Review – Halo Wars 2

TRENDING

JUEGOS QUE DEBERÍAN ESTAR EN EL MINI SNES
MOMENTOS MEMORABLES CON DROGAS EN VIDEOJUEGOS
DIPUTADA QUIERE REGULAR LOS VIDEOJUEGOS EN MÉXICO
GHOST RECON Y BREATH OF THE WILD, LOS MÁS VENDIDOS EN E.U.A.
¡TODO FUE MENTIRA! CAPTAIN AMERICA NUNCA FUE BUENO
NINTENDO YA ESTARÍA TRABAJANDO EN UN MINI SNES
A LAS CUCARACHAS LES FASCINA EL PS4
5 RAZONES POR LAS QUE EL SNES MINI NO ES BUENA IDEA
NADIE DETIENE A MONSTER HUNTER XX Y SWITCH EN JAPÓN
YA NO PODREMOS USAR ESTA TÉCNICA EN MK8 DELUXE
CELEBREMOS LOS 30 AÑOS DE LOS SIMPSONS CON ESTOS MOMENTOS
EL FRANCÉS QUE TERMINÓ BREATH OF THE WILD AL 100% EN 50 HRS
TRÁILER EN ESPAÑOL DE LA NUEVA PELÍ DE YU-GI-OH!
BAYONETTA YA VENDIÓ MÁS DE 100 MIL COPIAS EN STEAM
LA NUEVA ACTUALIZACIÓN DEL NINTENDO SWITCH
ULTRA STREET FIGHTER II NOS PRESENTA TODOS SUS CONTENIDOS
SE VIENEN NUEVOS MODELOS DEL PS4 SLIM CON 1TB
SAGAS DEL CINE QUE MERECEN UN VIDEOJUEGO NUEVO
TENDRÁS QUE ESPERAR UN POCO PARA DISFRUTAR DEL NUEVO IPHONE
LUCE BONI MIL CON LOS PRODUCTOS DE BELLEZA DE POKÉMON
3 HORAS DE MARIO KART 8 DELUXE EN MODO PORTÁTIL DE SWITCH
JUEGOS IMPORTANTES QUE SIGUEN SIN FECHA DE ESTRENO
PLAYSTATION CERRARÁ SERVIDORES DE VARIOS JUEGOS
WTF! ¿QUÉ HACE “THE ROCK” DISFRAZADO DE PIKACHU?
CLÁSICOS ANIME QUE DEBERÍAN REGRESAR

Cuando los spin-off funcionan

Desde hace ya un par de años, los videojuegos pasaron de ser una industria pensada para un tipo de consumidor muy identificable, a una en la que existen diversos nichos de mercado que en la mayoría de las ocasiones no se conectan de ninguna manera. Debido a lo anterior, incluso las franquicias más importantes han buscado diversificarse para seguir dentro del gusto de la mayoría. Por más raro que esto pueda sonar, estamos en 2017 y una secuela para Halo Wars ha llegado, presentando varias ideas nuevas pero manteniéndose fiel a lo que consiguió su antecesor en la generación pasada de consolas, asunto que trae buenas cosas a la mesa y otras que no nos hicieron sentido del todo.

Halo Wars 2 es un RTS pensado para poderse disfrutar en una consola casera como lo es el Xbox One y a la vez, también explotar las bondades de jugar este género en una PC. Al igual que pasó con la entrega pasada de esta serie de spin-offs, el balance en general es innegablemente positivo, sin embargo, una vez más tenemos a un título de este complejo género que por quererse adaptar a toda clase de jugador, pierde un poco de vista lo que en un inicio lo hace tan especial, entregando una experiencia en muchas ocasiones, sobre todo en la parte competitiva, que se siente un tanto diluida o sin sabor. Lo anterior seguramente causará sentimientos encontrados en los fans de Halo y entre aquellos seguidores de los juegos de estrategia que le den una oportunidad a esta propuesta de  Creative Assembly y 343 Industries.

