Review – Xbox One X

TRENDING

5 GRANDES OFERTAS EN CONSOLAS PARA EL BUEN FIN
10 GRANDES OFERTAS EN VIDEOJUEGOS PARA EL BUEN FIN
ZELDA: BOTW ELEGIDO JUEGO DEL AÑO EN LOS GOLDEN JOYSTICK AWARDS
FALLECE HIROMI TSURU, VOZ JAPONESA DE BULMA
SWITCH FUE LA CONSOLA MÁS VENDIDA DE OCTUBRE EN NORTEAMÉRICA
SWITCH ENTRE LAS MEJORES INVENCIONES DEL 2017, SEGÚN TIME
SUPER MARIO ODYSSEY, EL JUEGO MÁS VENDIDO DE OCTUBRE
GOTENKS, GOHAN ADULTO Y KID BUU SE UNEN A DRAGON BALL FIGHTERZ
LOS TRAVIESOS YA PUSIERON HOMEBREW EN EL SWITCH
EA APAGA TEMPORALMENTE TODAS LAS MICROTRANSACCIONES DE SWB2
FILTRAN IMÁGENES DEL TRÁILER DE AVENGERS: INFINITY WAR
MOVIE REVIEW – JUSTICE LEAGUE
MARIO ODYSSEY RECUPERA LA CIMA DE VENTAS EN JAPÓN
XBOX ONE X VS. XBOX ONE S: ¿CUÁL DEBERÍAS COMPRAR?
ESCUCHA HABLAR A PIKACHU POR PRIMERA VEZ
ASÍ APROVECHAN R.E: REVELATIONS 1 Y 2 AL SWITCH
AL XBOX ONE X LE FUE MAL EN SU ESTRENO EN JAPÓN
COCO ES YA LA PELÍCULA ANIMADA MÁS EXITOSA DE LA HISTORIA EN MÉXICO
LISTA COMPLETA DE NOMINADOS A THE GAME AWARDS 2017
¡ATOMIX FORMA PARTE DEL JURADO PARA THE GAME AWARDS 2017!
COMIENZAN A LLEGAR LAS CIFRAS DE VENTAS DEL XBOX ONE X
ZELDA: BREATH OF THE WILD SALVÓ A ALGUIEN DEL SUICIDIO
NINTENDO VUELVE A REGISTRAR A SUPER SMASH BROS.
YA SE PLANEA UNA PELÍCULA ANIMADA DE SUPER MARIO
REVIEW – STAR WARS: BATTLEFRONT II

Hace cuatro años, el Xbox One llegaba a las estanterías de casi todo el mundo; la consola lo hacía bajo un gran ambiente de grandes expectativas, ya que lo poco que se había mostrado sobre ella había generado dudas. ¿De qué tipo? Básicamente, muchos pensaban que la tecnología que Microsoft habría de incorporar tenía muchos obstáculos y, quizás, no se compararía con el éxito que el Xbox 360 fue desde un inicio, a pesar de los problemas de sobrecalentamiento de su sistema, pero que ahora se utiliza como caso extraordinario en los negocios.

Este lapso de tiempo no ha sido nada fácil para el Xbox One, aunque tras dos revisiones, podemos decir que la compañía de Seattle está explorando terrenos que muchos no pensábamos ver pronto entre las consolas: el mercado Premium. Y es que industrias como Apple o Samsung, en el sector de tecnología, han comprobado lo fructífero que puede resultar los retoques en los teléfonos móviles, pero ¿las consolas? ¡Qué va! O eso pensábamos hasta hace poco. Bajo el cobijo de Phil Spencer, el jefe de la división de Xbox, le damos la bienvenida al Xbox One X, la consola más poderosa del mercado actual.

Mientras un amplio sector del entretenimiento electrónico apuesta por las experiencias tradicionales, Xbox sabía que su situación era la idónea para romper con sus propios esquemas de negocio y apostar por los usuarios más exigentes, cuyo factor diferenciador sería el que un título con el mayor provecho en cuanto a ingeniería de hardware y software (en lo que concierne a las consolas, reiteramos) que ha estado en auge desde la generación construida por el Xbox 360, PS3 y Wii. La pregunta aquí es, ¿de verdad valió la pena lanzar una consola con las especificaciones técnicas del Xbox One X? Y si así fuera, ¿cuál es el valor agregado para este sistema en un negocio que parecería ya haber definido sus matices? Te invitamos a seguir leyendo este análisis para el Xbox One X.

