Review — Final Fantasy XIV: A Realm Reborn

TRENDING

MOVIE REVIEW – STAR WARS: THE LAST JEDI
¡ES UNA REALIDAD! DISNEY COMPRA LA 21ST CENTURY FOX
PS4, LA CONSOLA MÁS VENDIDA EN ESTADOS UNIDOS EN NOVIEMBRE
SWITCH: LA CONSOLA MÁS BUSCADA EN GOOGLE DEL 2017
JUGAMOS PUBG EN XBOX ONE X
REVIEW – OKAMI HD
REVIEW – XENOBLADE CHRONICLES 2
GUÍA BÁSICA PARA HABLAR ‘STAR WARS’
BAYONETTA 1 Y 2 DE SWITCH CORRERÁN A 720P Y 60FPS
BILLS, HIT Y BLACK GOKÚ SE SUMAN A DRAGON BALL FIGHTERZ
HANDS ON – EL REMAKE DE SHADOW OF THE COLOSSUS
SWITCH YA VENDIÓ 10 MILLONES DE CONSOLAS
CAPCOM LLEVARÁ AL SWITCH JUEGOS QUE JAMÁS LLEGARON A CONSOLAS DE NINTENDO
SQUARE ENIX, INTERESADO EN LLEVAR JUEGOS PREVIOS A SWITCH
REVIEW – TLOZ: BOTW – THE CHAMPIONS’ BALLAD
YA LLEGÓ LA EDICIÓN 2017 DE #ATOMIXAGUINALDO
ESTO ES LO QUE PESARÁ BAYONETTA 2 EN SWITCH
COMCAST DECLINA EN LA CARRERA POR HACERSE DE LA 21ST CENTURY FOX
REVELADOS LOS SEIS PELEADORES QUE SE UNIRÁN A SFV
ANUNCIAN LA STREET FIGHTER 30TH ANNIVERSARY COLLECTION
HARTAS REFERENCIAS A JUEGOS EN EL TRÁILER DE READY PLAYER ONE
EDICIÓN ESPECIAL Y MÁS DETALLES DEL REMAKE DE SHADOW OF THE COLOSSUS
REVIVE LA CONFERENCIA DE PLAYSTATION EXPERIENCE 2017
REVELADAS LAS FUNCIONES ESPECIALES DE BAYONETTA 2 EN SWITCH
DEBATE: ZELDA: BREATH OF THE WILD, EL GOTY EN LOS GAME AWARDS
PRIMER TRÁILER PARA ALITA: BATTLE ANGEL

Ante la responsabilidad de rescatar este Final Fantasy, Naoki Yoshida decidió no sólo mejorar el juego, sino comenzar el proyecto desde cero.

 

En una industria donde la opinión del público ya tiene más relevancia, y las compañías no se pueden dar el lujo de lanzar productos sin escuchar a los jugadores, Square Enix nos entrega la versión no sólo corregida y aumentada, sino vuelta a hacer, de Final Fantasy XIV.

¿Cambio de políticas? ¿de precios? Ya lo hemos visto con Microsoft al anunciar el Xbox One, o con Nintendo y su estrategia para el 3DS. Estos ejemplos demuestran que ninguna compañía, por más grande que sea, se libra de las exigencias del público. Los estándares de calidad, así como los costos de producción de videojuegos son cada vez más altos. Square Enix no se salvó de las duras críticas que recibió su segundo MMORPG, y rápidamente su plan de acción fue reestructurar el equipo directivo. Sin embargo, esto fue insuficiente: tuvieron que aceptar sus errores y —con mucho pesar económico— rehacer el juego.

Final Fantasy XIV: A Realm Reborn fue lanzado este 27 de agosto, para PlayStation 3 y PC, con planes para PlayStation 4 el próximo año. ¿Los resultados? Es muy temprano para declararlo pero todo luce muy bien, y gran parte del crédito se lo lleva el director y productor, Naoki Yoshida (mejor conocido como Yoshi-P).

 

Los esfuerzos de un director y su equipo, la salvación de un juego

Después de Final Fantasy XI, donde el equipo desarrollador se mantenía muy hermético y la comunicación con los fans siempre fue de una sola vía, los jugadores nos llevamos una sorpresa al ver que Yoshi-P llegó para cambiarlo todo. El mismo Youichi Wada, entonces director de Square Enix, declaró que eligió a Yoshi-P por su carisma, sus habilidades de liderazgo y pasión por satisfacer al cliente. Cabe mencionar que un juego con el nombre Final Fantasy siempre será un proyecto de dimensiones titánicas, y más si se trata de un Massive Multiplayer Online. Yoshi-P lo sabía muy bien: aparte de sus habilidades en desarrollo, él mismo se declara fanático del género, y cuenta con experiencia como jugador en Ultima Online, EverQuest, y World of Warcraft, entre otros.