RTS funcional y sumamente ligero

La idea de tener un juego de estrategia en tiempo real dentro de una consola casera siempre sonó como la cosa más absurda del mundo, asunto que se confirmó con cosas como Starcraft para Nintendo 64. A pesar de este estigma tan marcado, Microsoft y el extinto Ensemble Studios, decidieron que se podía hacer un mucho mejor trabajo, lanzando Halo Wars para el Xbox 360 que de alguna manera, logró hacer que todo funcionara, esto claro, con algunos costos de por medio.

Halo Wars 2 parte justamente de la base tan bien cimentada que dejó su antecesor, es decir, antes que cualquier otra cosa, este juego tiene como objetivo hacer que las mecánicas de un RTS se comporten como deberían en una plataforma en la que por la naturaleza del género, la situación no suele fluir tan bien. Gracias a la decisión anterior, fue que Creative Assembly logró que una vez más, tengamos un juego sumamente sólido que casi todo lo que intenta lo consigue.

El primer gran cambio que notarás al momento de ponerle las manos encima a Halo Wars 2 si es que tuviste la oportunidad de disfrutar el primero, es que ahora contamos con lo que bien podría ser considerado como grupos de control, estos mapeados al D-Pad del mando del Xbox One. Aquí, podrás dividir a tus unidades en diferentes tipos como por ejemplo, infantería, unidades voladoras o blindadas. En caso de que necesites ha alguna de ellas, tan sólo basta con que aprietes cualquier dirección de este botón para que inmediatamente estés en control de ellas a manera de grupos.

De igual forma, regresar a nuestra base desde la perspectiva de jugador, se puede hacer con tan sólo apretar un comando en el control, esto para después saltar de manera bastante ágil entre cada uno de los compartimentos o secciones con las que cuenta y así, construir alguna unidad que necesitemos o por qué no, investigar nueva tecnología para poder desarrollar vehículos y soldados más avanzados. A pesar de que en Halo Wars 2 el tema macroeconómico no es tan crucial, se agradece que su gestión sea tan ágil y fácil de entender, sobre todo para que aquellos que no están tan familiarizados con lo que es un RTS. Seleccionar un edificio y después pedirle que fabrique cierto número de unidades, es tan fácil como cambiar de arma en cualquier FPS.

Los comandos para ordenar ataques coordinados también se comportan justo como esperarías. Por supuesto que al estar usando un control de Xbox One las cosas no se pueden dar a la velocidad que pasaría con un teclado y mouse, sin embargo, siempre te sientes en el control de las cosas. Hablando de micro, me pareció bastante interesante y natural la forma en la que por ejemplo, se siente pedirle a un trio de Spartans que den un salto con sus jetpacks y posteriormente arremetan contra una posición enemiga. Fueron muy pocas las veces durante mis horas con Halo Wars 2 en las que me topé con una unidad o grupo de unidades que no ejecutaran exactamente lo que les estaba pidiendo.

Sí, no te voy a mentir, por bien logrados que están los controles en consola de Halo Wars 2, en más de una ocasión me entró un poco la desesperación de querer operar mucho más rápido de lo que lo hacía, sobre todo cuando el enemigo me estaba abrumando con ataques muy fuertes o con defensas correctamente establecidas. No hay duda de que este juego se disfruta mejor en PC, no obstante, por lo que te acabo de platicar, creo que la experiencia en el Xbox One es casi satisfactoria en un cien por ciento.

Pasando al tema de la campaña para un jugador, es importante comentarte que ésta está estructurada de una manera bastante tradicional, es decir, para poder progresar, tendrás que ir superando misiones muy bien delimitadas que normalmente se conectan por medio de cinemáticas excelentemente bien elaboradas que por supuesto, ayudan a darle forma a la narrativa del juego. Además de contar con objetivos primarios, estas misiones cuentan con tareas secundarias normalmente bastante complicadas de lograr y que por consiguiente, le dan mucho más sabor a la experiencia.