HARDWARE: POR FUERA Y CONTENIDO DEL PAQUETE

El Xbox One X es la tercera versión del Xbox One, una consola más pequeña y ligera en comparación a este mismo modelo, pero que conserva y eleva muchas de las características que ya habíamos visto en el modelo S, el cual llegó a las tiendas en otoño del 2016. La consola recibió dos ediciones a la venta, el modelo estándar y el llamado Project Scorpio, que se ofrecen a un precio sugerido de $11,999 pesos, siendo que este último retoma del nombre clave que tenía entre las filas de Microsoft. Ambos se presentan con un disco duro mecánico de 1TB (1000GB) a 5400 rpm, con las únicas diferencias estéticas donde la versión Scorpio, tiene marcadas las palabras “Project Scorpio” al frente de la consola y en el control, el cual también tiene un color gris de edición especial. El acabado en la parte superior es de textura ligeramente rugosa, pero de acabado mate, con un motivo de puntos que se desvanece de derecha a izquierda en color gris, mientras que el resto de la consola recae en el negro.

Los botones X, Y, A y B también cuentan con un color distinto, pues en “Project Scorpio” éstos son transparentes, mientras que en la edición regular retoman las tonalidades características del mando para Xbox 360. Ambos controles tienen un acabado que no termina de ser una textura, su agarre sigue siendo cómodo y da un aire de sofisticación. Y es que, si tuviéramos que definir al Xbox One X en una sola palabra, usaríamos esa misma, “sofisticación”.

Hablando del exterior de la consola, podrán encontrar en la parte trasera y de izquierda a derecha:

  • Entrada para el cable de corriente
  • Entrada HDMI 2.0
  • Salida HDMI 2.0
  • Dos puertos USB 3.0
  • Salida I/R (Infrarrojo)
  • Puerto S/PDIF (para sistemas de sonido en configuraciones de 5.1 y 7.1 canales)
  • Entrada para Ethernet

En la parte frontal y de izquierda a derecha, podrás ver lo siguiente:

  • Botón para expulsar un disco físico.
  • Ranura para insertar disco.
  • Botón de encendido/apagado con el logo de Xbox (físico, a diferencia del táctil en el primer modelo del Xbox One)
  • Puerto USB 3.0
  • Botón para sincronizar los controles inalámbricos.

Por otro lado, el Xbox One X: Project Scorpio Edition incluye una base para colocar la consola en forma vertical, mientras que ambas coinciden en el resto del paquete: pilas AA para el mando, cable de corriente eléctrica, HDMI 2.0 de gran calidad y un par de códigos para Xbox Game Pass y Xbox Live Gold, para 30 y 15 días, respectivamente.

Y claro, cómo olvidarlo: un panfleto como guía de inicio, que te muestra el esquema de cables por conectarse en vertical y horizontal, así como la sincronización del control para la consola y la manera en que puedes insertar las pilas o el accesorio Play and Charge. Como curiosidad, en el interior de cada X se incluye un grabado del Master Chief montando a un escorpión, mientras que el modelo S colocaba al mismo personaje de pie. El clásico mensaje “Hello from Seattle”, ciudad donde radican las oficinas centrales de Microsoft, se coloca como un grabado en la parte derecha del X.

XBOX ONE X: POR DENTRO Y ESPECIFICACIONES TÉCNICAS

Ahora, empecemos con el tema complejo: las especificaciones. Conocido como el Scorpio Engine, Xbox One X tiene un CPU de 2.3GHz de ocho núcleos AMD Jaguar x86-64 personalizado y memoria RAM de 12GB, tipo GDDR5; lo anterior significa una clara mejora en comparación a los modelos previos de la consola, los cuales eran de 8GB y memoria DDR3, mientras que el modelo PS4 Pro contiene una memoria RAM de 8GB, GDDR5. Eso le permite al sistema procesar 326GB/s de información, una mejoría significativa en comparación al S cuya capacidad era de 219GB/s, con la característica de que 9 de sus 12GB se dedican a ejecutar juegos, mientras que los 3GB restantes para el sistema operativo.

