Review – Starcraft II: Legacy of the Void

TRENDING

MOVIE REVIEW – STAR WARS: THE LAST JEDI
¡ES UNA REALIDAD! DISNEY COMPRA LA 21ST CENTURY FOX
PS4, LA CONSOLA MÁS VENDIDA EN ESTADOS UNIDOS EN NOVIEMBRE
SWITCH: LA CONSOLA MÁS BUSCADA EN GOOGLE DEL 2017
JUGAMOS PUBG EN XBOX ONE X
REVIEW – OKAMI HD
REVIEW – XENOBLADE CHRONICLES 2
GUÍA BÁSICA PARA HABLAR ‘STAR WARS’
BAYONETTA 1 Y 2 DE SWITCH CORRERÁN A 720P Y 60FPS
BILLS, HIT Y BLACK GOKÚ SE SUMAN A DRAGON BALL FIGHTERZ
HANDS ON – EL REMAKE DE SHADOW OF THE COLOSSUS
SWITCH YA VENDIÓ 10 MILLONES DE CONSOLAS
CAPCOM LLEVARÁ AL SWITCH JUEGOS QUE JAMÁS LLEGARON A CONSOLAS DE NINTENDO
SQUARE ENIX, INTERESADO EN LLEVAR JUEGOS PREVIOS A SWITCH
REVIEW – TLOZ: BOTW – THE CHAMPIONS’ BALLAD
YA LLEGÓ LA EDICIÓN 2017 DE #ATOMIXAGUINALDO
ESTO ES LO QUE PESARÁ BAYONETTA 2 EN SWITCH
COMCAST DECLINA EN LA CARRERA POR HACERSE DE LA 21ST CENTURY FOX
REVELADOS LOS SEIS PELEADORES QUE SE UNIRÁN A SFV
ANUNCIAN LA STREET FIGHTER 30TH ANNIVERSARY COLLECTION
HARTAS REFERENCIAS A JUEGOS EN EL TRÁILER DE READY PLAYER ONE
EDICIÓN ESPECIAL Y MÁS DETALLES DEL REMAKE DE SHADOW OF THE COLOSSUS
REVIVE LA CONFERENCIA DE PLAYSTATION EXPERIENCE 2017
REVELADAS LAS FUNCIONES ESPECIALES DE BAYONETTA 2 EN SWITCH
DEBATE: ZELDA: BREATH OF THE WILD, EL GOTY EN LOS GAME AWARDS
PRIMER TRÁILER PARA ALITA: BATTLE ANGEL

La épica conclusión

atomix_review_starcraft_legacy_of_the_voidBlizzard siempre ha sido un publisher verdaderamente especial no solo por la maestría con la que cuenta para desarrollar videojuegos, sino por su habilidad para romper ciertos estándares y paradigmas que rigen a buena parte de esta industria. Starcraft II es ejemplo perfecto de todo esto, pues a pesar de mantenerse bajo una línea bastante tradicional si de juegos de estrategia en tiempo real hablamos, con cada una de sus entregas ha buscado expandir el género hacia nuevos horizontes. Legacy of the Void llega con la misión de cerrar este arco histórico, pero sobre todo, con el objetivo de lavar un poco los sentimientos encontrados que a muchos les dejó Heart of the Swarm.

Con una campaña verdaderamente memorable que levanta la narrativa a niveles muy interesantes y que presenta novedosas misiones llenas de sorpresas, un par de destacables modos de juego cooperativo, y nuevas unidades para el famoso multiplayer competitivo que de alguna forma, sigue estando balanceado en todo sentido, Legacy of the Void cierra de manera magistral la saga de Starcraft II para demostrar que a pesar de ya no ser tan populares, los RTS siguen siendo uno de los géneros más puros en materia de mecánicas de juego dentro de este medio que tantos cambios ha sufrido durante los últimos años.