Si bien la campaña de Halo Wars 2 se siente como un enorme tutorial que nos va llevando de la mano hasta más o menos la mitad de su duración, la verdad es que la gran variedad de tareas que siempre estás realizando, en ningún momento me hizo sentirme aburrido o con ganas de avanzar más rápido. A pesar de conocer bien al género, me parecía interesante que en cada nivel, el título me enseñara algo nuevo u otra forma de hacer cierta tarea, habilidades que más adelante, pones a prueba y que si lo consigues con éxito, sientes que empiezas a dominar sus básicas, pero muy bien implementadas reglas.

Me parece que Creative Assembly hizo lo correcto: mantenerse dentro de una fórmula que estaba bien probada y sobre ella, proponer un par de ideas nuevas al gameplay que a pesar de que no revolucionan nada ni mucho menos, sí hacen que nuestra experiencia sea bastante más placentera. Su muy interesante campaña de casi 10 horas de duración hace de Halo Wars 2 un juego disfrutable para todo tipo de público, tanto para los viejos fanáticos de la franquicia, como para quienes están buscando conocer más sobre los RTS y sus derivados. Claro que los veteranos del género lo sentirán como un juego un tanto diluido que no les ofrecerá algo que no hayan visto antes.

Una historia interesante, pero no tan relevante

A pesar de que me parece que la historia de Halo está lejos de lo que son las grandes obras de ciencia ficción, entiendo bien que los fanáticos sientan un fuerte apego hacia sus personajes y las situaciones que éstos viven, asunto que por supuesto, 343 Industries también tuvo muy en cuenta al momento de darle forma a la narrativa de Halo Wars 2. Los eventos que vemos en este juego son bastante interesantes y hasta emocionantes por momentos, sin embargo, creo que pierden un poco de relevancia para el lore general de la franquicia por la forma en la que concluyen.

La historia de Halo Wars 2 está muy atada a lo que fue el primer Halo y a lo que vivimos recientemente en Halo 5: Guardians. 28 años han pasado desde que la guerra entre la humanidad y el Covenant estalló en le juego que le dio vida a la serie y muy poco tiempo desde el final de la última gran entrega de la misma, por lo que evidentemente, un montón de cosas han pasado.

En Halo Wars 2 tomamos el control de la tripulación del Spirit of Fire, nave capital de la UNSC que ha pasado todos estos años viajando con sus integrantes en sueño cryogénico. Por una razón que no te revelaré, los viajeros despiertan cerca de la famosa Ark, artefacto que como bien sabes, fabrica los anillos Halo. Sin saber que la guerra ha terminado, los exploradores deciden bajar a la superficie siguiendo una señal de emergencia. Ahí, se topan con una fuerza hostil conocida como los Banished, facción que se separó del Covenant y que es dirigida por un Warlord Brute llamado Atriox, quien por supuesto, no tiene la intención de dejar que los humanos se apoderen de lo que sea que haya en la zona.

A partir de ese momento, se desasta un conflicto armado de bastante consideración, pues por un lado tenemos a una tripulación que no sabe bien en qué contexto está peleando y por el otro, hay una raza alienígena sumamente hostil y efectiva en combate que tiene bastante claros sus objetivos. Lo anterior te puede sonar como lo mejor del mundo, sin embargo, es importante que sepas que la fuerza del inicio, se pierde rápidamente y cuando estás esperando a que se caliente con un final climático, resuelven todo de una manera un tanto simplona que poco deja para el lore de Halo.

Recomendarte Halo Wars 2 sólo por su historia me parece un tanto aventurado, pues a pesar de lo divertida que está gracias a sus bien logrados personajes, sobre todo el caso de Isabel (Inteligencia Artificial tipo Cortana con contrastes muy interesantes), me hizo sentir que tan sólo estaba jugando una aventura más dentro de este universo que no acabó por tener un impacto significativo a lo que ha pasado en el resto de los juegos. Como sea, si eres fan de Halo, sobra decir que seguramente lo anterior no te importará, pues cualquier cosa para saber más de este universo, es algo que seguro tienes dentro de tus prioridades.