Su sistema de enfriamiento es novedoso y fue desarrollado entre las filas de Microsoft específicamente para esta consola, el cual se presenta de forma líquida y con un ventilador. En este caso, nuestros sentidos nos dieron la impresión de una consola no muy silenciosa, al menos en comparación al S y que, al ejecutar juegos como Forza Motorsport 7 o Gears of War 4, percibimos cómo la consola empieza a hacer uso de sus capacidades a través del aumento en el sonido del ventilador. Entendemos que el sistema de enfriamiento debe ser un gran avance, pero ya saben, nunca está de más tener tu consola en un lugar bien ventilado, pues estamos seguros que esto se verá reflejado en tu factura del servicio eléctrico.

Existe una información que surgió como un rumor y lo seguiremos manejando como tal, pero que ayudaría mucho a la situación del Xbox One X en comparación al resto del mercado; hablamos de la introducción de una tecnología que permitiría descargas más rápidas y selectivas para sus juegos, opciones que serían de gran utilidad para sus usuarios. Intelligent Delivery, como se le conoce, te permitiría “deshacerte” de ciertos aspectos que no utilizas para optimizar tu espacio en HDD, llámese opciones de audio o el apartado campaña, en caso de que solo quisieras conservar el multijugador, por ejemplo. Asimismo, las ediciones físicas de los juegos traerían más de un disco, uno con todo el contenido jugable “en bruto”, mientras que una segunda parte incluiría los paquetes de idioma que tú desearas instalar. Por el momento es una fantasía, pero si esta tecnología llegara dentro de un lapso corto, sería un gran aliciente para todos los dueños de un Xbox One X, cuyos títulos mejorados a través de parches abarcan un espacio considerable en el HDD, a pesar de contar con la opción de aumentarlo con HDD externos.

DESEMPEÑO TÉCNICO

La interfaz de la consola se sigue desplegando a 1080p, tal y como sucede con el Xbox One S. En cuanto a tiempos de encendido y apagado del sistema, éstos se perciben prácticamente los mismos después de la actualización más reciente, que reacomodó los bloques de funciones en la consola, tiempos de descarga y administración de los contenidos en el HDD. Personalmente te recomendamos que, si cuentas con un HDD y tienes tus juegos en otro Xbox One, los transfieras a éste para no tener que volver a descargarlos y solo enfocarte en los parches de mejoras, si es que cuentas con alguno de las entregas que se mencionan en el sitio oficial de títulos retocados para Xbox One X. Como parte de la preparación, es muy importante que revises cómo se configura tu TV para el 4K pues, a diferencia de la detección automática en sistemas PlayStation, la pantalla que utilizamos para esta reseña (Sony Bravia 55” X85 D) necesitó seguir unos sencillos pasos para que el Xbox One X permitiera la salida directo al HDMI de la consola. Asunto aclarado, estos son los pasos que deberás seguir:

Sistema > Configuración > Pantalla y sonido > Salida de video > Configuración avanzada de video > Detalles de la TV en 4K

En esta sección, las opciones que se muestran deben de contar al menos con una “palomita”, que son básicamente que tu TV sí acepta el formato 4K de raíz, en cuántos bits lo hace y los Hz que soporta, así como la versión de HDR con la que es compatible. De la misma forma, el Xbox One X permite configurar las capturas en formato instantáneo y de video, los cuales van cambiando de longitud dependiendo del formato que utilices y las características; éstas son 720p, 1080p, 4K y 4K HDR. Asimismo, en la sección de Pantalla y sonido podrás configurar tu sistema de teatro en casa, ya sea de 5.1 o 7.1 canales, con la característica de optimizar la calidad si es que tu dispositivo cuenta con la certificación Dolby Atmos, la cual se introdujo en 2016 con el Xbox One S.

LA BIBLIOTECA DE JUEGOS

Hay que hacer especial énfasis en que, de raíz, todos los juegos deberían tener una mejora, aunque sea mínima, en cuanto a su desempeño. Piensa en el Xbox One X como un sistema que, con el mismo chasis, aumenta los caballos de fuerza y eficiencia del combustible, aunque varias de sus piezas no hayan sido diseñadas para ello. Esto puede resultar a favor o en contra de ciertos títulos, por lo que Microsoft creó una lista de más de 150 juegos que, se ha confirmado, cuentan con al menos una característica elevada en el X y puedes consultar aquí. De ahora en adelante, la compañía también se ha comprometido a que todos los títulos de esta índole, cuenten con el sello “Xbox One X Enhanced”.

