Review – Outlast 2

TRENDING

5 GRANDES OFERTAS EN CONSOLAS PARA EL BUEN FIN
10 GRANDES OFERTAS EN VIDEOJUEGOS PARA EL BUEN FIN
ZELDA: BOTW ELEGIDO JUEGO DEL AÑO EN LOS GOLDEN JOYSTICK AWARDS
FALLECE HIROMI TSURU, VOZ JAPONESA DE BULMA
SWITCH FUE LA CONSOLA MÁS VENDIDA DE OCTUBRE EN NORTEAMÉRICA
SWITCH ENTRE LAS MEJORES INVENCIONES DEL 2017, SEGÚN TIME
SUPER MARIO ODYSSEY, EL JUEGO MÁS VENDIDO DE OCTUBRE
GOTENKS, GOHAN ADULTO Y KID BUU SE UNEN A DRAGON BALL FIGHTERZ
LOS TRAVIESOS YA PUSIERON HOMEBREW EN EL SWITCH
EA APAGA TEMPORALMENTE TODAS LAS MICROTRANSACCIONES DE SWB2
FILTRAN IMÁGENES DEL TRÁILER DE AVENGERS: INFINITY WAR
MOVIE REVIEW – JUSTICE LEAGUE
MARIO ODYSSEY RECUPERA LA CIMA DE VENTAS EN JAPÓN
XBOX ONE X VS. XBOX ONE S: ¿CUÁL DEBERÍAS COMPRAR?
ESCUCHA HABLAR A PIKACHU POR PRIMERA VEZ
ASÍ APROVECHAN R.E: REVELATIONS 1 Y 2 AL SWITCH
AL XBOX ONE X LE FUE MAL EN SU ESTRENO EN JAPÓN
COCO ES YA LA PELÍCULA ANIMADA MÁS EXITOSA DE LA HISTORIA EN MÉXICO
LISTA COMPLETA DE NOMINADOS A THE GAME AWARDS 2017
¡ATOMIX FORMA PARTE DEL JURADO PARA THE GAME AWARDS 2017!
COMIENZAN A LLEGAR LAS CIFRAS DE VENTAS DEL XBOX ONE X
ZELDA: BREATH OF THE WILD SALVÓ A ALGUIEN DEL SUICIDIO
NINTENDO VUELVE A REGISTRAR A SUPER SMASH BROS.
YA SE PLANEA UNA PELÍCULA ANIMADA DE SUPER MARIO
REVIEW – STAR WARS: BATTLEFRONT II

La evolución del survival horror

Conforme los videojuegos han ido evolucionando como medio, sus géneros se han ido diluyendo y borrando gracias a nuevas propuestas que combinan un montón de elementos para entregar experiencias que sientan nuevas. Lo anterior es completamente natural y hasta necesario, sin embargo, de vez en cuando es inevitable sentir nostalgia por aquellos títulos que se sentían mucho más puros. En 2010, un juego llamado Amnesia: The Dark Descent puso sobre la mesa la idea de tener un survival horror autentico, pero con una perspectiva en primera persona que de alguna manera, hacía sentirnos de regreso y a la vez, enfrente de algo nuevo y fresco. Dicho camino fue retomado por Outlast en 2013, teniendo resultados sobresalientes que incluso influenciaron al gran Resident Evil 7. Ahora nos llega Outlast 2 con la misión de demostrar que este es el camino que debe seguir uno de los estilos de diseño más queridos por los fans.

Red Barrels apareció prácticamente de la nada como un estudio canadiense independiente con ganas de hacerse de un nombre a través de un survival horror en primera persona. A pesar de todos sus defectos y grandes “peros”, el nombre de Outlast se convirtió en uno muy conocido dentro de la industria, teniendo ventas considerables que por supuesto desembocarían en una secuela. Desde que la terrorífica aventura comienza, Outlast 2 nos deja claro que es un producto con mucho más presupuesto que su antecesor, esto claro, sin olvidar en ningún momento sus raíces y los valores que construyeron la base de fans que ahora presume. Debido a lo anterior, más de uno seguramente estaba esperando una experiencia que se sintiera diferente, sin embargo, los desarrolladores decidieron mantenerse por un camino seguro y sin arriesgar casi nada, asunto que por supuesto no es malo, simplemente no se siente como un salto o un nuevo paso en la evolución de los survival horror modernos.

Controles inconsistentes

Una de las mecánicas clásicas que vimos en los survival horror en tiempos del primer PlayStation, tenía que ver con presentar controles torpes y no funcionales para hacernos sentir vulnerables en todo momento. Conforme el género fue evolucionando, dicho concepto que causaba bastante frustración y estrés en el usuario, se diluyó casi por completo, sobre todo en los títulos que pasaron a una perspectiva en primera persona. Outlast 2 mantiene casi intacto el esquema de su antecesor, aunque comete un par de errores muy marcados que principalmente son causados por un diseño de niveles bastante tosco y poco orgánico.