La última cruzada Protoss

Todos sabemos perfectamente que la verdadera esencia de Starcraft se encuentra en su multiplayer competitivo, sin embargo, esta maravillosa saga con tantos años de vida, tiene mucho más que ofrecer en términos de narrativa, pues normalmente, sus campañas para un jugador no solo ofrecen una historia bien escrita y envolvente, sino que llegan a presentar elementos muy sobresalientes en materia de mecánicas de juego y gameplay en general.

Algunos se quejaron de que el modo para un jugador de Wings of Liberty y Heart of the Swarm tan solo se trataba de un tutorial expandido para que los usuarios conocieran de mejor forma a los Terran y a los Zerg, y a pesar de que en buena parte, Legacy of the Void justamente es eso pero del lado de los Protoss, tenemos que decir que esta campaña hace un importante esfuerzo por esconder que estamos frente a un mero entrenamiento para saltar a la escena competitiva, cosa que en mi opinión, se agradece enormemente.

Después del desenlace que tuvo Arcturus Mengsk en la segunda entrega de esta saga, es momento de que enfrentemos al verdadero mal que amenaza con terminar con todo ser vivo en la galaxia. El argumento puede parecer bastante trillado y hasta aburrido por momentos, sin embargo, la forma en la que fue llevado en esta tercera parte, nos hace sentir que estamos frente a algo mucho más complejo.

pls3

Como seguro ya sabes, Legacy of the Void está centrado en lo que está pasando con los Protoss, raza que está completamente dividida por diferencias políticas y religiosas, pero que de alguna forma, ha encontrado a un nuevo líder unificador en Artanis, protagonista de este juego. Es momento de que los hijos de Aiur se embarquen en una última cruzada con el objetivo de reclamar su planeta natal y a la vez, terminar con todo lo que representa Amon, villano que tiene a su disposición una gigantesca cantidad de recursos y que gracias a que nadie hizo caso de las advertencias de Zeratul, se encuentra completamente listo para dar un golpe definitivo que le otorgue control completo sobre la situación.

Cada una de las misiones que debemos superar en Legacy of the Void se siente relevante, bien escrita y perfectamente ejecutada. Creo que la forma en la que te recibe el juego es simplemente inmejorable, pues en pocos minutos, te sumerge y consigue hacerte sentir que las cosas son verdaderamente graves y que si el plan desesperado de Artanis, Jim Raynor y Sarah Kerrigan, no sale como se tiene pensado, será el final de la vida como la veníamos conociendo desde tiempos del épico Brood Wars.

A diferencia de lo que vimos en Heart of the Swarm, en esta tercera entrega no contaremos con la ayuda de un héroe en el campo de batalla como lo fue la Queen of Blades, la cual, contaba con poderes verdaderamente considerables que incluso llegaban a sacar de balance a las misiones que jugamos con los Zerg. A pesar de esto, aquí también contamos con un par de trucos bajo la manga gracias a la Spear of Adun, antigua nave Protoss a la que Artanis consigue acceso casi al inicio de este juego.

Como te comentaba, el no contar con alguien como Kerrigan ayudando a las tropas en el frente de batalla, no significa que no podamos contar con apoyo. Dicha nave puede ir siendo mejorada conforme avanzamos en la campaña. Cuando accedes al Solar Core de este Main Hub del juego, podrás ir haciendo diferentes modificaciones que te ayudarán en el campo de batalla. Estas mejoras funcionan a través de una unidad llamada solarite, la cual, te permite desbloquear habilidades como el poder poner un pylon en cualquier momento automáticamente y sin la necesidad de un Probe, llamar a un bombardeo inmediato con lásers, colocar escudos sobre tus unidades o alentar el tiempo para hacer ciertos movimientos antes que el enemigo.

maxresdefault

Utilizar estas habilidades es muy divertido y logran hacernos sentir que no estás solo en medio de una batalla, pues una gigantesca nave en órbita, está lista para cuando tus tropas así lo necesiten. Puede que este árbol de habilidades sea bastante simple para algunos jugadores, sobre todo para los que gustan de los RPG, pero creo que su limpia interfaz y gran variedad de opciones, lo hacen una muy interesante adición para Legacy of the Void.

