Review – Fallout 4

TRENDING

MOVIE REVIEW – STAR WARS: THE LAST JEDI
¡ES UNA REALIDAD! DISNEY COMPRA LA 21ST CENTURY FOX
PS4, LA CONSOLA MÁS VENDIDA EN ESTADOS UNIDOS EN NOVIEMBRE
SWITCH: LA CONSOLA MÁS BUSCADA EN GOOGLE DEL 2017
JUGAMOS PUBG EN XBOX ONE X
REVIEW – OKAMI HD
REVIEW – XENOBLADE CHRONICLES 2
GUÍA BÁSICA PARA HABLAR ‘STAR WARS’
BAYONETTA 1 Y 2 DE SWITCH CORRERÁN A 720P Y 60FPS
BILLS, HIT Y BLACK GOKÚ SE SUMAN A DRAGON BALL FIGHTERZ
HANDS ON – EL REMAKE DE SHADOW OF THE COLOSSUS
SWITCH YA VENDIÓ 10 MILLONES DE CONSOLAS
CAPCOM LLEVARÁ AL SWITCH JUEGOS QUE JAMÁS LLEGARON A CONSOLAS DE NINTENDO
SQUARE ENIX, INTERESADO EN LLEVAR JUEGOS PREVIOS A SWITCH
REVIEW – TLOZ: BOTW – THE CHAMPIONS’ BALLAD
YA LLEGÓ LA EDICIÓN 2017 DE #ATOMIXAGUINALDO
ESTO ES LO QUE PESARÁ BAYONETTA 2 EN SWITCH
COMCAST DECLINA EN LA CARRERA POR HACERSE DE LA 21ST CENTURY FOX
REVELADOS LOS SEIS PELEADORES QUE SE UNIRÁN A SFV
ANUNCIAN LA STREET FIGHTER 30TH ANNIVERSARY COLLECTION
HARTAS REFERENCIAS A JUEGOS EN EL TRÁILER DE READY PLAYER ONE
EDICIÓN ESPECIAL Y MÁS DETALLES DEL REMAKE DE SHADOW OF THE COLOSSUS
REVIVE LA CONFERENCIA DE PLAYSTATION EXPERIENCE 2017
REVELADAS LAS FUNCIONES ESPECIALES DE BAYONETTA 2 EN SWITCH
DEBATE: ZELDA: BREATH OF THE WILD, EL GOTY EN LOS GAME AWARDS
PRIMER TRÁILER PARA ALITA: BATTLE ANGEL

Review_Fallout4Le llaman a Todd Howard el Rey Midas de los videojuegos. Desde 2006, sus tres últimos títulos (The Elder Scrolls IV: Oblivion, Fallout 3 y The Elder Scrolls V: Skyrim) han sido premiados como juegos del año, y han aportado grandes mejoras a la narrativa y al diseño de mundos abiertos en la industria. Fallout 4 llega después cuatro años de desarrollo y siete sin ver un juego de la franquicia por parte de Bethesda Softworks. A diferencia del título pasado, este no revoluciona la franquicia (como lo hizo Fallout 3 llevando al cRPG táctico de vista isométrica a un mundo abierto en 3D) ni representa un parte aguas en los sandbox, pero sí expande sobre las bases ya instaladas y añade características que refinan las mecánicas que ya conocemos.

Nos encontramos en el año 2287. La Tercera Guerra Mundial estalló en 2077 y el mundo quedó completamente devastado por bombas nucleares. El protagonista (hombre o mujer) escapa de un búnker subterráneo para descubrir un Massachusetts en ruinas. Es ahí donde comienza la búsqueda por un ser querido, misma que podemos atender de manera lineal e inmediata, o dejarla de lado para explorar los vastos paisajes que Boston y sus alrededores tiene para nosotros.

Separándose un poco de los tristes y decadentes mundos post apocalípticos de Fallout previos, ahora nos encontramos con ciudades aún más vivas y coloridas incluso que New Vegas. Tonalidades grisáceas y cafés son reemplazadas por azules y rojos tanto en las vestimentas como en las construcciones que adornan Diamond City (la ciudad principal).

