Advertisement

Hands-On: Dead Space 3

TRENDING

Me encantan los videojuegos, pero soy fan de cualquier historia de ciencia ficción y del género de terror. Es por eso que le tengo un cariño especial a la serie Dead Space. Hoy tuve la oportunidad de probar la tercera entrega en las oficinas de Electronic Arts y me toca compartir con ustedes mis primeras impresiones.

Sentimiento familiar

A pesar de que es la tercer parte, se siente como una entrega muy fresca en términos de emoción y atmósfera más que de controles y gameplay. Desde el principio queda claro que los chicos de Visceral saben cómo ponerte en el lugar y engancharte a la historia. Esto es algo que han logrado desde la primera entrega, pero creo que en esta ocasión será más latente el empeño en la narrativa y ustedes mismos lo notarán desde el prólogo.

El regreso del héroe

¿Qué sería de Dead Space sin su héroe, Isaac Clarke? Pues en esta ocasión tiene más fuerza que nunca, y por supuesto que no hablamos del aspecto físico del personaje, sino de su presencia. Para empezar, veremos a un Clarke más humano, más expresivo y mucho más complejo. Creo que aquí, Visceral dio en el clavo, pues encaja de una manera especialmente bella con los retorcidos escenarios y situaciones que tienes que librar.

Si recuerdan, en el primer juego nos presentaron a un Isaac Clarke con quien de algún modo te podías identificar al no tener rostro o voz. Posteriormente decidieron darle más vida en Dead Space 2, pero aquí podremos conocer aspectos más humanos de él. Y no es tarea fácil, sobretodo considerando que ahora luchará al lado de John Carver, otro personaje que contrasta de manera asombrosa con nuestro protagonista.

¿Me da unos pañales y un papel higiénico, por favor?

Algo que siempre he admirado de Dead Space es que se conserva como uno de los juegos de terror más grandes de esta generación. Y a pesar de que Dead Space 3 tiene una gran dosis de acción desde los primeros momentos, está bien balanceada con el sentimiento de abandono y desesperación que dan los lugares cerrados y llenos de necromorfos. Dead Space 3 será un juego que definitivamente tienes que jugar de noche y a todo volumen.

Y retomando un poco, los momentos de acción sí se sienten un poquito fuera de lugar, pero creo que es una buena adición para darle un poco más de variedad, aunque me da miedo que los desarrolladores vayan a seguir con esta tendencia de acción y dejar de lado el terror y la exploración que hizo clásica a la serie.

¿…y esto dónde va…?

Para los que no sólo les gusta desmembrar zombies espaciales y esquivar proyectiles, vuelven los puzzles a Dead Space. Estos están muy bien logrados y te pondrán a pensar por un buen rato, algo que quizá te ponga muy nervioso si estás en un cuarto completamente oscuro lleno de ruidos de dudoso proceder. Pero sí, no hay nada como mover trenes con tu poder de Kinesis.

Otra cosa que noté es el buen ritmo que tiene el juego. Si tienes pensado jugar unos 15 minutos, seguro se convertirán en una hora. Esto es algo que se logra con una buena historia, escenarios memorables y la mezcla perfecta entre acción y el sentimiento de “por favor, que no me salga nada de ese hoyo en la pared”.

Algo que quizá no me gusto tanto fue el exceso de cinemas. Por una parte siempre son bienvenidos y en Dead Space 3 son MUY espectaculares, además de que entiendo que existan muchos al comienzo de la historia, pero creo que si no ponen mucha atención en esto, el juego podría caer en la misma línea de otros que no mencionaré pero que son de aquellos en los que prácticamente te la pasas viendo videos.

Fuera de esto, los personajes están muy bien logrados y cuentan con animaciones impresionantes. Y por supuesto que el trabajo de voz continua siendo excelente, tanto para nuestro héroe, Isaac Clake, como para sus compañeros y enemigos.

Dead Space 3 pinta para ser un título excelente. Lo mejor es que todavía queda el modo multijugador y el cooperativo, que hacen su arribo en esta entrega. Mi primera impresión me dejó un muy buen sabor de boca y ahora hay que esperar un poco más para leer la reseña del buen @urovoros.