Al igual que vimos en las pasadas entregas, tus unidades de campo también podrán ser modificadas para mejorar su rendimiento en el momento de la acción. En el Star Forge podrás elegir entre dos opciones por unidad, misma que puede ser revertida en cualquier momento según sean tus necesidades; es decir, puede que en cierta misión te sirva que tus Stalkers generan un campo de fuerza cada vez que son atacados por proyectiles, pero si en otras crees que lo mejor es que estas unidades hagan más daño con sus disparos, las podrás cambiar.

Me parece sensacional la variedad de opciones que hay y cómo es que estas impactan a la composición de tu ejército. La cosa es que para que todo lo anterior se sienta verdaderamente significativo, tienes que estar jugando en las dificultades más altas disponibles, pues en las más bajas, no es necesario que pienses tanto en qué configuración debe tener tu armada para superar cierto reto.

61QBSN67F1EE1415236597956

Como te comentaba, la forma en la fueron diseñadas las misiones de Legacy of the Void es verdaderamente destacable. Cada una de ellas se siente diferente y con propia personalidad, pues en ningún momento sentirás que solo estás defendiendo o atacando puntos determinados. Creo que lo mejor es darte un ejemplo. En uno de los capítulos hay un escenario en el que debemos extraer cierto aparato antes de que un láser de Amon lo destruya. Para lograrlo, tienes que estar muy al pendiente de cómo es que administras tus recursos y a la vez, ordenas que tus unidades avancen en el mapa hacia el objetivo. Lo interesante es que estás luchando contra el tiempo y contra el hecho de que el arma enemiga de la que te hablo, no arrase con tus unidades que están en el campo de batalla. La adrenalina que solo un RTS de esta manufactura pude ofrecer, está muy presente. Como éste, hay varios ejemplos más, pero lo mejor será que experimentes por ti mismo cada uno de ellos.

Cómo es que termina todo en la parte narrativa es otra cosa de la que me encantaría platicarte con mucho más detalle, pero por obvias razones me abstendré de meterme en esos terrenos por eso de los odiados spoilers. Lo que sí te puedo decir es que si eres de los que ha seguido fielmente esta épica historia durante estos años, quedarás satisfecho casi por completo gracias a lo muy bien escrito que está todo el guión. Digo “casi” porque a pesar de ser una conclusión muy digna de una de las series más amadas por los fanáticos de Blizzard, tiene un par de elementos que sin duda alguna, darán mucho de qué hablar en los foros de battle.net durante las siguientes semanas.

La campaña de Legacy of the Void es por mucho la mejor de todo Starcraft II, pues además de presentar una impresionante variedad en cada una de sus muy bien ejecutadas misiones, consigue hacer que todo el universo por fin se interconecte para entregar una experiencia sólida pero sobre todo muy homogénea. Si estás interesado en jugar esta entrega por su modo en solitario, te puedo asegurar que pasarás un rato más que grato.

Cooperación en dos sabores

Modificar algo como Starcraft II puede ser una tarea muy complicada y hasta polémica, esto gracias a que cuando hablamos de grandes exponentes de este género con tanta tradición, este nombre salta a la mesa de manera inmediata; sin embargo y como normalmente pasa con Blizzard, se intentó llevar la experiencia un poco más allá gracias a la adición de un par de elementos con los que no podría estar más contento.

Sabemos bien lo divertidas que pueden ser las partidas 2V2, 3V3 y hasta 4V4 en Starcraft II, no obstante, cuando quieres que las cosas de verdad se pongan interesantes, tienes que ser tú el único al frente de cierto ejército. Debido a lo anterior, cuando se anunció que Legacy of the Void añadiría un par de nuevas modalidades de juego cooperativo, muchos de nosotros simplemente no pudimos evitar pensar que serían por demás efímeras y con poco sentido… estábamos equivocados.