Nueva iluminación dinámica nos permite disfrutar de manera diferente todo el territorio del Commonwealth tanto de día como de noche, y ahondando en el tema de la luz, se vuelve incluso importante en el combate ya que dispararle a una lámpara o apagar nuestro Pip-Boy es indispensable para pasar desapercibidos.

Un concepto recurrente en toda nuestra aventura es la personalización. Es extremadamente difícil que la experiencia de juego de un amigo sea igual a la nuestra, más si tomamos en cuenta los sistemas de creación y modificación de armas, equipo y las diferentes ramas en las que la narrativa se expande; vamos, incluso la posibilidad de cambiar entre primera y tercera persona con sólo un botón es suficiente para transformar la perspectiva que tenemos sobre la travesía del protagonista. Todo comienza desde un espectacular sistema de creación de personajes, mismo que en esta ocasión es más dinámico y fácil de manipular.

 

Diseñado a la medida, por ti

A diferencia de entregas pasadas donde confusos marcadores debían ser manipulados a través de barritas para cambiar el aspecto de nuestro personaje, en esta ocasión simplificaron el sistema para instalar un drag & drop más fácil de operar pero no por eso menos complejo. Era recurrente en Fallout 3 que todos los personajes -sin importar cómo los creáramos- lucieran horrible y se parecieran entre sí. Ahora gracias a un Creation Engine modificado (como el que vimos en The Elder Scrolls V: Skyrim) nos permiten crear verdaderas esculturas a las que podemos darles personalidad con peinados hipster, músculos de vigoréxico o cuerpo de un verdadero nerd de biblioteca. Todo, por supuesto, tiene la limitante de conservar hasta cierto punto un estilo de los cincuenta. El concepto de época es algo periódico, y es más notable en los modelos de los NPC femeninos.

Fallout_4_characters

Una vez que decidimos la apariencia de nuestro protagonista, lo distanciamos aún más del resto con los skills y los perks. El sistema S.P.E.C.I.A.L (Strength, Perception, Endurance, Charisma, Intelligence, Agility y Luck) y los puntos que le designemos a cada atributo determinarán nuestro desempeño en nuestro camino a la supervivencia. Alto carisma nos permitirá convencer más fácilmente a los NPC de acceder a nuestras peticiones o darnos descuento en caso de querer comprar algo. No se imaginan la cantidad de veces que me ahorré horas enteras de combate gracias a mis encantos con los que inmediatamente un personaje me dio lo que quería sin chistar.

Por otro lado, tener poca fuerza me limitaba el peso permitido a la hora de lootear en mis cacerías, por lo que tenía que ser más cuidadoso y seleccionar únicamente lo indispensable para poder llevar la mayor cantidad de tesoros posible.

Por si fuera poco, otro nivel de profundidad a la hora de determinar el desempeño del protagonista son los perks. 275 habilidades están disponibles para seleccionar, y cada una puede ser desbloqueada o mejorada siempre que subimos de nivel al acumular experiencia (peleando o resolviendo misiones). Algunas de mis favoritas son Black Widow que me permite hacer más daño a enemigos hombres, y Party Girl, con el que mejora mi suerte cuando estoy bajo la influencia del alcohol.

f8a47182184365f6142cbb0f738211a441e6f24f

Más que diluir algunos elementos del gameplay, diría que Bethesda Softworks se esforzó por refinarlos y hacerlos más accesibles para un público más amplio. Comenzamos por el combate, mismo que lima asperezas que han perseguido al estudio en todos sus juegos como la mira, que ahora se siente menos cuadrada. El puntero funciona de manera más natural en tercera persona, y se asemeja a otros títulos de acción en el mercado, obviamente sin llegar a la sofisticación que alcanzan otros juegos de disparos modernos.

