David Cage y Quantic Dream en el ojo del huracán ante acusaciones de conductas tóxicas dentro del estudio

TRENDING

EL SWITCH PRO PODRÍA USAR PANTALLAS MÁS POTENTES
HALLE BAILEY RESPONDE A CRÍTICAS NEGATIVAS
REGGIE LE CONTESTA A TRUMP SOBRE ACUSACIONES DE VIDEOJUEGOS
DEATH STRANDING PODRÍA NO SER UNA EXCLUSIVA
DBZ: KAKAROT NO TENDRÁ DOBLAJE LATINO
ANGRY BIRDS 2 SE POSICIONA COMO LA MEJOR ADAPTACIÓN DE VIDEOJUEGOS
DEL TORO YA TIENE SU ESTRELLA EN HOLLYWOOD
DUCKTALES REMASTERED SE IRÁ DE TIENDAS DIGITALES
TRUMP CULPA A VIDEOJUEGOS POR VIOLENCIA EN EE.UU.
LA ESA LE RESPONDE A TRUMP ANTE COMENTARIOS NEGATIVOS
UN HOMBRE ROMPE SU PS4 PARA PROTESTAR
HILLARY CLINTON NO CULPA A LOS VIDEOJUEGOS POR VIOLENCIA
KOF 15 YA ESTÁ EN DESARROLLO

La situación es la siguiente: varios medios francoparlantes reportaron fuertes acusaciones en contra de Quantic Dream, estudio detrás del próximo Detroit: Become Human. Con pruebas gráficas y entrevistas, lo que describieron fueron supuestas prácticas nada sanas en el equipo. Por su parte, Quantic Dream ha rechazado categóricamente todo lo anterior asegurando que ya presentaron una denuncia en contra quienes han publicado esta información.

Volvamos con las publicaciones (Le Monde, Canard PC, Mediapart), allí se mencionan, entre otras cosas, que los líderes del estudio, David Cage y Guillaume de Fondaumière, tienen actitudes inadecuadas con su staff: conductas ofensivas, sobreexplotación y también la falta de medidas en contra de bromas racistas o sexistas.

Tanto Cage como Fondaumière se han dicho “sorprendidos” por estas acusaciones. Por su parte Mediapart hizo públicas algunas imágenes editadas en donde varios colaboradores del estudio hacen poses y gestos ofensivos; se estima que hay al menos 600 de éstas que datan de 2013. Cuando un miembro del área de tecnología las descubrió se hizo cargo de denunciarlas pero al parecer los propios jefes estaban incluidos en los correos por donde circulaban.

Las acusaciones también apuntan a un Cage autoritario y con pocas consideraciones con la parte femenina del estudio; se le ha llegado a señalar por hacer bromas sexistas e incluso de hablar mal de las mujeres con las que ha trabajado.

Como se pueden imaginar, David Cage ya dio declaraciones al respecto, describiendo las denuncias como “ridículas, absurdas y grotescas.” Y agregó:

“¿Quieren hablar sobre homofobia? Trabajo con Ellen Page, quien lucha por los derechos LGBT. ¿Quieren hablar sobre racismo? Yo trabajo con Jesse Williams, quien lucha por los derechos civiles en Estados Unidos. ¡Júzguenme por mi trabajo”

Guillaume de Fondaumière también ha sido acusado. En su caso se debe a que hace “más contacto con sus besos de lo que es apropiado”, haciendo referencia a los besos acostumbrados en los saludos franceses. Él también ha negado todo, haciendo énfasis en que no le coquetea a nadie en el staff.

Fondaumière, desde su cuenta oficial en Twitter, hizo públicas las acciones que el estudio tomará contra las acusaciones e invitó a los interesados a contactar a los representativos de empleo y al comité de salud.

“Valoramos a cada persona que trabaja en Quantic Dream. Es lo más importante para nosotros mantener un ambiente seguro que nos permita canalizar nuestra pasión por hacer videojuegos”.

¿Cómo creen que se resuelva este caso?

 

Fuente: Eurogamer

Aureliano Carvajal
Feature Editor en Atomix. Más cercano a Liverpool que el propio Ringo. Pro Pokémon tipo planta