Su entrada como director fue muy abrupta, pues en ese entonces no contaba con una larga trayectoria: había sido director de algunos títulos de Dragon Quest, mismos que no causaron tanto revuelo. Además su nombre no figuraba entre los famosos de la compañía.

Ante la responsabilidad de rescatar este Final Fantasy, Yoshi-P decidió no sólo mejorar el juego, sino comenzar el proyecto desde cero. Por supuesto que esta decisión levantó polémica, sobre todo por ser una empresa de la talla de Square Enix, sin embargo muchos la aplaudieron.

 

Una estrategia diferente

Los primeros cambios que llevaron a Final Fantasy a recuperar la confianza de los jugadores fue la comunicación directa con los fans, hecho inédito en la historia de Square Enix. Ésta se dio principalmente a través de encuestas públicas y foros oficiales. La retroalimentación de los usuarios fue vital para salvar el juego, así como el fan service.

Todo esto generó elementos clave para que la gente se mantuviera interesada, y le diera una segunda oportunidad a este MMO: desde sofisticadas mecánicas como el Duty Finder, que permite el enlace entre servidores para conseguir compañeros de juego, hasta agregados sencillos, como la opción de saltar.

Para entender por qué usaron el fan service, basta con preguntarse cuántos fans de la saga hay en el mundo, o cuántos de de sus seguidores conocen el tema de Chocobo de memoria, o suspiran al ver un moogle soltar un kupo.

ff1Yoshi-P fue muy inteligente, y en varias ocasiones declaró que Final Fantasy XIV: A Realm Reborn es —más allá de un MMORPG— una fiesta para celebrar a los fans de la saga. Entrar al juego es entrar a más de 25 años de historia. ¿Queremos un Job System? Lo tenemos. ¿Qué más tenemos? Crystal Tower, Magitek, Summons, Empire, Biggs & Wedge, Cid, Airships, Moogles, Chocobos, y un sinfín de elementos más que nos harán revivir nuestros nuestros momentos favoritos.

A Realm Reborn está lleno de cameos y guiños a lo que más nos gusta de la saga: en ciertas ocasiones nos encontramos con la historia de los héroes míticos llamados Warriors of Light, y cada área se encuentra dividida por una línea azul al más puro estilo de Final Fantasy XII, el Limit Break vuelve para darnos habilidades de batalla excepcionales, en algunas instancias podemos escuchar la música de Final Fantasy I en estilo 8-bits, e incluso se anunció la participación  de Lightning —de Final Fantasy XIII— en algún punto en el futuro. Como fan y jugador, no hay momento en que entre a Final Fantasy XIV: A Realm Reborn y no me robe una sonrisa.

 

Éste es Final Fantasy XIV: A Realm Reborn

A diferencia de su predecesor, A Realm Reborn se siente fresco, dinámico y divertido. Sin embargo, no se salva de dinámicas clásicas de un MMORPG, como la abundancia de quests simples o desesperantes; al principio te encontrarás haciendo mandados, entregando mensajes y recogiendo cosas perdidas, todo con un sabor clásico de la serie. De cualquier modo, conforme avanzas en el juego y entiendes todas sus dinámicas, te puedes dar cuenta de que hay un vasto mundo por conocer, y los retos aumentan en dificultad.

Hay opciones para todo: si eres jugador solitario y casual, puedes dedicarte a subir experiencia con misiones y con el ingenioso Duty Finder, así como explorar zonas peligrosas o simplemente acomodarte en tu sillón y ponerte a pescar, cocinar, e invertir en actividades, aunque simples, relevantes para la economía del juego.

Si lo tuyo es lo hardcore, encontrarás el juego en grupo, los sistemas de guild y posición en una clasificación. Este juego ofrece muchas opciones para hacerte de un nombre en la región de Eorzea, que es donde se desarrolla. En niveles altos, puedes enfrentarte a las versiones más difíciles de Ifrit, Titan o Garuda, o cazar las Relic Weapons y las Artifact Armor, que tomarán tu tiempo y esfuerzo, pero te recompensarán con los mejores ítems del juego, y —¿por qué no?— tu nombre como uno de los pocos en el servidor de esos logros.