Dejando atrás sus raíces del género táctico por turnos, ahora el V.A.T.S. ha sido modificado para convertirse en un bullet time. Si le apuntamos a un enemigo y presionamos un botón, entramos en un modo de cámara lenta donde podemos seleccionar partes específicas del cuerpo de nuestro oponente. Lo anterior es bastante útil a la hora de diseñar estrategias en tiempo real, si un Glowing Ghoul es demasiado fuerte para nosotros, podemos apuntar a las piernas para volárselas violentamente y dejarlo incapacitado. En otras ocasiones, el simple hecho de dispararle al inhibidor de combate de guardias robots es suficiente para inhabilitarlos y pasar campantes sin el riesgo de ser asesinados brutalmente por máquinas de muerte. Si nuestro tiro debe ser especialmente mortal, ahora es posible activar ataques críticos a discreción presionando un botón, por lo que ya no estamos a merced de la suerte.

1064-0-1447757581

En nuestro arsenal tendremos todo tipo de armas y herramientas para abordar cada situación dependiendo de nuestro estilo. Aunque la dinámica de combate suene más sencilla, no lo es así el nivel de profundidad y la variedad de decisiones que podemos tomar cuando estamos en un enfrentamiento. Armas de fuego de diferentes calibres, pistolas y rifles láser que funcionan con energía nuclear y armamento cuerpo a cuerpo nos acompañan con sus diferentes variedades. Al mismo tiempo, un inédito sistema de armadura por capas (donde podemos seleccionar una vestimenta como base y encima ponernos piezas de armadura por separado) acompaña al ya complejo catálogo de armas.

A nuestra disposición se encuentran mesas de crafting en distintos lugares. A través de ellas podemos ingresar a un profundo sistema de modificación donde básicamente personalizamos cada centímetro de nuestro equipo. Las posibilidades son casi infinitas, desde miras más largas, menor rebufo, la adición de una mira con zoom, mayor capacidad de munición, color y mucho más.

 

Quítate la pena de ser un acumulador

vault-boy-nuka-colaComo es costumbre en los juegos de la compañía, absolutamente todo es looteable, ¿quién no recuerda llenar su inventario en Skyrim con ruedas de queso, pieles de animales y hasta cosas inútiles como velas o platos? La diferencia es que ahora absolutamente todo sirve para algo. Gente con tendencias de acumulador tendrá problemas para dejar algo atrás, y será recurrente quedarnos sin espacio en inventario y tener que tomar la difícil decisión de dejar atrás ese valiosísimo ventilador de escritorio o esa botella vacía de Nuka Cola.

Todos los objetos que encontremos en el mundo pueden ser utilizados para convertirse en chatarra de diferentes tipos, así tendremos material para modificar nuestro equipo o para la nueva gran característica en este Fallout, la construcción.

Tal y como lo hizo la expansión Hearthfire en The Elder Scrolls V: Skyrim, ahora viene incluida la posibilidad de hacernos de propiedades y construir asentamientos. En vez de comprarlas con dinero, muchas de ellas se irán incorporando a nuestro catálogo siguiendo la historia secundaria de los Commonwealth Minutemen. A través de esta facción de defensores del orden podemos ir salvando poblados y resolviendo sus problemas para que se unan a nosotros. Una vez que nos hacemos de las propiedades, podemos desmantelar prácticamente todo y comenzar a edificar desde cero, o trabajar desde lo que ya está.

Ojo, nada de esto es obligatorio, pero esto sí añade una dimensión más de gameplay en la que nos podemos perder por horas. Construir nos otorga beneficios como comida, lugares seguros para descansar, comerciantes, compañeros y buen karma. Por otro lado, tendremos que estar al pendiente de que no nos invadan asaltantes y correr a defender cada asentamiento en caso de que ocurra un percance. Más de una vez, por necesidad maternal mandé a volar misiones importantes porque a mi poblado más grande lo estaban atacando.