La versatilidad con la que se presentan los juegos es compleja; por ejemplo, la misma mejora en la interfaz te permite filtrar los títulos que ya cuentan con una actualización certificada por Microsoft para el Xbox One X, pero esto no excluye que otros que oficialmente no lo han hecho (como Call of Duty: WWII) ya se encuentren actualizados y puedan probarse. Las entregas que seleccionamos para probar de manera profunda fueron Gears of War 4, Rise of the Tomb Raider, Forza Motorsport 7, Halo 5: Guardians, Wolfenstein II: The New Colossus y Assassin’s Creed Origins, cuyos criterios detallamos a continuación:

– Gears of War 4, Forza Motorsport 7 y Halo 5: Guardians pertenecen al grupo de desarrolladores exclusivos de Microsoft y que, además, confirmaron que lanzarían actualizaciones para el Xbox One X.

– En el caso de Rise of the Tomb Raider, Assassin’s Creed Origins y Wolfenstein II: The New Colossus, los dos primeros fueron confirmados en E3 2017 junto a la revelación de la consola con mejoras exclusivas, mientras que Wolfenstein II recibió un parche con mejoras para el X.

GEARS OF WAR 4

El análisis puntual lo realizaremos en video, pero básicamente pudimos notar muchas configuraciones distintas de cada desarrollador; en Gears of War 4, The Coalition ofrece dos presentaciones, Gráficos y Rendimiento. El primero se escala a una resolución 4K con texturas retocadas, mientras que monitores de menor resolución (1080p o 1440p, por ejemplo) tendrán supersampling, que le da un tratamiento superior al de la resolución nativa de éstos, logrando una imagen más limpia y nítida. El segundo y último te da una campaña hasta 60 cuadros por segundo, pero las texturas y resolución están a una calidad menor. Por si fuera poco, en modo cooperativo a pantalla dividida, podrás disfrutar igualmente de HDR que se puede personalizar en el mismo menú. A nuestros ojos, ambas experiencias son magníficas y sin duda, hacen que Gears of War 4 luzca mejor que nunca.

Forza Motorsport 7 y Halo 5: Guardians

En el caso de Forza Motorsport 7 era más que evidente que tendríamos un título limpio, ya que tanto en resolución como texturas se ha trabajado en 4K. Unos de los detalles que puntualizamos en su análisis para Xbox One estándar, fue que ciertos reflejos no se hicieran con la misma calidad que el resto de los elementos en pantalla, mientras que lo que se mostraba en los espejos laterales y traseros se presentaba a, lo que nos pareció, oscilaba entre los 25 y 30 cuadros por segundo. Esto, sin duda, le restaba limpieza a la presentación final, pero ahora también se muestra a 60 cuadros por segundo. Simplemente una delicia para los amantes de los juegos de carreras. En el caso de Halo 5: Guardians, la versión original tenía texturas y reflejos de calidad menor, mientras que los cuadros por segundo se mantenían prácticamente a 60 cuadros por segundo gracias a su resolución dinámica; ahora, 343 Industries eleva su presentación gráfica donde notamos más detalles en todo el espectro de la imagen, pero sin opción para HDR.

Rise of the Tomb Raider, Assassin’s Creed Origins y Wolfenstein II: The New Colossus

Con Rise of The Tomb Raider nos sentimos muy satisfechos, pues se ofrecen tres diferentes presentaciones para la aventura de Lara Croft como en el caso del PS4 Pro: Gráficos mejorados, Tasa de imágenes alta y 4K Nativo. En el primero y último, se destaca que se presentan a 30 cuadros por segundo y una resolución mayor, en donde Gráficos mejorados pierde nitidez en comparación a las texturas en 4K. Por otro lado, Tasa de imágenes alta es nada menos que el juego a 60 cuadros por segundo con trabajo visual a una calidad menor. Tenemos que hablar también de Assassin’s Creed Origins, pues fue confirmado en la misma conferencia que la revelación del Xbox One X con mejoras en HDR y resolución escalada para 4K. Queremos hacer un paréntesis especial en esta sección, pues lo pudimos ver y probar unos cuantos días antes de su salida oficial y la del Xbox One X; esta versión tenía una especie de ghosting alrededor de Bayek, el personaje principal, igual que bajadas de cuadros por segundo bastante severas. En la presentación final, realmente nos sorprendió su uso del HDR y nitidez en la imagen, aunque las ligeras bajadas de cuadros ocurrieron en algunas secuencias animadas. Sin duda, una mejoría que no esperábamos que fuese así de radical. Para Wolfenstein II, tras probarlo en una consola Xbox One estándar y posteriormente en X, las cinemáticas lucían un poco más detalladas, pero fue en el modo de juego que pudimos percibir sombras y texturas más definidas.

