Advertisement

El incierto arranque de Google Stadia

TRENDING

Stadia

Puede ser que el futuro no sea ahora después de todo. El pasado 19 de noviembre, Google finalmente lanzó la primera versión de Stadia, servicio de streaming de videojuegos que hizo grandes promesas como por ejemplo, la posibilidad de jugar títulos AAA en 4K y 60 cuadros por segundo con conexiones no superiores a 30MB/s, esto claro, de manera remota, sin la necesidad de descargar los juegos y con requerimientos de hardware mínimos como algunos dispositivos con Android o Chromecast. El estreno se dio en 14 diferentes países principalmente de Europa, además de Estados Unidos y Canadá y sin fecha de llegada a Latino América. Los resultados hasta ahora han sido mixtos, pues algunos de los objetivos se han cumplido pero de manera general, se tiene una percepción de que el servicio no estaba listo para llegar al mercado.

Estos primeros días de vida de Stadia no han hecho más que nublar el futuro y levantar aún más preguntas de las que ya teníamos sobre cómo es que su concepto podría cambiar por completo la forma en la que consumimos videojuegos. La principal razón de lo anterior es que si bien, el servicio luce como toda una revolución, la verdad es que ni Google ni ninguno de nosotros tenemos idea de qué mercado es el que está buscando conquistar. Por un lado, los considerados “casuales” probablemente ni siquiera sepan de su existencia o cómo es que funciona y por el otro, los jugadores tradicionales creo que seguimos estando lejos de querer deshacernos del hardware dedicado que descansa cerca de nuestras televisiones hoy en día.

Otro gran problema que seguro alejará a cualquiera que se pueda interesar en Stadia, es el hecho de que los $10 dólares mensuales que pagas de suscripción, solo te dan el derecho de usar el servicio para streamear alguno de los 18 juegos que actualmente son compatibles y claro, Destiny 2, el cual sí viene incluido con la suscripción. Es decir, además de pagar dicho dinero, tú debes de comprar por aparte los títulos que te interesan jugar. En efecto, es como estar rentando una consola que no vive en tu casa pero que claro, requiere de software adicional para funcionar. Por ejemplo, Red Dead Redemption 2 se vende por $60 dólares al igual que Shadow of the Tomb Raider. Sí, precio completo como si fueran juegos recientemente lanzados.

Lo anterior choca fuertemente con la conceptualización que la mayoría de las personas tiene sobre este tipo de servicios de streaming, principalmente gracias a Netflix, pues estamos fuertemente acostumbrados a pagar cierta cuota y con ello, entrar a un Buffet de contenido en el que se nos permite comer tanto como podamos. Aquí hay que entender que el costo de tener un servidor con un chip x86 de Intel corriendo a 2.7GHz con una tarjeta AMD de última generación lista para gaming 4K, no se compara con estar reproduciendo series y películas. Como sea, creo esto en específico va a causar mucha confusión entre los consumidores cuando varios de ellos paguen la entrada a Stadia y se den cuenta de que están rentando una consola o PC de Gaming que no incluye juegos como tal.

Google-Stadia-2-e1574093979583

Pasando un poco a la perspectiva que tenemos quienes consumimos videojuegos de manera mucho más intensa, solo basta con ver las primeras reseñas y análisis que han salido de Stadia, las cuales, confirman lo que ya nos veíamos venir. El desempeño de la gran mayoría de juegos disponibles está lejos de lo que tenemos actualmente con nuestros hardwares caseros, esto claro, en temas de calidad de imagen y audio, así como del famoso input lag, el cual, no se ve reducido ni con conexiones que superan los 100MB/s haciendo que algunos títulos sean injugables… aunque corren, eso sí. Todo un logro por donde se le mire.

Dicho todo esto, regreso a la pregunta de: entonces ¿para quién es Google Stadia? Por ahora, creo que solo para un nicho muy complicado de identificar de curiosos que seguramente están deseosos de poder ser los primeros en formar parte de lo que algunos llaman una revolución dentro del medio. ¿Cosas como que no haya con quien jugar Destiny 2 en estos los primeros días de servicio son indicativo de que se fracasó rotundamente? Creo que no, creo que justamente por lo nuevo que es todo esto, se necesitará de una buena cantidad de tiempo para ir perfeccionado los defectos y así, cumplir esas promesas que suenan imposibles ahora más que nunca.

google-stadia-preview-impressions

Por supuesto que al final, solo Google sabrá cuánto tiempo podrá resistir perder dinero con un prometedor, pero arriesgado servicio y mientras tanto, Microsoft mira de lejos lo que se está haciendo mal y lo que se está haciendo bien con Stadia para seguramente en poco tiempo, hacer su propio intento con Project xCloud. 

Lo que podemos concluir por ahora es que si estabas esperando a que Stadia llegara como este mesías que eliminaría la necesidad de gastar $400 dólares o mucho más para tener una experiencia de gaming AAA como se debe, te diríamos que mejor esperes sentado, pues es claro que el concepto sigue en pañales y con muchas cosas por aprender.


Alberto Desfassiaux
Editor en Jefe de Atomix. No me gustan los videojuegos... ¡adoro los videojuegos!