Review — Hot Wheels World’s Best Driver

TRENDING

XENOBLADE CHRONICLES 2 NO LLEGA AL TOP 10 DE VENTAS EN REINO UNIDO
REVIVE EL STREAM DE 30 ANIVERSARIO DE MEGA MAN
¿POR QUÉ SERÍA UNA BUENA IDEA VER SANGATSU NO LION?
LOS VIDEOJUEGOS QUE SE LANZAN EN DICIEMBRE
TORIYAMA REVELA EL SECRETO DETRÁS DEL SÚPER SAIYAJIN
AQUÍ ESTÁ EL ESPECTACULAR TRÁILER DE BATMAN NINJA
LA PRIMERA IMAGEN DE ROBIN PARA LA SERIE TITANS
PERSONA 5 YA VENDIÓ 2 MILLONES DE COPIAS
SWITCH FUE LA CONSOLA MÁS VENDIDA EN BLACK FRIDAY, CYBER MONDAY Y THANKSGIVING
SUPUESTA FILTRACIÓN DE EA NOS ADELANTA UN NINTENDO DIRECT
TRÁILER DE INFINITY WAR FUE VISTO 230 MILLONES DE VECES EN 24 HORAS
FECHA DE LANZAMIENTO Y DETALLES DEL CEREAL DE MARIO
¡CONOCE AL EDITORS’ CHOICE DE NOVIEMBRE!
EA BUSCARÁ LLEVAR MICROPAGOS A STAR WARS: BATTLEFRONT II
MIRA EL TRÁILER DE AVENGERS: INFINITY WAR
REVIEW – FIRE EMBLEM WARRIORS
SEMANA DE POKÉMON Y SWITCH EN LAS VENTAS JAPONESAS
DIRECTOR DE INFINITY WAR EXPLICA EL CAMBIO DE LOOK DE THANOS
DISNEY SEGUIRÍA AVANZANDO EN LAS NEGOCIACIONES PARA COMPRAR FOX
MIRA LOS COMERCIALES NAVIDEÑOS DEL NINTENDO SWITCH
ACCIONES DE EA SE DESPLOMAN TRAS LA POLÉMICA DE LAS LOOT BOXES
OMEGA LABYRINTH Z SÍ LLEGARÁ A OCCIDENTE
DESPIDEN AL PRODUCTOR DE SUPERGIRL TRAS ESCÁNDALO SEXUAL
REVIEW – HORIZON ZERO DAWN: THE FROZEN WILDS
SWITCH EN CAMINO A SUPERAR AL WII
CREADOR DE NARUTO HABLA SOBRE LA RELACIÓN ENTRE NARUTO Y HINATA
REVISANDO LOS RUMORES SOBRE DEVIL MAY CRY V

Warner Bros. Interactive y Firebrand Games incursionan en el mundo del automovilismo con Hot Wheels World’s Best Driver,  título que llegó al Nintendo 3DS, Xbox 360 y PlayStation 3.

Desde el principio, sólo tienes que elegir uno de los cuatro equipos para superar las diferentes pruebas: Verde súper rápido, rojo escandaloso, amarillo poderoso y azul de alta precisión. Cada equipo debe conseguir 54 medallas, distribuidas en 6 etapas con 3 pruebas cada uno, y éstas, a su vez, con tres metas a superar.

El equipo rojo tendrá que cumplir retos como correr en una pared llena de obstáculos, realizar tantas acrobacias como se pueda y librar los obstáculos del terrero. El equipo verde, en cambio, demostrará que la velocidad es lo suyo: perseguir un holograma, no ser eliminado en la carrera y obtener el menor tiempo en recorrer una pista. El azul exigirá de ti la precisión: ya sea para recorrer un circuito de obstáculos, abrir un paracaídas para quedar lo más cerca que puedas de la meta, derrapar en la nieve o sobre una pared. Al final, el equipo amarillo abusa del poder de los grandes vehículos automotores con misiones como destruir tantos vehículos como sea posible o abrirte paso entre las dunas y portaaviones.

Para ir desbloqueando otro nivel basta con obtener 4 de las nueve medallas de cada uno, así que no tienes que ser in experto en las pruebas para seguir avanzando. Así que, si no entendiste una dinámica, mejor explota las posibilidades de las otras dos. Si no entendiste dos, puede que desbloquear el nivel siguiente sea toda una proeza.

Conforme vayas adquiriendo las medallas, ganarás puntos para desbloquear más habilidades y otros autos. En total cuentas con 24  vehículos, seis por cada equipo, que puedes ir personalizando conforme avances en los retos. Si pensabas que cada uno tenía algo de especial, pues no, en realidad es más cuestión de estética y estilo que de lo que es capaz cada uno de estos vehículos. ¿Entonces? Todo se reduce a si quieres superar las pruebas en cuatro o dos ruedas.

