Review – God of War III Remastered

TRENDING

XENOBLADE CHRONICLES 2 NO LLEGA AL TOP 10 DE VENTAS EN REINO UNIDO
REVIVE EL STREAM DE 30 ANIVERSARIO DE MEGA MAN
¿POR QUÉ SERÍA UNA BUENA IDEA VER SANGATSU NO LION?
LOS VIDEOJUEGOS QUE SE LANZAN EN DICIEMBRE
TORIYAMA REVELA EL SECRETO DETRÁS DEL SÚPER SAIYAJIN
AQUÍ ESTÁ EL ESPECTACULAR TRÁILER DE BATMAN NINJA
LA PRIMERA IMAGEN DE ROBIN PARA LA SERIE TITANS
PERSONA 5 YA VENDIÓ 2 MILLONES DE COPIAS
SWITCH FUE LA CONSOLA MÁS VENDIDA EN BLACK FRIDAY, CYBER MONDAY Y THANKSGIVING
SUPUESTA FILTRACIÓN DE EA NOS ADELANTA UN NINTENDO DIRECT
TRÁILER DE INFINITY WAR FUE VISTO 230 MILLONES DE VECES EN 24 HORAS
FECHA DE LANZAMIENTO Y DETALLES DEL CEREAL DE MARIO
¡CONOCE AL EDITORS’ CHOICE DE NOVIEMBRE!
EA BUSCARÁ LLEVAR MICROPAGOS A STAR WARS: BATTLEFRONT II
MIRA EL TRÁILER DE AVENGERS: INFINITY WAR
REVIEW – FIRE EMBLEM WARRIORS
SEMANA DE POKÉMON Y SWITCH EN LAS VENTAS JAPONESAS
DIRECTOR DE INFINITY WAR EXPLICA EL CAMBIO DE LOOK DE THANOS
DISNEY SEGUIRÍA AVANZANDO EN LAS NEGOCIACIONES PARA COMPRAR FOX
MIRA LOS COMERCIALES NAVIDEÑOS DEL NINTENDO SWITCH
ACCIONES DE EA SE DESPLOMAN TRAS LA POLÉMICA DE LAS LOOT BOXES
OMEGA LABYRINTH Z SÍ LLEGARÁ A OCCIDENTE
DESPIDEN AL PRODUCTOR DE SUPERGIRL TRAS ESCÁNDALO SEXUAL
REVIEW – HORIZON ZERO DAWN: THE FROZEN WILDS
SWITCH EN CAMINO A SUPERAR AL WII
CREADOR DE NARUTO HABLA SOBRE LA RELACIÓN ENTRE NARUTO Y HINATA
REVISANDO LOS RUMORES SOBRE DEVIL MAY CRY V

atomix_review_god_of_war_3_remastered_playstationCuando pensamos en PlayStation es difícil que a nuestra mente no venga Kratos y la serie God of War, misma que desde su debut en el PS2 marcó toda una tendencia dentro de los videojuegos respecto a cómo debe hacerse un juego de acción hack’n’slash. Santa Monica Studios se mantuvo muy conservador respecto a las mecánicas que resultaron muy exitosas en el primer título y aunque se superó gradualmente con la segunda y tercera entrega que haría su debut en el PS3 no dejó a un lado las fórmulas que probaron ser las adecuadas para que el juego se sintiera bien en las manos de los jugadores.

Cada una de las entregas de la trilogía original de God of War lleva el toque de cada uno de sus directores. El primer juego sentaría las bases de una serie agresiva y sangrienta en el que David Jaffe imprimió su personalidad, en el segundo juego Cory Barlog refinaría muchos de los elementos del gameplay acercándose cada vez a la perfección en una historia llena de los momentos y batallas épicas que tanto nos agradaron de la primer entrega, la responsabilidad de la tercer entrega recaería sobre Stig Asmussen quien tuvo bajo sus hombros el compromiso de cerrar de la manera más grandiosa posible una serie cuyas expectativas estaban por las nubes para los fans.

God of War III cumplió de forma magistral lo que podíamos esperar para el cierre de la franquicia, aprovechando la ventaja de hardware que tenía el PS3 sobre el PS2 nos sorprendió con algunos de los visuales más sorprendentes en la historia de los juegos de acción y un gameplay que se habían ido construyendo en dos entregas de la franquicia y que se volvió mucho más fluido gracias a decisiones como el cambio de las armas en medio de los combos. La manera en que nos presentó cómo el mundo se fue acabando tras la caída de los dioses del olimpo ante la venganza de Kratos se coronó con un perfecto equilibrio entre las cinemáticas, los QTE y las épicas batallas.