Explosivo multiplayer

Los eSports se encuentran viviendo momentos verdaderamente importantes, pues están justo en el punto crucial para dejar de ser una moda pasajera para convertirse en una nueva forma de ver a los videojuegos, tanto en términos comerciales, como artísticos hasta cierto punto. Dicho movimiento le debe su fundamento a los RTS, género que comenzó a darle forma a esta manera de competir. Me cuesta trabajo imaginarme a algo como Halo Wars 2 convirtiéndose en la nueva gran cosa del deporte electrónico, incluso podría decir que cuando sus desarrolladores construyeron su multiplayer, no tenían muy en mente que esto se vaya a dar en algún punto en el futuro.

Creo que la mejor manera de definir el multiplayer de Halo Wars 2 es usando la palabra explosivo, pues sabiendo que actualmente están de moda los juegos basados mucho más en la acción que en la administración de recursos, esta modalidad fue diseñada justamente para que siempre esté pasando algo en pantalla y para que los jugadores tengan éxito gracias a sus reflejos y no tanto en la forma en la que crean una estrategia.

No me mal interpretes, en el multiplayer de Halo Wars 2 requieres de cierto grado de planeación para poder triunfar sobre tus contrincantes, sobre todo en el modo de 1v1, sin embargo, en la partidas que disfruté en el online de este juego, me di cuenta que la mayor parte de las veces, el jugador que sabía manejar de mejor manera a sus unidades a nivel micro, era el que se terminaba quedando con la victoria, esto sin importar tanto la composición de su ejército o qué tan bien estaba invirtiendo sus recursos. Por supuesto que este juicio puede ser un tanto adelantado, pues el verdadero rumbo de este multijugador se sabrá hasta que el título esté disponible para todo el mundo.

Otra cosa que me llamó enormemente la atención fue que los modos de juego se parecen muchísimo a lo que te podrías encontrar en un Halo de la saga principal. Creo que todo esto justamente tiene que ver con que Creative Assembly quiso crear una experiencia en donde la acción esté sobre todo lo demás, dejando un poco de lado la forma en la que tradicionalmente se juega un RTS. En mi opinión, la decisión no fue del todo acertada, pues a pesar de que estamos hablando de un juego que busca hacer más accesible este complejo género para todo el mundo, llega un punto en el que es inevitable sentir que estás jugando una versión sumamente rebajada de algo como StarCraft II, por ejemplo.

Como te comentaba, puede que aún falte tiempo para dar un veredicto mucho más preciso de lo que es el multiplayer de Halo Wars 2. Por un lado tenemos el hecho de que me costó bastante trabajo en algunos momentos encontrar con quién jugar gracias a que el título no se ha lanzado de manera oficial, asunto que evidentemente me dejó con ganas de probar más de él y por el otro, está el asunto de que los servidores sí vayan a responder cuando todo el mundo entré de lleno a la experiencia. En caso de quieras saber un poco más sobre el comportamiento de esta modalidad y qué más cosas tiene que ofrecer, te recomiendo ampliamente checar este previo que publicamos al respecto hace unas semanas.

Uno punto por el que seguramente Halo Wars 2 no será ese nuevo RTS competitivo que algunos están esperando, tiene que ver con que al inicio de cada partida, además de elegir a una facción, cada jugador puede escoger a un líder que le da ciertas habilidades especiales a tu ejército. De entrada, además de tener que balancear unidades, tienes el dilema antes mencionado de que cada usuario parte con una ventaja sobre los demás. Sí, esto hace todo un poco más divertido y dinámico, no obstante y como era de esperarse, le quita bastante seriedad a las partidas si lo que estás buscando son encuentros en igualdad de condiciones.

