Advertisement

Los Editores – Jugando con los sueños

TRENDING



Si hay un gusto comparable con el de jugar videojuegos es el descanso reparador del sueño. Después de un día de trabajo duro no hay nada mejor que acostarse a descansar y poder dormir profundamente.  ¿No les ha pasado que los juegos también entran en sus sueños?

Algo que me sucede es que para relajarme y terminar el día, no puedo dejar de jugar algo antes del momento en que cierro los ojos para dormir; ya sea en una portátil, o en la consola casera, mi última acción del día casi siempre tiene que ser jugar algo para eliminar cualquier tensión y estrés. Hace ya un buen tiempo, esta acción la compartía con mi madre y ambos jugábamos en nuestras portátiles hasta que el sueño terminaba por vencernos y teníamos que recurrir al descanso; algo bien extraño sucedía con ella que, jugando Dr. Mario en el GBA, llegaba a quedarse dormida pero no por ello perder la puntuación y la partida que seguía como por inercia y de manera inconsciente muchas veces hasta que se daba cuenta de lo que sucedía y tenía que apagar la consola para descansar.

A mi también me llega a suceder en algunas ocasiones en las que estoy disfrutando de algún juego y me quedo dormido en momentos en los que sigo jugando sin darme cuenta que lo sigo haciendo; es una sensación muy extraña en la que el juego se mezcla con el sueño en algo muy extraño que también se disfruta.

Otro fenómeno que relaciona a mis sueños con el juego surge de la obsesión que ocasiona el no poder pasar algo en específico o ser partícipe de intensas batallas competitivas; en el mundo de los sueños se sigue la partida imaginaria en la que el subconsciente sigue intentando alcanzar la gloria en alguno de los juegos en los que se participó antes de dormir.

Otra experiencia que relaciona el mundo del juego y el del sueño surge el deseo parecido al de un niño, cuando se quiere mucho un nuevo hardware o juego en específico, siendo que en los sueños aparece recurrentemente el producto deseado por varios días antes de adquirirlo hasta que lo tienes en tus manos. Es un sentimiento de desesperación que hace que lo que tanto quieres se haga realidad en el mundo de los sueños donde se va disfrutando con anticipación. A mí me pasa sobre todo cuando voy a comprar una nueva consola y me emociono bastante.

Una de mis fantasías de adolescente era que en un futuro pudiera crearse una consola que precisamente nos permitiera jugar en un estado parecido al que se siente cuando se está soñando. Algo que te indujera a un estado de relajación total y te desconectara de este mundo, llevándote a un mundo de sueños, pero con cierta conciencia para tener control de mucho de lo que sucede ahí y saber en qué momento regresar a la realidad. Creía que sería algo mucho más disfrutable que sólo la realidad virtual, pero también algo absurdo y muy difícil de lograr.

Disfruten de sus juegos y también de sus sueños. Siempre hay que descansar lo suficiente para poder rendir como se debe en la jornada diaria de trabajo, por lo que las desveladas en los juegos que tanto nos apasionan no siempre son lo más sano para nosotros aunque también las disfrutemos.

¡Excelente semana, comunidad, y dulces sueños!


Emilio Reyes
Llevando a la comunidad de Atomix las mejores noticias y contenidos especiales sobre videojuegos