El proceso de construcción, aunque variado y complejo, resulta a veces un poco incómodo debido a la falta de versatilidad en los controles. En vez de cambiar a una vista cenital o isométrica para ver nuestro terreno al estilo de Los Sims, todo lo hacemos desde una vista en primera persona en la que es difícil calcular si estamos estorbando otro camino o no podemos ver si el resultado es estético. Aunque estos detalles no rompen con el objetivo del estudio, sí se hubiera agradecido una manera de manipular la cámara más libremente.

maxresdefault

En general, todo se vuelve tan complejo como nosotros queramos. Tanto el sistema de personalización de armas como el de construcción son totalmente opcionales, aunque recomendables. Si nos ponemos intensos, podemos diseñar poblados modernos con cableado eléctrico, sistemas funcionales de siembra y defensas automáticas con artillería pesada.

 

Elecciones, elecciones, elecciones

mr-codsworthHasta ahora, queda claro que Fallout 4 ofrece una experiencia que se va adaptando a tu personalidad con cada decisión que tomas. Desde lo general hasta lo particular, cada vez que presionamos un botón estamos definiendo el futuro de nuestro personaje. 12 compañeros están disponibles para acompañarnos en nuestras aventuras, comenzando por nuestro mayordomo robot Codsworth (que después de 200 años sigue más funcional que nunca con lanzallamas e increíbles defensas) y el fiel perro Dogmeat (Albóndiga en español). Cada compañero tendrá sus propias características que definen cómo vivimos nuestra aventura; algunos son buenos para encontrar tesoros, otros para el combate, y otros para intervenir en diálogos y ayudarnos a definir el rumbo de la conversación.

Respecto a las conversaciones, ahora por primera vez nuestro protagonista tiene voz. Tanto la versión femenina como masculina del personaje cuentan con más de 111,000 líneas de diálogo para darle tono y enfatizar actitudes en cada conversación. Con el amor que le tiene el estudio a los detalles, se grabaron centenares de nombres para que nuestro compañero los pronuncie, haciendo de la experiencia más personal (neta, poco se siente tan chido como que mi mayordomo me reciba con un: Hello, Ms. Cherry!). Además, varios sistemas fueron refinados para darle más agilidad a diversos procesos. Para dejar una charla, ya no es necesario ir por cada menú para seleccionar el adecuado y poder finalizar el rollo. Ahora es posible dejar la conversación a la mitad simplemente alejándonos del NPC con el que estemos interactuando, esto abre la posibilidad de poner en pausa una decisión por si todavía no estamos listos para proceder o dar una respuesta definitiva (por ejemplo si no tenemos suficiente carisma para convencer a alguien).

La automatización no sólo ocurre en ambientes pasivos. A la hora de explorar y revisar anaqueles, escritorios, cajas o cualquier otro albergue de tesoros el juego ya no se detiene, todo ocurre en tiempo real y con un sólo botón podemos seleccionar qué llevarnos. Todo esto logra que el juego se sienta más fluido e ininterrumpido.

Fallout-4-early-screens-Preston

Con más adiciones vienen más áreas de oportunidad por atender. Al ser Fallout 4 un monstruo de dimensiones titánicas, entiendo que se vuelve más difícil condensar cada uno de los aspectos del juego para que funcionen a la perfección. Desde el principio, es notable cómo la gran cantidad de maquinaria y engranes que hacen correr el juego tienen sus desperfectos, desde bugs en los que nuestro personaje atraviesa un mueble al pasar, o Albóndiga caminando y atorándose con una pared, hasta cosas más generales como popeo de texturas, inteligencia artificial más tonta que una piedra, y eventos impredecibles y desafortunados como personajes cruzándose en medio de una conversación y arruinando el cuadro.

Un problema recurrente en los juegos de la compañía son las interfaces, y aunque en esta ocasión se trabajó para hacer más sencillo el sistema de looting y la navegación en el Pip-Boy, siguen existiendo áreas de oportunidad sobre todo en el crafting. La falta de tutoriales y una navegación un poco torpe podrían alienar a más de uno a la hora de querer acercarse a este sistema, aunque una vez que lo entiendes se vuelve una delicia cazar cierto material para aplicar una mejora significativa a un arma, por ejemplo.