SC2 Legacy of the Void Co-op 03

La primera novedad son las Co-Op Missions y como su nombre lo indica, son una serie de misiones completamente diseñadas para funcionar con dos jugadores cooperando en un campo de batalla. Aquí, podrás elegir entre uno de los personajes que están para seleccionar, cada uno de ellos con su propia raza, composición de unidades y habilidades especiales.

Por ejemplo, si eliges a Jim Raynor para juntarte con un amigo en una de estas misiones, estarás al frente de un ejército Terran, solo que no tendrás acceso a todas las unidades de la raza, sin embargo, podrás contar con algunos trucos bajo la manga como la posibilidad de llamar un strike aéreo en cualquier punto del mapa. Al inicio me pregunté cuál era el punto de no permitirnos contar con todas las posibilidades de cierta raza al tener que seleccionar a tal o cual personaje, pero después de varias partidas, caí en cuenta que era para forzar la cooperación entre jugadores. Hay héroes que te dan acceso a ejércitos muy sesgados a hacer daño melee, mientras que otros estarán más orientados a las unidades aéreas, por ejemplo. Es aquí que junto con tu compañero, deberás de intercambiar ideas y opiniones para mandar lo más adecuado al frente de batalla.

Como te comentaba, estas Co-Op Missions no solo son retos sacados del modo para un jugador en el que se meten a dos usuarios que pueden estar haciendo las cosas por su cuenta. Si no cooperas y te comunicas con tu compañero, lo más seguro es que fracases. Existe una misión en la que los dos ejércitos deben defender una posición que se encuentra al centro de un mapa que cuenta con cuatro aperturas diferentes.

El enemigo enviará toda clase de unidades con tal de romper las defensas, las cuales, entran por varios accesos al mismo tiempo. Hay momentos en las que hordas de zerglings invadirán tu terreno por el sur, mientras que en el este, un escuadrón de Banshees se aproxima para acabar con tus trabajadores. El jugador que cuenta con unidades antiaéreas se deberá de encargar de los Terran, mientras que el otro tiene que encontrar la forma de parar a los implacables Zerg.

SC2 Legacy of the Void Co-op 04

Conforme vayas pasando cada uno de los retos, el personaje que usaste irá ganando puntos de experiencia, los cuales, pueden ser gastados de dos manera diferentes: para desbloquear más unidades y así tener un ejército mucho más variado, o para tener a tu disposición más habilidades especiales que normalmente, sirven para resolver situaciones desesperadas de vida o muerte.

Puede que en la parte narrativa estas Co-Op Missions aporten nada, no obstante, creo que en materia de gameplay y diversión en general, son de los más valiosas. Me hubiera encantado que Blizzard se hubiera tomado el tiempo de crear una campaña hecha y derecha para esta modalidad, cosa que espero, se dé en futuros contenidos que salgan. Altamente recomendado si tienes con quien compartir Legacy of the Void.

La segunda y no por eso menos importante adición de esta tercera entrega, lleva por nombre Archon Mode, mismo que llega para romper con uno de los paradigmas que en mi opinión, han servido para darle esencia y personalidad a esta franquicia que tanto amamos.

El contar con la habilidad de administrar recursos y a la vez, comandar unidades en un campo de batalla, es lo que marca la diferencia entre un buen y un mal jugador de Starcraft. Este elemento también provoca que mucha gente decida no entrarle a algo como este RTS por el estrés que genera tener que estar la pendiente de varias cosas a la vez, por lo que a los desarrolladores les pareció una buena idea lanzar este interesante experimento que de primera instancia, creo que salió a pedir de boca.

