Advertisement

Juegos que esperamos de E3: Assassin’s Creed

TRENDING



Diez años son los que han pasado desde que inició una serie con la que Ubisoft descubrió que jugar con la historia es bastante llamativo para los videojugadores, por lo que prácticamente sin descanso el publisher francés publicó una larga lista de juegos principales y spin-offs de la serie. Desde las aventuras de Altair hasta la película en la que vimos a Aguilar de Nerha a inicios de este año, son tantos productos de la serie que es complicado conocer a la perfección todas y cada una de las aventuras de los Asesinos contra Templarios a lo largo de la historia.

Para esta serie no hay imposibles en cuestión de temporalidad y espacios, pues tuvimos aventuras medievales con Altair, conocimos la Italia del Renacimiento al lado de Ezio Auditore, encendimos el fuego de la revolución americana siguiendo los pasos de Connor, fuimos piratas con Edward Kenway, vivimos la revolución francesa con Arno y Elise para finalmente liberar a los oprimidos de la revolución británica con los hermanos Frye; eso tan sólo por mencionar los juegos principales de una saga que prácticamente no ha tenido descanso en una década.

Finalmente llegó el momento de hacer un alto, replantear un poco las cosas y pensar realmente en esa experiencia definitiva y novedosa para un fan de la serie que posiblemente con el paso de los años se ha cansado. Aunque tuvimos los spin offs de Assassin’s Creed Chronicles y la película en 2016, fue un año en el que hubo ausencia de un juego en la serie principal de la franquicia y ahora sabemos que ese receso para la saga fue realmente corto pues Ubisoft ha confirmado que en E3 veremos lo nuevo de Assassin’s Creed.

La decadencia de los últimos años

Todos los tráilers que vimos en su momento de Assassin’s Creed Unity no dejaban de sorprendernos y es que gráficamente, el juego inspirado en la revolución francesa era muy ambicioso al ser el primero completamente dedicado a la actual generación de consolas. Llegó su momento y también es cierto que no ostenta notas muy bajas de la crítica, si bien no lo calificamos tan alto como anteriores juegos de la serie, la verdad es que lo que jugamos de forma anticipada previo a su estreno no se encontraba tan invadido de bugs como las versiones que llegaron luego de los parches día uno.

Fue cuando Unity llegó al mercado que aunque nadie pudo quejarse de lo excelente que se retrató la ciudad de Paris, su multijugador cooperativo que nunca funcionó como debería y abundantes problemas técnicos que parecían seguir aumentando con el paso de los parches provocaron un verdadero escándalo que golpeó fuertemente la franquicia.

Al siguiente año llegó Syndicate inspirado en la Revolución Industrial, nuevo estudio desarrollador a cargo y olvidándose completamente de modos multijugador o aquellas multitudes de NPCs que tenía Unity y que aunque daban mucha vida a la ciudad también eran causa de sus mayores problemas. Syndicate fue un juego muy calculado, que tomó la fórmula que siempre le funcionó a la saga, que se olvidó de los experimentos con el gameplay de Unity en el parkour y el combate para regresar a terreno conocido, y desafortunadamente aunque es un juego bastante bueno, muchos se quedaron con la mala fama de su predecesor para no darle el voto de confianza.

El reto de Assassin’s Creed, mucho más que ofrecer un juego libre de bugs

Una década para la serie se nota demasiado cuando vemos que los primeros juegos fueron ampliamente aclamados por sus aportes al género de los mundos abiertos, y los últimos títulos cayeron en un ambiente viciado en el que ya esa fórmula se sentía muy superada.

Más allá de superar los problemas técnicos de los últimos juegos que se nos ofrecieron, el reto que tiene un nuevo Assassin’s Creed es volver a enamorar a sus fans en primer lugar con un gameplay novedoso y en segundo lugar con una historia enganchante.

El nuevo Assassin’s Creed si quiere destacar deberá olvidarse de la “fórmula ganadora” de la serie, quizá haya algo más atrevido que simplemente una vez más andar escalando atalayas para revelar el mapa y juntando plumas dispersas por los tejados. Ubisoft se debe volver a arriesgar como lo hizo con Unity –sin los resultados deseados– a hacer algo diferente pero bien pulido y libre de fallas técnicas, un juego que nos ofrezca un sistema de combate novedoso y divertido, acompañando lo más importante que será realmente darle un nuevo toque fresco a lo que conocemos como mundo abierto, género que no puede seguir con los mismos convencionalismos de hace una década.

¿Qué sabemos del nuevo Assassin’s Creed?

De forma oficial únicamente hay un logotipo amarillo, el resto ha llegado de rumores y supuestas filtraciones.

Si lo que dicen todas esas filtraciones es correcto, el nuevo título llevaría por nombre Origins y sería una precuela de la saga en la que veríamos tiempos mucho más antiguos que la época que vivió Altair. Todos apuntan a que nos llevará a Egipto.

Los rumores también apuntan a que regresará el combate marítimo y que al igual que los predecesores inmediatos de este título nos dejarían controlar a un par de asesinos, tanto un hombre como una mujer. Si la filtración de una playera con el personaje principal no resulta ser falsa, incluso sabríamos que el protagonista llevará el nombre Ba Yec.

Resulta increíble la cantidad de información que supuestamente se ha filtrado y en este momento es incluso atrevido darle la completa confianza a todos esos datos y material visual que vienen de fuentes no oficiales, por lo que quizá lo más sensato sea esperar ya poco más de una semana para saber si todo lo que se ha venido diciendo es real o una broma muy bien elaborada.

¿Qué podemos esperar en E3 2017 del nuevo Assassin’s Creed?

Primero que nada un tráiler llamativo y cinemático que revele el concepto general del juego; también será importante que se comparta un clip con gameplay para que todos los fans alrededor del mundo sepan qué será lo que ofrecerá como novedades respecto al resto de los juegos de la franquicia.

En segundo lugar, será muy importante que Ubisoft se gane la confianza de los medios dejándolos jugar para que se convenzan por sí mismos si es que realmente se trata de un buen regreso a la saga. No podemos darnos el lujo de que sucediera lo que pasó con Unity que prácticamente nadie pudo ver gameplay hasta que llegaron las copias de reseña unos días antes del lanzamiento del juego, porque entonces se generaría un fuerte clima de desconfianza.

Si tuviéramos que adivinar fecha de lanzamiento del nuevo Assassin’s Creed, muy posiblemente pudiéramos pensar que estaría llegando en otoño de este año, o si no posiblemente irse a primavera de 2018 y así evitar la competencia con todas las series anules de todos los publishers.

A ustedes, ¿Qué cambios consideran que le urgen a la serie Assassin’s Creed para volver a ser una de las más relevantes de la industria? ¿qué esperan de este nuevo juego de la serie?


Emilio Reyes
Llevando a la comunidad de Atomix las mejores noticias y contenidos especiales sobre videojuegos