No espero que Halo Wars 2 se vaya a convertir de ninguna manera en el siguiente gran eSport, pues además de que los RTS han perdido por completo su hegemonía ante la moda de los MOBA, creo que la misma estructura de su multiplayer está pensada para entregar una experiencia mucho más casual en la que todos, sin importar su grado de habilidad, se puedan pasar un muy buen rato. Claro que al final, la misma comunidad es la que dirá qué rumbo tome todo este asunto, y en el caso de que se torne competitivo por alguna razón, seguramente las compañías detrás del juego estarán felices de apoyar a sus usuarios.

Parecía que Blitz tendría mucho más potencial

Las nuevas ideas dentro de cualquier género o juego siempre son bienvenidas, sin embargo, hay que tomar en cuenta que la innovación no necesariamente conlleva algo positivo. Sin lugar a dudas, podemos decir que Halo Wars 2 es un RTS bastante tradicional que se va por una línea muy bien conocida, asunto que no lo frenó de proponer una nueva modalidad completa que si bien al inicio parecía contar con un gran potencial, creo que al final el hecho de tener microtransacciones, la frenaron de haber podido ser algo bastante más trascendental.

Podríamos decir que Blitz es una combinación entre un RTS, un MOBA y un juego de cartas. En esta modalidad, comandas a un grupo de unidades, el cual, vas haciendo crecer al momento de tirar alguna de las cartas que tienes en tu mano. Cada una de ellas tiene un costo de energía, recurso que se encuentra esparcido por cada uno de los mapas. Lo interesante es que el enemigo te va atacando en diferentes oleadas para intentar capturar alguno de los puntos controlables de la zona. Con el pasar de cada oleada, la dificultad se va incrementando sustancialmente.

La acción es bastante frenética y el factor de decidir qué carta utilizar para llamar a cierto tipo de unidad, juega un papel bastante importante, pues siempre estás pensando sobre qué tanta energía gastar dependiendo de tus necesidades. También está el hecho de que constantemente te estás preguntando qué tanto debes arriesgar a tu defensa o cómo debes dividir a tus fuerzas para ir a recolectar energía y así, seguir teniendo el recurso para poder tirar más cartas.

Pasando al tema de la cartas, al inicio de cada partida se te pide seleccionar un deck o mazo de ellas. Antes de comenzar de cada enfrentamiento, éstas se revuelven para ir saliendo en cierto orden al azar, no obstante, después de dos o tres pasadas de todas ellas, más o menos te vas aprendiendo cómo es que van a ir apareciendo, asunto que por supuesto, muchas veces te deja estar un paso adelante para tener una mucho mejor estrategia.

La manera de obtener nuevas cartas para Blitz se divide en dos. Por un lado obtendrás más de ellas al momento de completar la campaña en diferentes dificultades o al completar ciertos objetivos dentro del multiplayer competitivo, sin embargo, si quieres que las cosas se aceleren un poco, las puedes comprar con dinero real a través de las famosas y muy polémicas microtransacciones que fueron implementadas en Halo Wars 2. A pesar de que al inicio consideré que esta última forma en realidad no se necesitaba para que mi colección de cartas avanzara, en poco tiempo me comencé a sentir un tanto estancado, asunto que por supuesto se dio por el mismo diseño de todo este sistema.

Los precios de los decks completos que puedes comprar para el Blitz de Halo Wars 2 van desde $5.35 dólares por tres paquetes, hasta los $139.95 por 135 paquetes. Claro que el usar o no todo esto depende de cada tipo de jugador, pero en mi opinión, se siente como algo un tanto sobrado que en lugar de darle más sabor a esta nueva modalidad, creo que la frenó bastante de ser algo más importante para quienes no gustamos de estar comprando aire.

Es una verdadera lastima que algo tan divertido como Blitz pierda toda su fuerza en tan poco tiempo, pues la verdad, es una modalidad que en cuanto le pones las manos encima, sientes que tiene para dar mucho más. Entiendo que los juegos modernos se tengan que ir adaptando a modelos de negocio innovadores, sin embargo, una vez más considero que no puedes hacer un juego tan tradicional como lo es Halo Wars 2 y al mismo tiempo, implementar un sistema de monetización tan nuevo y pensado para otro tipo de plataformas en las que el consumidor es otro completamente diferente al que paga $60 dólares de entrada por un juego.