En el Archon Mode te podrás unir con otro jugador para que entre los dos, comanden a un solo ejército; es decir, puede que tú estés a cargo de todo el macro (administración de recursos) dentro de una partida, mientras que tu pareja sea el responsable del micro (comandos directos a la unidades). Esto hace que ya no te tengas que estar preocupando por miles de cosas a la vez, pues las tareas se dividen entre dos.

SC2 Legacy of the Void BlizzCon 09

Tengo que decir que esta modalidad me pareció de lo más divertida e interesante, sin embargo y contrario a lo que ha dicho Blizzard, sigo con importantes dudas sobre el potencial que pueda tener en la escena competitiva. Lo anterior lo digo debido a que si tienes experiencia con las mecánicas de Starcraft (ni que decir si eres un pro player), puede que solo hacer macro o solo hacer micro, se convierta en algo un poco aburrido y sin tanto chiste. Repito, muy probablemente sea temprano para dar un veredicto final sobre el camino que vaya a tomar el Archon Mode, pero las intenciones de sus desarrolladores son claras, pues incluso se puede jugar en Ranked para colocarte en una liga, justo como pasa con el resto de las opciones.

A pesar de los fuertes y muy cerrados cánones que giran alrededor de Starcraft II, creo que Blizzard consiguió añadir elementos que llegan para enriquecer la experiencia en general. Estoy seguro de que algunos de los más clavados en todo esto pasarán completamente por alto las Co-Op Missions y el Archon Mode, pero si eres de los que a veces entra a este RTS para pasar un rato de relajo con los amigos, estoy seguro de que te encantarán.

Sistema multiplayer intacto con todo y nuevas unidades

Starcraft ha sido un constante debate desde que nació como serie RTS, esto gracias a que en poco tiempo, se colocó como uno de los primeros juegos competitivos en generar deportistas virtuales profesionales. Debido a lo anterior, cada vez que Blizzard decide hacerle modificaciones de cualquier tipo, la polémica no se hace esperar.

Con Legacy of the Void llegan unidades completamente nuevas a formar parte del multiplayer competitivo, las cuales, evidentemente ponen en peligro el delicado balance de este complejo juego. Como en cada entrega de Starcraft II, las tres razas recibieron dos nuevos participantes en sus armadas, mismos que en esta ocasión resultaron ser bastante interesantes y de las cuales, te platico a continuación.

Protoss: Adept y Disruptor

Los Protoss siempre han sido una raza bastante impredecible que normalmente es tachada de tener ventaja sobre las otras dos. Ser atacado por Dark Templars, por ejemplo, es una verdadera calamidad, pues a no ser que hayas anticipado el ataque para tener detección de invisibles, el daño que estos llegan a hacer, es muy considerable. Ahora, los Adept se unen al roster de unidades de este grupo de alienígenas.

Screen Shot 2015-11-15 at 7.53.39 PMEsta unidad ligera diseñada para hacer daño a unidades también ligeras, normalmente funciona en números pequeños. Su principal virtud es aprovechar ataques sorpresa sobre los trabajadores del enemigo. Los Adept tienen la habilidad de generar una especie de holograma o sombra de ellos mismos para infiltrarse en terreno enemigo. Cuando encuentras el punto exacto para atacar, te puedes teletransportar a donde está tu doble para comenzar a hacer daño a distancia.

Su desventaja es que solo puede atacar a unidades terrestres y cuando es encontrado por blindados, normalmente dura poco tiempo en el campo de batalla. Su costo es de 100 de mineral y 25 de gas, lo que la hace una unidad bastante barata de producir, sobre todo si tomas en cuenta que solo es necesaria la Gateway para crearla.

Sin temor a equivocarme, puedo decir que el Adept es una unidad versátil, pero que muy pocos jugadores utilizarán regularmente, esto debido a que requiere de mucho micro para que su verdadero potencial salga a la luz; sin embargo, puede llegar a ser un verdadero dolor de cabeza para cualquiera.