Hay contenido para todo tipo de jugador, y siempre hay algo que hacer. El sistema de FATE (Full Active Time Events), permite que el mundo se mantenga vivo, y existen eventos tanto para jugadores de nivel bajo como para los más veteranos. Por ejemplo, teniendo un nivel alto de FATE es que te podrás enfrentar a Odin o Behemoth.

Otro aspecto fuerte del juego son los calabozos, pues tiene decenas de ellos, algunos opcionales y otros obligatorios, todos variados en dificultad, objetivos, y duración. Éstos mantienen al juego bien nutrido y con suficiente reto, pues tendrás que organizarte con tus amigos o juntar un grupo aleatorio para afinar tus habilidades de líder y lograr los mejores tiempos, además de obtener recompensas dependiendo de tu desempeño.

Todo funciona con un motor gráfico impecable y fluido, así como áreas ricas en flora y fauna que jamás te aburrirán; hay cientos de persnajes con mucho que contribuir a la historia, y una interfaz gráfica amigable y eficiente. El mundo de Final Fantasy XIV: A Realm Reborn es vivo, amplio, y lleno de cosas por hacer.

Afortunada o desafortunadamente, el juego pasó por algunos problemas en su lanzamiento, y la capacidad de los servidores se vio llevada al límite por la gran cantidad de subscriptores inesperados. Tan abrumador fue el número de cuentas registradas, que Square Enix tuvo que limitar el acceso de jugadores, bloqueando la creación de personajes en servidores específicos y abriendo nuevos. Mucha gente sintió frustración al no poder entrar durante las primeras semanas del lanzamiento. El mismo Yoshi-P, en el evento de lanzamiento, se disculpó por el percance de manera muy emotiva. Si lo ponemos en perspectiva, la incapacidad de los servidores no se debió a la incompetencia del equipo desarrollador, sino a la inesperada cantidad de entusiastas que se dieron la oportunidad de vivir esta experiencia.

Para esta reseña se usó la versión de PlayStation 4, pero también está disponible para PC y PlayStation 3.×

Si son fans de la saga y quieren transportarse a un mundo nuevo y a la vez conocido, ésta es una buena opción. Para encontrarse en etapa de lanzamiento, Final Fantasy XIV: A Realm Reborn es permisivo, completo y —aunado a eso— el equipo desarrollador ya se encuentra trabajando en futuras actualizaciones, así como nuevos contenidos para todos nosotros.

Actualización – PlayStation 4

A más de ocho meses de su lanzamiento, y con dos millones de usuarios suscritos llega la prometida versión para PlayStation 4. Después del trágico evento que fue la versión 1.0 de Final Fantasy XIV, Square Enix decidió tomarse una Phoenix Down y entregar un MMORPG de excelente calidad que por muchos fue considerado el mejor del año.

La versión de PlayStation 4 es exactamente idéntica a las que ya existen en PS3 y PC, puesto que incluso comparten los mismos servidores y los jugadores pueden interactuar entre las diferentes plataformas. Es evidente que esta nueva edición para la consola de actual generación representa, si no lo homónimo, lo más cercano a la experiencia en computadora. Corre a 1080p y a 60 cuadros por segundo, esto sumado a la reducción de tiempo en pantallas de carga y el aumento en la distancia de dibujo son razones suficientes para adquirirlo si aún se está indeciso como poseedor de la versión de PlayStation 3.

Cabe destacar que si contamos con la versión de la consola anterior, podremos actualizarnos a la de PlayStation 4 de manera gratuita, con la única desventaja de no poder usar nuestra cuenta en un PS3 de nuevo. Algo de lo que goza esta nueva edición y que seguramente muchos fans agradecerán será la opción de compartir contenidos de manera instantánea a través del servicio que ofrece la consola. También, el uso del panel táctil del DualShock 4 facilita bastante la interacción con la interfaz y acorta tiempos de selección en el ingenioso pero aún rudimentario método de navegar por los menús.

Aunque la versión definitiva siga siendo la de PC, al PlayStation 4 no le viene nada mal un MMORPG que bien tomará bastantes horas de tu tiempo y te introducirá a experiencias gratificantes ya sea solo, o en compañía de una vasta comunidad.

 

Jorge Diaz
Editor en atomix.vg y host de #AtomixPodcast / #AtomixNightfall. Mi vida es un RPG.