De manera bastante efímera, podemos decir que Outlast 2 se controla de manera decente, sin embargo, te empiezas a dar cuenta de sus problemas cuando intentas saltar obstáculos que parecen minúsculos, y no puedes superarlos. Lo anterior no hace ninguna clase de sentido cuando en otras partes predeterminadas, puedes dar grandes saltos para alcanzar distintos objetivos. Evidentemente, esto causa mucha confusión, pues nunca sabes qué puedes escalar y qué no, entonces te la pasas haciendo prueba y error en diferentes lugares para ver por dónde puedes seguir tu camino. Como seguro te estás imaginando, algo como lo que te acabo de describir genera bastante frustración, sobre todo cuando algunos de los enemigos se encuentra persiguiéndote.

Entiendo bien que este tipo de complicaciones es mucho más común en distintos juegos de lo que algunos nos podríamos imaginar, no obstante, creo que en Outlast 2 se marca mucho más. Es verdaderamente increíble que en un momento estés saltando entre acantilados y al siguiente, un bote de basura o cualquier otro objeto genérico, sea utilizado para bloquear una puerta, por ejemplo. Creo que la mejor manera de haber solucionado esto hubiera sido con un diseño de niveles mejor pensado y que no contara con huecos tan marcados que fueron tapados de las maneras más simples posibles. Fuera de todo esto, la verdad es que podemos decir que este título en primera persona se comporta como cualquiera esperaría.

Completamente indefensos

Como te platicaba al inicio de esta reseña, los survival horror han mutado en un montón de cosas hasta ser lo que son hoy en día; sin embargo, los estudios desarrolladores que interpretan a este género en la actualidad, mantienen muchas de las raíces que hicieron a estos juegos tan populares desde un inicio. Uno de los elementos más importantes de este estilo de diseño tiene que ver con hacernos sentir vulnerables en todo momento, ya sea con enemigos imponentes que te eliminen en poco tiempo o con recursos muy limitados. Outlast 2 toma estos conceptos y los lleva al extremo, justo como pasó con su antecesor.

En caso de que no hayas jugado el primer Outlast, te comento que en estos juegos no tienes ninguna manera de defenderte de todos los peligros que se te van presentando. Tu única opción es correr y esconderte cuando alguien te descubre. Sí, Outlast 2 es un título stealth con elementos de terror, pero en general, justamente estamos hablando de una experiencia en la que la gran mayor parte del tiempo, tienes que mantener con un perfil bajo para no ser descubierto, aunque también, tenemos persecuciones previamente establecidas que son sumamente emocionantes.

A lo largo de esta terrorífica aventura, te la pasarás agachado buscando recovecos para no ser descubierto, esto mientras siempre estás mirando por encima de tu hombro para que uno de los enemigos no te aparezca de la nada. Que un juego te haga moverte de esta manera, causa una tensión bastante importante que estoy seguro, los amantes del survival horror disfrutarán muchísimo.

La cámara de video está de regreso como otra de las mecánicas más importantes de Outlast 2. Las funciones de este ítem son bastante útiles para abrirte camino en la zonas que recorres, pues además de permitirte ver en la oscuridad con la night vision, ahora cuenta con un micrófono que sirve para saber de qué lugar vienen los enemigos, incluso cuando éstos no están en el mismo cuarto que nosotros. Por supuesto que la batería se gasta, por lo que en todos lados tienes que estar buscando pilas para poder seguir adelante utilizando este gadget. Otra función de la cámara es el poder grabar momentos clave de la historia, los cuales se archivan en la memoria de la misma.

Podríamos decir que las mecánicas base de Outlast 2 son bastante sencillas pero muy funcionales, esto a pesar de que su inteligencia artificial sí queda a deber un poco. Como sea, se cumple de muy buena manera el cometido de hacernos sentir que estamos vulnerables todo el tiempo, aunque claro, me hubiera encantado que todas estas posibilidades se aprovecharan para crear situaciones de puzzles en los que tuviéramos que usar mucho más nuestra creatividad para abrirnos camino.

Diseño de niveles un tanto plano

Al ser un juego en el que la principal mecánica es la de esconderse en cuanto sientes cualquier tipo de amenaza, la forma en la que están construidos cada uno de sus escenarios, es de suma importancia para que la experiencia que tengamos, sea disfrutable en todo sentido. Outlast 2 es un juego bastante lineal, esto claro, sin que el término tenga que significar algo necesariamente malo; no obstante, en el caso de este juego, la verdad es que resulta inevitable no estar pensando constantemente en que sólo estamos yendo del punto A al punto B sin lograr gran cosa.

Algo que seguramente notarás si jugaste la primera entrega de esta serie es que a pesar de que los niveles de Outlast 2 se mantienen bajo esta línea de pasillos bastante marcados, cuentan con zonas que sí se llegan a sentir un poco más abiertas en las que existen distintas posibilidades de avance. Claro que al final, esto sólo es una ilusión un poco mejor llevada, pues en realidad, sólo hay una manera de solucionar las cosas. Lo que seguramente te pasará, es que en más de una ocasión no encontrarás por dónde seguir debido a que los huecos o pasadizos están un muy bien escondidos.