Cuando reseñamos el juego en su lanzamiento original se señaló que indudablemente es uno de los mejores juegos de acción hack’n’slash de todos los tiempos y la mejor entrega de la franquicia, por lo que nuestra emoción ante una remasterización está completamente justificada.

¿Cómo mejorar la obra maestra que recibimos en PS3? ¿Está justificada una remasterización para un juego que ya se veía muy bien? En esta reseña vamos a recordar algunos de los puntos que nos recuerdan por qué fue tan aclamado God of War III en su lanzamiento y les platicaremos qué tan buena está la remasterización.

 

¿Por qué God of War III es un gran título?

El paso de God of War por el PS3 nos dejó una de sus aventuras más épicas, tanto por sus mejoras al gameplay de la serie como en sus elementos técnicos. En atención de quienes nunca han tenido la oportunidad de disfrutar de este título, recordamos algunos de sus puntos clave a manera de reseña:

 

– Combate fluido y divertido / Adecuada variedad de armas

En primer lugar tenemos el adictivo gameplay de God of War que fácilmente nos hace considerarlo como uno de los mejores hack’n’slash que se han hecho, con controles que son accesibles y fáciles de memorizar pero difíciles de dominar en un combate en el que la combinación de la evasión, defensa y combos son la clave para quedarse con la victoria, sobre todo en las dificultades más altas en las que nos encontramos con desafíos muy fuertes.

Al igual que en las otras dos entregas de la serie, en God of War III el protagonista cuenta con varias armas, en concreto hablamos de cuatro de ellas con sus propias ventajas y magias generadas al gastar puntos especiales de tu medidor. A diferencia de los otros títulos de la franquicia, y en pro al gameplay fluido en el que se pueden hacer grandes cadenas de combos, la transición entre las distintas armas se puede hacer dentro de una misma secuencia de golpes con tan sólo presionar dos botones a la vez.

Las cuatro armas que presenta Kratos en God of War III se manejan de forma muy similar entre ellas, lo que provoca que el jugador se acostumbre mucho más rápido a su manejo. Al igual que en anteriores juegos de la serie, las armas se van mejorando según lo decidas por medio de orbes rojos que encuentras dispersos por el universo del juego dentro de cofres o al acabar con tus rivales, y van aumentando la cantidad de movimientos especiales que pueden realizar o la potencia de sus ataques mágicos.

Los QTE (Quick Time Events) también forman parte importante del combate como siempre ha sido en la serie desde su debut en el PS2, aunque a diferencia de otros títulos en los que se abusa de este recurso y todo se siente como una simple película interactiva, en el caso de God of War III el equilibrio en el uso de este tipo de gameplay con el frenético combate te permite tener algunos “descansos” entre interminables combos que se disfrutan por la manera tan violenta en que Kratos acaba con sus rivales. El mayor acierto a la hora de implementar QTE es cuando por medio de uno de ellos logras domar a alguna bestia que te encuentras a tu camino y usas sus habilidades en contra de los demás rivales.

 

– Cámaras fijas muy cómodas

Parte del éxito de God of War III –y de la serie en general– como hack’n’slash radica en la comodidad de sus cámaras fijas en un género que suele fallar precisamente por descuidos en este importantísimo elemento del juego. El equipo de desarrollo decidió dónde debían estar las cámaras en cada una de las escenas del juego, resultando que al estar fijas, nunca sea un distractor a la hora de los frenéticos combates.

El trabajo de cámaras en God of War III debe ser ampliamente reconocido, pues su adecuado diseño permite llevar un buen control en las batallas, admirar la majestuosidad de los paisajes en escenas de exploración e incluso ocultar algunos de los cofres secretos que añaden un reto adicional al juego.

 

– Transición muy suave de las cinemáticas al gameplay

Derivado del acertado trabajo de cámaras y de la adecuada colocación de segmentos con QTE dentro del gameplay, God of War III es una gran obra cinemática en la que las transiciones muy suaves entre todos sus elementos te permiten seguir una aventura que no sólo disfrutas al jugarla, también al admirar todo el trabajo que se conjunta en una épica aventura con personajes memorables y una emotiva conclusión a la serie.

 

– Inteligente diseño de niveles

Nada sería de todo lo anterior si el juego tuviera un diseño de niveles mediocre; efectivamente son los aciertos en este elemento del juego lo que lo coronan como una obra maestra de la generación pasada de consolas. El universo de God of War III funciona como las piezas de un reloj o una maquinaria compleja donde todo ensambla a la perfección, una serie de túneles interconectados en los que incluso pasarás varias veces por los mismos lugares pero a diferentes alturas de la aventura que tienes frente a ti.

