La verdadera pasión de Hideo Kojima

TRENDING

LA REUNIÓN DE FRIENDS SE SUSPENDE INDEFINIDAMENTE
YA HAY FECHA PARA EL REGRESO DE LOS ANIMANIACS A LA TV
NUEVO MEGA PACK DE PS4 LLEGARÁ A LATINOAMÉRICA ESTE MES
FILTRAN GAMEPLAY DEL MULTIJUGADOR DE TLOU II
YA ESTÁ DISPONIBLE UN NUEVO JUEGO DE GAME OF THRONES
PRONOSTICAN AUMENTO DE PRECIO EN BOLETOS DE CINE
DAN LUZ VERDE PARA JOHN WICK 5
UN NUEVO VENGADOR PODRÍA LLEGAR A FORTNITE
ESTE RECONOCIDO ESTUDIO ESTÁ AYUDANDO CON EL DESARROLLO DE HALO INFINITE
LA BETA DE XCLOUD YA NO FUNCIONA EN IOS
REPORTAN QUE SFVI ESTÁ TENIENDO UN DESARROLLO PROBLEMÁTICO
UN REBOOT DE REN Y STIMPY YA ESTÁ EN DESARROLLO
YA NO HABRÁ MÁS PERSONAJES EXCLUSIVOS DE MARVEL'S AVENGERS
ÉSTE ES EL LOGO OFICIAL DEL NUEVO ESCUADRÓN SUICIDA
SE FILTRAN SUPUESTAS FOTOS DEL DUALSENSE EN COLOR NEGRO

atomix_verdadera_pasion_kojima

Sin temor a equivocarnos, podemos decir que Hideo Kojima es uno de los desarrolladores  de videojuegos más importantes de todos los tiempos. Obras como Metal Gear Solid nos han marcado para siempre, mismas que dejan entrever el enorme gusto que el japonés siente por las ciencias cinematográficas, pues normalmente, sus títulos están muy enfocados a la parte cinemática y narrativa, esto claro, sin dejar de lado innovadoras mecánicas de juego.

A pesar de todo lo anterior, famosas redes sociales como Instagram y Twitter, nos han permitido darnos cuenta de la verdadera pasión de Kojima… la comida. Desde hace ya varios meses, el también creador del maravilloso Snatcher nos ha compartido varios de sus platos favoritos de comida. Por tal motivo, decidimos seleccionar las mejores fotografías de este tipo publicadas por el aclamado diseñador.

Concluimos en que Kojima es fan de los caldos, y así como nosotros le entramos a un buen mole de olla, el japonés no puede resistirse ante una sopita caliente que le recuerde a la comida casera de su infancia.

   

   

    Será muy exótico y trotamundos pero nadie se puede resistir a la comida mexicana.

Y de postre, el antojadizo desarrollador no puede evitar seguir siendo exótico. Le entra tanto a gusanos de chocolate blanco como a pasteles con forma de reactores nucleares. Por supuesto, con su respectivo cafecito.

 

 

Finalmente, a todos se les puede pasar la mano con la comida y terminar empachados. Para eso siempre hay cura.