 

Mil historias, vívelas como tú quieras

Los tonos claroscuros sobre los que orbitan las narrativas de Fallout se vuelven más contrastantes que nunca en esta entrega. Temáticas de ciencia ficción acompañan a la historia principal del título, donde lidiamos con androides, corporaciones conspiradoras para la dominación mundial y debates sobre el valor de la vida humana. Bajo el manto de este canon principal se esconden historias sobre la libertad de expresión, la malinterpretación de la historia de una nación, la búsqueda de la inspiración y el arte y el combate a las drogas. Nuestra experiencia puede ser tan solemne o tan llena de humor como nosotros queramos.

Siempre hay algo que hacer, y una sorpresa se encuentra en cada esquina. Incluso caminar por cualquier inocente camino nos puede llevar a un puente lleno de minas explosivas que nos volarán las piernas a la menor provocación. Detectar señales de radio con nuestro Pip-Boy puede llevarnos a descubrir una línea narrativa que nos desvíe de nuestra aventura por varias horas y todo lo podemos matizar con increíble música.

 

Fallout 4, música ligada a tus recuerdos

Si hay algo que le da personalidad a la serie es el apartado sonoro. El compositor Inon Zur se lució con temas que le dan una imagen solemne al juego desde la pantalla de inicio, en la que entendemos que nos encontramos a punto de entrar al apocalípsis acentuado por la narración de Ron Perlman. Por otro lado, con todo el humor negro que sólo podría venir de Todd Howard y el director de sonido Mark Lampert se encuentran piezas licenciadas de música de los cuarenta y los cincuenta.

Jazz, blues y rock and roll acompañan a la radio que le da un sabor único a la experiencia. Piezas como “The Wanderer”, “Civilization (Bongo, Bongo, Bongo)” y “The End of the World” pueden cambiar completamente cómo estamos disfrutando del juego, y lo mejor es que al igual que todo lo demás descrito en esta reseña, es opcional. Uno de mis trailers favoritos en la historia sin duda es Fallout 4 – Combat Gameplay Exploration endulzado con “Atom Bomb Baby”, pues describe como pocos una sensación difícil de ilustrar una vez que estás disfrutando un juego.

 

Conclusiones

No se puede negar que Fallout 4 tiene sus errores y sus áreas de oportunidad. Definitivamente Bethesda Softworks tiene grandes ambiciones, y querer abarcar todo a la perfección es prácticamente imposible. A la larga, se llega a comprender que el estudio está conformado por seres humanos con las mejores intenciones, y que el universo que crearon se puede comparar con sostener un montón de arena sobre las manos. Es imposible que nada se caiga y que todo salga bien.

Sí, no cabe la menor duda que la actuación de voces no es la mejor, y que algunos elementos nuevos como la construcción, la inteligencia artificial, y el apartado técnico en consolas no termine de sentirse conciso, es casi como si algunos detalles finales los pegaran con cinta para hacer un katamari de diferentes juegos, pero qué bien se siente.

score-85Describir todos y cada uno de los elementos que conforman a Fallout 4 es una tarea casi imposible, pues cada quien lo puede vivir de manera totalmente diferente y encontrarse con algo nuevo cada vez que se enciende la consola. Las novedades como los sistemas de personalización, la alta cantidad de imágenes violentas y sangrientas gracias a un combate más ágil y la posibilidad de ponerse el Power Suit como traje para ser un tanque con piernas, jetpack y pintado de nuestro color favorito son un deleite. Lo mejor de todo es que al final, todo puede ser ignorado y puedes quedarte 3 horas jugando Red Menace (el clon de Donkey Kong) en tu Pip-Boy con filtro rosa, azul, amarillo, verde o del color que tu quieras. Todo depende de ti.

Jorge Diaz
Editor en atomix.vg y host de #AtomixPodcast / #AtomixNightfall. Mi vida es un RPG.