God of War III es un juego lineal, pero eso no le quita mérito a un diseño de niveles tan bien planeado que se nota en varios capítulos –que no les diré cuales para la sorpresa de quien jamás lo ha jugado– en los que nos entrega interesantes puzzles que sin llegar a ser abrumadores ofrecen la cantidad adecuada de reto para sentirse cómodos y divertidos. En pocas palabras, su diseño de niveles nos hace sentirnos frente a un videojuego en toda la extensión de la palabra.

 

– Colosal aventura, épicos combates contra jefes

Sumado al refinamiento del gameplay que hace superior a God of War III de los demás títulos de la serie, sus combates épicos contra jefes no dejan lugar a dudas de que estamos ante la mejor aventura de Kratos. Escalar por el brazo de un Titán en movimiento, enfrentarte cara a cara con varios dioses del olimpo, defenderte de una colosal criatura que busca comerte, salir del infierno volando… todos esos momentos que no describo por respeto a quienes no los han disfrutado son difíciles de alcanzar no sólo en la serie, sino en general en los videojuegos del género.

La primer vuelta que le di a la edición remasterizada de God of War III fue en el modo difícil, mis dedos llegaron a sentir el cansancio en varios combates contra jefes en los que tras intentarlos una y otra vez moría casi al final y tenía que repetirlo todo de nuevo. Recordé lo intenso que es enfrentar a difíciles jefes que cuando crees acabados desembocan en diferentes batallas iguales de desafiantes.

God of War III es muy intenso en sus épicas batallas contra jefes, uno de los elementos más destacables de un excelente título.

 

– Conclusión a la historia de venganza de Kratos

La historia que nos relata God of War III es de mis favoritas por la manera en que muchas piezas se entrelazan en lo que parece el desenlace definitivo de la serie –que no dudamos se siga expandiendo. Podrán cuestionarse muchas decisiones narrativas con justa razón pero en general resulta muy disfrutable la manera en que el caos va apoderándose de la tierra y el Olimpo va cayendo con un final que da mucho de qué hablar.

 

– Excesivamente violento

La violencia siempre ha sido un toque característico de la serie God of War  y en este título en específico tenemos algunos de los momentos más brutales de la serie. Los baños de sangre son muy constantes en God of War III, y las animaciones de las muertes brutales están muy bien logradas para un juego tan violento que incluso inspiró un disco de metal.

Por obvias razones God of War III no es un juego para una audiencia muy joven, se agradece que Santa Monica Studios haya pensado en satisfacer a sus fans con un juego maduro y tan brutal como esperaríamos un producto de la franquicia.

 

– Excelente presentación

¿Cómo se nos entrega este paquete de buenas decisiones? En una presentación envidiable. Menús claros, bien definidos y detallados, banda sonora épica que acompaña los frenéticos momentos del juego, cinemáticos animados que explican muchas de las situaciones del juego y que se presentan como el arte de la cerámica griega en movimiento. Hasta el más mínimo detalle es cuidado en esta entrega de la serie que no podía decepcionar a todos los fans que disfrutaron de las entregas clásicas en PS2.

 

¿Cómo mejorar todo lo anterior? La remasterización

Dejando claro que God of War III es un gran título, ahora podríamos preguntarnos ¿es en realidad la versión remasterizada la edición definitiva del juego? Seguramente muchos de ustedes pueden dudar que un juego que ya se veía espectacular en la generación pasada de consolas pueda brillar una vez más –yo mismo llegué a pensarlo–, hoy puedo decirles que los adecuados ajustes y adiciones de la remasterización nos dejan ante un brillante trabajo.

 

El framerate hace toda la diferencia y la resolución lo hace más brillante

Muchos cuestionaron que en The Last of Us Remastered haya sido buena la decisión de integrar los 60 cuadros por segundo en un título tan cinematográfico que hasta decisiones como los 30fps forman parte de la manera en que quieren los desarrolladores que veamos el juego; afortunadamente el título tenía lo opción de fijarlo a elección del usuario a 30 o 60 fps.

En el caso de God of War III, tenemos que el juego se nos presenta a flamantes 60fps completamente estables, y aquí la decisión es completamente favorable ya que la fluidez visual derivada del framerate nos permite que se disfrute mucho más de su fernético gameplay.