Screen Shot 2015-11-15 at 7.55.14 PMEl segundo debutante de los Protoss es el Disruptor, unidad que en mi experiencia, muy probablemente sea la más poderosas de Legacy of the Void. Esta bola flotante requiere de bastante micro para funcionar como se debe, no obstante, cuando cae en las manos adecuadas, es verdaderamente mortífera gracias al daño de área que hace. La posibilidad de volar a cierta zona y después detonar, puede hacer que toda una línea de trabajadores se convierta en cenizas en un abrir y cerrar de ojos. Para producirlo es necesario tener la Robotics Bay y posteriormente generarlo en la Robotics Facility. Su costo no es tan elevado, pues requiere de 150 de mineral y 150 de gas.

Creo que la mayor ventaja del Disruptor es la enorme movilidad con la que cuenta y lo complicado que es anticiparlo. Puedes estar trabajando tranquilamente y de pronto, la mitad de tus trabajadores desaparecen. Por el momento creo que es bastante complicado de leerlo, pero me imagino que en algún tiempo podrá ser contrarrestado, pues es bastante vulnerable a las unidades aire-aire.

Terran: Cyclone y Liberator

Desde que la era de Wings of Liberty terminó hace un par de años, los Terran han sufrido un poco en la escena competitiva, esto gracias a que a pesar de que sus unidades son bastante variadas, normalmente en el late game les llega a costar bastante. Cosas como el Thor por ejemplo, simplemente ha pasado al olvido por su alto costo de producción y muy baja eficiencia. Para Legacy of the Void, los humanos han recibido dos unidades que prometen colocarlos de nueva cuenta en el mapa.

Screen Shot 2015-11-15 at 7.56.24 PMEl Cyclone pude ser una excelente opción si quieres hacer un ataque rápido sobre unidades blindadas enemigas. La capacidad de esta especie de tanque rápido de disparar mientras se mueve, lo convierten en un arma muy eficaz contra cosas como los Immortals y Ultralisks, por ejemplo; sin embargo, si se llega a topar con unidades ligeras y veloces como los marines, zerglings o incluso zealots, lo más seguro es que acabe destruido.

Siento que el costo de esta unidad es un tanto elevado, pues a pesar de poder ser generado en una fábrica sin aditamento adicional, se requiere de 150 de mineral y 150 de gas para poder tener un Cyclone que ocupa tres de población. Al igual que con otros debutantes de Legacy of the Void, esta nueva opción para los Terran demanda bastante micro, asunto que le podría quitar popularidad entre los jugadores menos experimentados.

Sin lugar a dudas, la verdadera estrella de los Terran para esta tercera entrega de Starcraft II es el Liberator. Sí, los Banshee tuvieron sus buenos momentos hace unos años, sin embargo, el contrarrestar a esta costosa unidad se ha convertido en cosa de todos los días, por lo que era urgente que esta raza recibiera una nueva opción.

Screen Shot 2015-11-15 at 7.57.24 PMEl Liberator tiene la gran ventaja de ser una unidad aérea que pude atacar aire y tierra. Lo mejor es que a los voladores les hace daño de área, por lo que cosas como los Mutalisk, caen rápidamente ante su fuego. De igual forma, su capacidad de dañar terrestres lo convierten en una buena unidad de apoyo, además de que puede ser usada para atacar trabajadores enemigos por sorpresa.

Su costo es de 150 de mineral y 150 de gas, y como seguro ya te imaginaste, se construye en el Starport, consumiendo dos de población. La verdad es que a diferencia del Cyclone, sí veo al  Liberator siendo uno de los favoritos de todos los jugadores Terran, pues además de tener un costo de producción bastante aceptable, es muy duradero cuando hay que enfrentar a otras unidades cara a cara.