Pero, ¿Qué hay de los títulos para el Xbox 360 vía retrocompatibilidad? No quisimos dejarlo fuera y le echamos un vistazo a Gears of War 3, que aumentó a un sorprendente 4K nativo, así como en el matiz de los colores (menos opaco) y elementos más definidos; es como si hubiese rejuvenecido unos cuantos años y no fuera un título que llegó al mercado en 2011. Otros de los títulos emulados que también se actualización para desplegarse en una resolución 4K son Halo 3, Fallout 3, The Elder Scrolls IV: Oblivion, Assassin’s Creed, Mirror’s Edge y Skate 3. Para tu comodidad, podrás encontrar éstos y otros juegos con mejoras desde la pantalla principal de tu Xbox One.

De la misma manera en que hemos hecho hincapié, todos los títulos digitales y físicos que puedes reproducir en tu Xbox One estándar y S podrán seguirse jugando sin ninguna restricción, al igual que todos tus accesorios como headsets y adaptadores, así como la inclusión de teclado y mouse de ciertos modelos que todavía faltan por especificar. Y si te estás preguntando dónde queda Kinect para One, debemos aclarar que ninguna de las presentaciones para el X incluye el adaptador para este dispositivo (a diferencia del primer embarque del S) por lo que será un gasto extra para tu bolsillo en caso de querer utilizarlo.

ENTRETENIMIENTO: DE LA MANO CON SUSCRIPCIONES

Plataformas como Netflix y Amazon Prime Video, expertas en video bajo demanda, han estado filmando contenidos en 4K UHD, HDR, sonido de 5.1, 7.1 canales y/o Dolby Atmos, dependiendo de la producción de la que se trate. Para tener acceso a estos contenidos, es evidente que la suscripción tiene un precio mayor y deberás contar con una conexión a Internet con el ancho de banda suficiente para disfrutar sus series y demás contenidos sin interrupciones. El Xbox One X te permite hacerlo, al igual que reproducir Blu-ray en formato 4K y que se venía manejando desde la edición S.

EL VEREDICTO: UN POTENCIAL CON DIMENSIONES DIFÍCILES DE MEDIR

Para cualquier ingeniero de software, el Xbox One X es una joya; pensar que títulos que tienen cerca de ocho años en el mercado rejuvenezcan de tal forma, es algo que muchos considerarían cosa de magia, pero que Microsoft ha hecho realidad. Por otro lado, las especificaciones que el X guarda en su interior y, al precio que se maneja, sorprende de una manera positiva, algo que la compañía ha tenido que absorber y que, si bien no ha aclarado, parece que no le generará una ganancia con cada consola vendida. Como bien citamos hace varias líneas, las configuraciones entre los títulos que probamos, llámese Rise of the Tomb Raider, Gears of War 4, Halo 5: Guardians, en fin, refleja varias maneras de trabajar con el Xbox One X y que, si bien demuestran versatilidad, para el usuario promedio podrían resultar complicadas, pues no existe un estándar para elevar la experiencia en este rediseño del Xbox One.

Tampoco olvidamos el hecho de que, para sacarle el máximo provecho, se necesita contar con otros dispositivos de gama alta, como es la televisión con soporte para 4K y HDR, así como un sistema de sonido; incluso una suscripción a Netflix que libere las opciones de presentación y es más costosa en comparación a la mensualidad estándar. Lo reiteramos: el Xbox One X no es para todos y en esto, esperamos que los usuarios que en verdad sean fanáticos de los cuadros por segundo y admiren el trabajo de ingeniería detrás de todo lo que Microsoft ha logrado con esta joya, tengan la paciencia de recibir títulos retocados durante los años venideros. Claro, si es que este negocio se los permite.

Pamela Lima
Me gustan los videojuegos y las monas chinas.