A diferencia de la edición de PS3 el juego se presenta a 1080p, cambio quizá no es tan notorio para el ojo inexperto, pero que sí se deriva en una imagen mucho más nítida y esos gráficos que tanto nos gustaron en la anterior consola de Sony ahora mucho más definidos gracias a una remasterización en la que hasta muchas de las texturas se ven trabajadas para la nueva resolución. En el modo fotografía –del que hablaremos a continuación– es completamente notorio que el juego fue trabajado para lucir espectacular en el PS4, pues por mucho que acerques el zoom a alguna de las partes de una escena, no se pierde la nitidez del cuadro resaltando el evidente trabajo en muchas de las texturas.

Será notorio para cualquier usuario los acertados cambios que recibe esta remasterización, pues elementos como el framerate estable a 60fps es algo a lo que nadie hacerse ciego.

 

El increíble modo fotografía

Como ya es costumbre en muchos de los juegos que publica Sony en el PS4, God of War III Remastered también incluye un modo fotografía. A diferencia del que vimos en juegos como The Last of Us Remastered, inFamous Second Son, Driveclub o The Order: 1886 que nos permitía mover la cámara de manera libre en el escenario tridimensional, en God of War III Remastered tenemos mucho menos libertad, esto porque evidentemente el juego está diseñado para que en lugar de que el jugador observe su entorno con libertad, se limite con cámaras fijas que definen lo que los desarrolladores quieren que veamos en cada momento.

Dicho lo anterior, cuando pausas la acción se queda congelado el momento y puedes hacer lo siguiente:

– Hacer zoom a cualquier parte de la escena, la imagen no pierde nitidez.

– Agregar alguna de varias plantillas que añaden un marco a tu foto.

– Aplicar un filtro de color cuya intensidad puedes regular a tu elección.

– Jugar con otro par de variables como el brillo general de la imagen o específico de las zonas con mucha intensidad dentro de la escena.

Al no poder mover libremente la cámara como en otros modos fotografía de los títulos anteriormente mencionados sí se limitan los resultados que puedes obtener en tus fotografías, pero no por ello son menos sorprendentes. La combinación de las mejoras gráficas de la remasterización con la posibilidad de congelar una escena para elegir qué parte de ella quieres retratar puede darte muy buenos resultados.

De esta manera, el viaje a God of War III tiene una cosa más por hacer, en mi caso no escatimé el tiempo que invertí a cada una de las más de 200 capturas que realicé con este modo fotografía. Cuando jugué God of War III en PS3 no me imaginé que en algún momento podría ver tan de cerca lo que sucedía mientras jugaba, por lo que agradezco enormemente la posibilidad de tomar el juego y capturar mis momentos favoritos en imágenes que modifico a mi elección dentro de un menú.

 

Comentarios finales, ¿debo comprar God of War III Remastered?

atomix-score-9011Estamos frente al mismo juego que ya disfrutamos ampliamente en 2010 en su formato original para PS3 –que incluso se ha llegado a vender a precio de risa–, aunque las bondades de la remasterización pueden ser motivo suficiente para que los fans de Kratos le den una segunda oportunidad y lo paguen a precio completo, un poco más económico pues se venderá a $39.99 USD.

Si jamás jugaste God of War III no lo dudes un instante, es una obra maestra en su mejor formato que disfrutarás casi de forma garantizada. Si ya lo disfrutaste dependerá de qué tanto vale para ti que el juego luzca mucho mejor para volver a hacer el gasto y darle una segunda vuelta en la que seguramente la pasarás increíble.

Como fan de la serie y coincidiendo en que God of War III es el mejor título de la franquicia me parece que el poder disfrutar de la fluidez del combate por primera vez a 1080p y 60fps es motivo suficiente para ir a la tienda por una copia del juego, si le sumamos el modo fotografía tenemos una experiencia que se disfruta mucho al estilo de los juegos de la actual generación de consolas. Vamos, es una probadita de la manera tan suave en la que correría un nuevo juego de la serie.

Es válido también que te quedes con la franquicia completa que puede disfrutarse en un PS3, pero eso no le quita el mérito a una remasterización que en PS4 se disfruta bastante. Evidentemente esta remasterización está dirigida más a los nuevos usuarios que llegan a la familia PlayStation que a los que jugamos el título hace apenas cinco años.

Quizá el único “pero” que le veo a esta edición del juego es que los cinemáticos no tuvieron el mismo tratamiento que el juego y se ven inferiores al mismo, de igual forma un poco más de opciones para el modo fotografía se hubieran agradecido.

*La calificación original de Atomix para God of War III es de 100, la que hoy otorgamos es para la remasterización. El juego viene con audio y subtítulos en español opcionales.

 

Emilio Reyes
Llevando a la comunidad de Atomix las mejores noticias y contenidos especiales sobre videojuegos