Zerg: Ravager y Lurker

Los Zerg siempre han sido esta raza que al menos en la escena competitiva, normalmente se encuentra fluctuando entre ser la más fuerte o la más débil. Muy rara vez se encuentra en medio. Probablemente, lo anterior se deba a que es bastante diferente a los Terran y a los Protoss si de protocolos de construcción hablamos. Los insectos más despiadados de la galaxia regresan con dos nuevos trucos bajo la manga que les permiten ser más adaptables a cada una de las situaciones que se presenten dentro del campo de batalla.

Screen Shot 2015-11-15 at 7.58.41 PMLas roaches siempre han sido parte fundamental de casi todo ejército Zerg, esto gracias a su bajo costo de producción pero altísima eficiencia para destruir tanto unidades ligeras, como blindadas. Con el objetivo de que las fuerzas de Kerrigan sean aún más temibles, se ha añadido al Ravager, evolución de la unidad antes mencionada que con buen micro, puede arrasar con prácticamente todo lo que se le ponga enfrente.

Lo más interesante del Ravager es su habilidad Corrosive Bile, la cual, hace daño de área para exterminar unidades ligeras terrestres en grandes números e incluso destruir campos de fuerza generados por los Sentry. Su velocidad sobre el creep es bastante considerable y su resistencia al fuego pesado, la convierte en una increíble opción para la colmena. Su único “pero” para algunos, es que para sacarle el mayor potencial, requiere de un micro intenso y muy preciso.

Uno de los más grandes clásicos de Starcraft regresa al multiplayer competitivo, pues a pesar de que al inicio podría parecer que no es así, creo que el equipo de balance por fin encontró un punto para que el Lurker pueda ser una opción viable dentro del escenario de guerra.

Screen Shot 2015-11-15 at 7.59.27 PMPara generar un Lurker en Legacy of the Void, primero es necesario tener Hydralisks sobre el campo de batalla, pues estas unidades evolucionan en la antes mencionada siempre y cuando el Zerg cuente con un Lurker Den en su base. Estos verdaderos demonios terrestres son geniales para arrasar con unidades ligeras o para acabar con puntos de defensa como los Proton Cannons de los Protoss, a los cuales, superan en distancia. Lo mejor es que pueden atacar estando enterrados en la tierra y su daño es de área. Sin duda alguna una excelente opción para el Mid Game si es que estás enfrentando a un Terran o a otro Zerg.

Creo que en esta ocasión, Blizzard se fue por un camino bastante seguro al introducir nuevas unidades de Starcraft II con Legacy of the Void, sin embargo, hay que reconocer que cosas como el Liberator, Disruptor y por supuesto el amado Lurker, le añaden más sabor al multiplayer del juego. Repito que puede ser un poco temprano para hablar de balance, pues seguramente en la siguientes semanas, se lanzará el primer parche para ajustar ciertos elementos de cada una de las novedades. En mi experiencia todo sigue funcionando a pedir de boca en multijugador, sin que alguna raza se siente muy superior a las otras dos.

Parece que hay Starcraft II para rato

Legacy of the Void es el cierre de todo el arco histórico que compone a Starcraft II, sin embargo, creo que hablar de un fin para esta saga es algo completamente equivocado por diferentes razones. Creo que la principal tiene que ver con la fuerza que tiene este juego dentro de los famosos e-sports, esto a pesar del gigantesco crecimiento de cosas como League of Legends, por ejemplo.

Sumado a lo anterior, tenemos el hecho de que durante la pasada BlizzCon, se anunciaron las Nova Covert Ops, paquetes de distintas misiones que ampliarán la narrativa del juego al contarnos historias que se dieron en paralelo a los eventos principales de las campañas que hemos jugado en los últimos años.

En caso de que estés dudando de si entrar o no en estos momentos a Starcraft II por el miedo a que todo termine en pocos meses, te puedo asegurar que la cosa va para largo y que este maravilloso RTS seguirá siendo relevante por mucho más tiempo. Su sólida comunidad y por supuesto, los planes que Blizzard tiene con ella, la hacen una de las franquicias más prometedoras y con más potencial de este muy competido mercado.