Habrá momentos en los que sí tienes que pensar de manera un tanto vertical, pues el camino que debes de seguir está en una zona elevada o enterrada dentro del plano en el que te encuentras. Los escenarios de Outlast 2 son maquetas que dan la ilusión de que nosotros estamos en control de buena forma, pero la realidad es que todo está planeado para que pasemos exactamente por ciertos puntos predeterminados. La gran queja es la que ya te comenté con el tema de los controles, pues nunca queda claro qué partes sí puedes superar con las acciones del protagonistas y cuáles no.

En general, podemos decir que Outlast 2 presenta escenarios bien construidos y que hacen sentido la mayor parte del tiempo, sin embargo, en más de una ocasión no pude evitar sentir que eran un tanto planos y sin gran chiste. Como sea, creo que cumplen su cometido, pues al final, estamos hablando de mecánicas de juego que de por sí, no ofrecen muchas posibilidades para superar los problemas que se nos van poniendo enfrente.

Mucha, mucha sangre

La atmósfera y Setting en general de cualquier juego de terror, es mucho más importante que en cualquier otro género, pues al final, estamos hablando de una experiencia que tiene la intención de hacernos sentir miedo o al menos de asustarnos en más de una ocasión. Sin lugar a dudas y al igual que pasó con su antecesor, el ambiente en el que nos envuelve es uno de los aciertos más grandes de Outlast 2, pues utiliza todos los recursos que tiene a la mano para de verdad hacerte creer que estás en medio de un pueblo olvidado por dios.

El tema del satanismo, violencia extrema y cultos oscuros derivados del cristianismo son una constante bastante marcada en toda la aventura que es Outlast 2, por lo que puedes esperar a ver decenas de iglesias, crucifijos y tétricas casas que parecen haber tomado inspiración de la clásica tía loca fanática. Lo anterior se apoya por escenarios poco iluminados con objetos que lucen verdaderamente asquerosos llenos de sangre para crear una atmósfera bastante creíble que todo el tiempo te hace sentir en peligro. Puede que gráficamente no estemos frente a algo tan sobresaliente, pero su dirección de arte es algo verdaderamente impresionante y muy bien logrado que cumple con su objetivo de buena forma.

En donde sí podríamos decir que Outlast 2 la sacó del estadio, fue en la mezcla y edición de su sonido, al punto en el que lo utiliza como mecánica de juego. Si estás a punto de jugar este título, es de suma importancia que te consigas un buen sistema de sonido o unos audífonos decentes, pues todo el ruido que nos presenta, no sólo sirve para crear una atmósfera profunda, sino que es de suma importancia para saber desde dónde es que puede aparece alguno de los enemigos. Cada paso, tronido de puerta, rechinado de madera o grito espeluznante, hará que la piel se te ponga de gallina. Es sensacional la forma en la que el juego va creando tensión con el simple uso de sonidos incidentales que aparecen en momentos exactos. Si te gustan las experiencias en las que dudas hasta de tu sombra por no saber qué te espera más adelante gracias a los sonidos, esta es una que disfrutarás muchísimo.

Si bien Outlast 2 no es una súper producción ni mucho menos al nivel de algo como Resident Evil 7, sabe perfectamente cómo aprovechar todos los elementos que tiene a la mano para crear una atmósfera pesada y llena de estrés que va a la perfección con lo que un juego como estos intenta retratar. En caso de que estés buscando un producto que de verdad te ponga los pelos de punta y te haga tragar saliva en más de una ocasión por la forma en la que presenta cada una de sus situaciones, entonces este juego es algo a lo que le debes de dar una oportunidad.

Una emocionante experiencia

Nos encontramos en una etapa de los videojuegos bastante complicada como consumidores, pues a pesar de que estamos llenos de grandísimas experiencias, decidir a cuál entregarle nuestro dinero y tiempo, es algo sumamente complejo en muchos niveles. A inicios de este 2017 tuvimos la grandiosa sorpresa de Resident Evil 7, juego que vino a reivindicar a una serie que fue maltratada por mucho tiempo. No ha terminado la segunda mitad del año y nos llega un nuevo survival horror con aportaciones bastante interesantes, pues a pesar de que Outlast 2 se mantiene por un camino seguro, la realidad es que es un producto sólido que cumple con lo que cualquier fanático del género está esperando.

Los defectos de Outlast 2 son evidentes y muy marcados en algunos momentos, sin embargo, creo que al final, sus virtudes son las que se terminan imponiendo. Sobra decir que si disfrutaste del primer juego de esta serie, debes tener dentro de tus prioridades jugar cuanto antes esta secuela, mismo caso si eres seguidor de los juegos de terror. En caso de que estés esperando que este título cambie tu manera de ver al género, lo mejor será que voltees hacia otro lado, pues incluso de la parte narrativa, tenemos una historia llena de clichés bastante predecible en todo momento, aunque claro, estoy seguro de que su final causará polémica de una manera u otra.

Alberto Desfassiaux
Editor de Atomix. No me gustan los videojuegos... ¡adoro los videojuegos!