En general, se aprecian los tutoriales de los juegos que uno prueba por primera vez. Por desgracia, el título no cuenta con ninguno, así que incluso los que no son amantes de los manuales impresos tendrán que ir al que ofrece la cajita o cambiar el control para saber cuál es el botón para derrapar, cuál el de avance, cuál otro el de freno.

El objetivo principal es “formar una cadena”, es decir, un combo: ya sea con acrobacias, velocidad máxima o daño a otros vehículos, dependiendo del equipo que hayas elegido. ¿Cuál es el verdadero problema? El título está desarrollado para aquellos que son muy perseverantes. Si eres desesperado, olvídalo. De pronto te encuentras frente a una indicación tan vaga como “haz todo el daño que puedas” y nadie está ahí para decirte que los explosivos rojos no te harán daño a ti. Hot Wheels World’s Best Driver deja al aire muchas cosas cuando se trata de dar indicaciones.

Por supuesto, está mal tratar al público receptor como “tontito”, pero no puedes asumir que con tan pocos indicios todos pasarán la misión y lo más importante: que pasarán un buen rato. Aunque el título cuenta con comentarios en español, estos sólo sirven para motivarte o desmotivarte, pero no para darte indicaciones que sean útiles cuando se trata de consejos para hacer combos (armar una cadena) o de menos aterrizar bien luego de una acrobacia.

Tampoco entiendo por qué debes repetir la misma misión varias veces debido a que nadie tiene la delicadeza de explicarte un poco, sino que te dejan ahí como si en verdad fueras un piloto y supieras qué hacer, como si ya hubieras jugado los títulos previos y pudieras asumir todo.

Pese a la clasificación E y la de 7 otorgada por Pegi, no creo que sea un título para un público infantil, no creo que sea tan fácil avanzar por la curva del aprendizaje que exige el título si desde el principio no hay ni un tutorial, ni indicaciones muy claras. Supongo que es para niños más grandes que pueden ir percibiendo los diferentes aciertos en las variables que van proponiendo en las misiones. Si este título lo juegan los pequeños, creo que se van a desesperar un poco: cada misión también tiene un límite de tiempo y, de no cumplirlo por azar, estarán inmersos en un proceso de constante repetición, proceso que puede terminar con sus expectativas.

World’s Best Driver es un título que, si no sabes leer y deducir o si no tienes un adulto a lado, puede resultar más complicado de lo que te imaginas. Un título de vehículos para niños no debería tener la mayor complicación y ofrecer un control sencillo, sin embargo, es como si el título persiguiera otros objetivos: encontrar la solución correcta con el mínimo de pistas.

Visualmente, el título ofrece lo que un buen juego de carreras, aunque considero que el control debería ser más preciso, o al menos, dar indicaciones claras al jugador (por lo menos en los primeros niveles). En cuanto a la música: las pistas no son malas, pero es horrible que cada vez que pierdes o te caes de la plataforma, de la pista, del circuito o del portaaviones, empiece una nueva, lo que da la impresión de que cada escenario no tiene una verdadera identidad: las mismas canciones que escuchas en la nieve, dan exactamente lo mismo en las persecuciones.

Pese a que el diseño de los autos es interesante, hay veces en las que controlarlo no es tan divertido como ir dentro de él y cambiar la perspectiva; pero tampoco es una ventaja pues hay ocasiones en las que no es práctico ser el piloto y te verás estampado contra las paredes o sin distinguir a qué altura debes dar la vuelta. ¿Razones? 1. No hay flechas ni señalamientos  2. Hay pistas en las que no se distingue con otro color o textura el camino a seguir  3. Si es necesario hacer acrobacias, la perspectiva en primera persona es sumamente inútil ya que no puedes calcular cuándo ni cómo aterrizar.

El mejor piloto del mundo es un título que adolece por las constantes interrupciones (en las misiones, en la música, en el aprendizaje) y no permite que los jugadores realmente se apasionen o que vivan la mejor experiencia que el automovilismo les pueda ofrecer, y aunque ofrece unas cuantas horas de reto ya que uno entiende lo que debe hacer en cada misión, ya no es tan divertido sino un reto de “tanto me tardé en descubrirlo que ahora lo paso”.

Nota: Para esta reseña se utilizó la versión de Nintendo 3DS×

Le daré una calificación de 75 pues no es un título positivamente memorable. Si bien el más reciente título de Hot Wheels no es la opción más recomendable para niños, tampoco es un título para evitar, sino para dar a un público un poco más grande. No creo que los amantes del automovilismo lo necesiten, pero sí puede ser interesante tras superar el aprendizaje afectado.

Katya Ocampo
Correctora de estilo y Editora en Atomix