no llegaba “gratis” y el precio que Bulma tenía que pagar era darle un beso… cosa que no sucedería. La chica le pide a Oolong que se transforme en ella y salde su deuda, pero éste cruza la línea del beso y decide “tomar la iniciativa” de mostrárle sus pechos a Roshi.

YAMCHA VE A BULMA MIENTRAS SE BAÑA

Yamcha, independientemente de la burla por sus muertes y poco poder, comenzó como un villano en Dragon Ball y que, con el tiempo, se convertiría en uno de los Guerreros Z. También estuvo enamorado de Bulma durante una buena etapa del animanga y, en una de esas secuencias donde despertaba su amor por ella, se le ocurrió verla… para encontrarse con algo realmente hermoso. Esta es solo una de las secuencias en las que Yamcha vería más de lo evidente en Bulma.

KRILLIN LE BAJA LA BLUSA A BULMA… FRENTE A ROSHI

Remontándonos a un enemigo peculiar, sí, el Hombre Invisible, al que Yamcha se comienza a enfrentar; después, recibiría la ayuda de Krillin de una manera bastante curiosa: el pequeño decide bajarle el vestido a Bulma y aprovechar el clásico “chorro de sangre nasal” para darle forma al enemigo. ¿Recuerdas esa secuencia? Sí, pertenece a la saga del palacio de Uranai Baba.

BULMA LE MUESTRA SU ROPA INTERIOR A GOKÚ

De nuevo, la búsqueda iniciada por Bulma para las Esferas del Dragón le llevó a conocer a Gokú, quien poseía una de ellas como recuerdo del abuelo Gohan. Esta secuencia en particular también pertenece al anime original, pero te mostramos la que apareció en la película Dragon Ball: Saikyou e no Michi (1996) donde la jovencita heredera de la Corporación Cápsula no duda ni un momento en mostrarle sus atributos al pequeño Gokú para lograr su objetivo. ¿Lo curioso? Gokú no sabía ni qué estaba sucediendo.

¿Cuál otro momento picante recuerdas de Dragon Ball?