Par de complicaciones técnicas

Desafortunadamente, Halo Wars 2 no está exento de algunas complicaciones técnicas bastante molestas que a pesar de no haber arruinado mi experiencia ni mucho menos, sí me llegaron a desesperar en más ocasiones de las que tenía presupuestado. La verdad es que aún no tengo claro por qué estas cosas ocurrieron, pero sospecho que tiene que ver con el hecho de que el juego también tiene una versión para PC.

Lo primero que hay que decir al respecto es que por más simple que pueda ser la inteligencia artificial de Halo Wars 2, me parece completamente inaceptable que en más de una ocasión me haya topado con unidades enemigas que literalmente solo corrían en círculos sin saber qué hacer o hacia dónde dirigirse. También hubo un par de momentos en los que veía cómo es que algún vehículo de gran tamaño se había atorado con alguna estructura. Lo curioso es que esto solo lo vi con unidades contrarias, pues la inteligencia artificial que controlaba a algunas de las mias cuando les daba ciertas ordenes, jamás se comportó de esa manera.

Otro punto muy frustrante de Halo Wars 2 es que al menos en la versión actual del juego para Xbox One, los tiempos de carga se pueden sentir sumamente extensos, esto sin mencionar que en dos ocasiones, el título simplemente dejó de cargar, por lo que me tuve que salir al dashboard de la consola a cerrar e iniciar de nueva cuenta la aplicación. Este problema nunca me he hizo perder avances, pero la verdad sí es muy molesto, sobre todo cuando decides reiniciar una misión debido a que no cumpliste uno de los objetivos secundarios.

Yo sé que hablar de un juego sin problemas técnicos en pleno 2017 es sumamente extraño, sin embargo, la verdad sí me sorprende que dentro de un juego tan controlado como lo es Halo Wars 2, estas cosas se den de maneras tan marcadas. Lo que sí te puedo decir es que no tuve caídas de frame rate notorias, incluso cuando el campo de batalla se llenaba de acción.

La versión de Xbox One luce muy bien a una resolución de 1080p, presentando texturas bien logradas y una iluminación decente, sin embargo, cuando ves Halo Wars 2 en una PC, la cosa cambia bastante, pues claramente esta versión del juego es superior en todo a su contraparte en consola, tanto en la parte gráfica, como en el tema de controles. Repito, a pesar de lo anterior, el título funciona muy bien dentro de la más reciente consola de Microsoft.

La franquicia necesitaba retomar el rumbo

Dejando de lado si eres fanático o no del universo de Master Chief, tenemos que aceptar que al menos en la última década, el nombre de Halo ha jugado un papel muy importante en la historia del gaming. Después de lo que fue Halo 4, todos pensamos que lo mejor que le pudo haber pasado como serie, fue haber caído en manos de 343 Industries, idea que se vino abajo con el decepcionante Halo 5: Guardians. Ahora con Halo Wars 2 sobre la mesa, parece que la franquicia se tomó un respiro y repensó las cosas para retomar el camino correcto, pues sin lugar a dudas, estamos frente un título sólido y digno representante de todo el linaje que lleva en su nombre.

Sé perfectamente que los RTS son un género que no encaja con el perfil de todo videojugador, sin embargo, Halo Wars 2 hace un grandísimo esfuerzo para ser algo mucho más universal, esto claro, con costos que en algunos puntos lo llevan a ser a una experiencia bastante diluida de estilo de juego al que representa. Creo que lo mediano que fue Blitz al final y los errores técnicos tan fáciles de detectar, lo frenaron de haber sido algo bastante más importante, con todo y su grandiosa campaña y bien logrado multiplayer. Si eres fan de Halo, este juego debe de estar dentro de tus prioridades. En caso de que esta serie nunca haya sido de tus favoritas, te puedo decir que no pasa gran cosa si lo dejas para más tarde.

Alberto Desfassiaux
Editor de Atomix