SC2 Legacy of the Void BlizzCon 04

¿Puedo entrar a Starcraft II con Legacy of the Void?

Cuando se lanza el capítulo final de cualquier serie, saga o trilogía, la pregunta de si vale o no la pena entrar como nuevo en ese momento al juego en cuestión, simplemente no se hace esperar y por supuesto, Legacy of the Void no ha sido la excepción, sobre todo después de que Heart of the Swarm no fuera la cosa más popular del mundo.

Si estas interesado en entrar a Starcraft II con Legacy of the Void sin haber tocado antes las dos primeras entregas de la serie, debes tener un par de cosas en cuenta. Lo primero es que sí, esta tercera parte se puede comprar y correr sin la necesidad de tener instalados Wings of Liberty o Heart of the Swarm, por lo que cualquiera puede hacer funcionar en su computadora.

Lo segundo ya depende de qué tipo de jugador seas. Si tienes ganas de jugar Legacy of the Void por su excelente campaña, lo mejor será que primero le des una oportunidad a sus antecesores y de preferencia a su prólogo, Whispers of Oblivion, de lo contrario, te puedo asegurar que no entenderás absolutamente nada de lo que está pasando en la historia.

SC2 Legacy of the Void BlizzCon 03

En caso de que el modo en solitario no sea lo tuyo y quieras saltar directo a la acción del multiplayer, pues creo que no habría problema con que arrancaras con esta tercera parte, solo espera a pasar un buen rato en Bronce por las palizas que te darán al inicio.

Como sea, mi recomendación es que si sientes la curiosidad de entrarle a uno de los mejores RTS de todos los tiempos, lo mejor será que lo hagas en orden comenzando con Wings of Liberty hasta llegar a Legacy of the Void. Te comento que puedes comprar las tres partes en paquete por $799 pesos mexicanos directamente en Battle.net, obviamente en formato digital.

El RTS más fino

atomix-score-9011A pesar de haber perdido bastante relevancia en el mercado durante los últimos años, juegos de estrategia en tiempo real que están actualmente disponibles en el mercado, sobran, siendo en su mayoría pobres adaptaciones de cosas como Age of Empires que poco hacen por hacer que el género reviva viejas glorias. Starcraft II es el RTS más fino que jamás haya tenido la oportunidad de jugar y con Legacy of the Void, ratifica quién es el verdadero rey de este tipo de videojuegos.

Si estás buscando una historia llena de emoción, drama, giros inesperados y personajes entrañables que combinen perfecto con misiones muy bien diseñadas y con mecánicas de juego bastante interesantes, Starcraft II: Legacy of the Void es para ti. En caso de que lleves tiempo siendo fan de esta franquicia, pero necesites de cierto refresco para regresar, creo que las Co-Op Missions y el Archon Mode hacen un gran trabajo, mientras que el multiplayer competitivo sigue siendo por demás funcional con nuevas unidades que debutan en medio de una esperada polémica entre los estudiosos de esta serie.

Espero que Blizzard cumpla con su palabra y que Legacy of the Void solo sea una parada más en Starcraft II y no una conclusión definitiva. Es verdaderamente grato jugar algo que funcione tan bien y que sea tan sincero en todo sentido ante quien le ponga las manos encima. Me muero por saber más de cómo es que seguirá funcionando esta saga que tantas y tantas alegrías nos ha dado a lo largo de los años. ¡Larga vida a los RTS!

barrita

COBERTURA – TODO LO QUE SE VIVIÓ EN BLIZZCON 2015

COBERTURA – TODO LO QUE SE VIVIÓ EN BLIZZCON 2015

Alberto Desfassiaux
Editor de Atomix. No me gustan los videojuegos... ¡adoro los videojuegos!