Review – Accel World vs. Sword Art Online

TRENDING

XBOX ONE X CONTARÍA CON UNA EDICIÓN DE LANZAMIENTO
CONOCIENDO MÁS DE MONSTER HUNTER WORLD
SWITCH FUE LA CONSOLA MÁS VENDIDA DE JULIO
SPLATOON 2 ENTINTÓ LAS VENTAS DE JULIO
REVIEW – UNCHARTED: THE LOST LEGACY
LA NUEVA TRANSFORMACIÓN DE GOKÚ EN DRAGON BALL SUPER
UNA CHUN-LI MEJORADA EN ESTE TRÁILER DE MVC:I
PODRÍAMOS VER UNA PASARELA ANIME EN TOKIO 2020
HABRÁ ANDROIDES, SAIYAJINES AZULES Y MODO HISTORIA EN DB FIGHTERZ
HIDEO KOJIMA SE DICE AGRADECIDO CON KONAMI
THE SNACK WORLD EN LA CIMA DE LAS VENTAS JAPONESAS
¿TRUNKS DEL FUTURO VOLVERÁ A DRAGON BALL SUPER?
CRACKDOWN 3 SE RETRASA HASTA 2018
LANZAN ADAPTADOR PARA JUGAR CON UNA SOLA MANO EN SWITCH
¡RECORDANDO 25 AÑOS Y 29 JUEGOS DE KIRBY!
SERIE SENRAN KAGURA YA VENDIÓ MÁS DE 1.65 MILLONES DE COPIAS
PARA BANDAI NAMCO EL SWITCH ES PARTE IMPORTANTE
NUEVA PELÍCULA DE GODZILLA GRABARÁ ESCENAS EN LA CDMX
VENTAS DE FIFA 18 DEFINIRÁN EL APOYO DE EA AL SWITCH
MIA KHALIFA LE OFRECE SUS PECHOS AL DIRECTOR DE NBA 2K18
NUEVAS PISTAS DE TÍTULOS DE GAMECUBE EN SWITCH
REVIEW – SONIC MANIA
¿Y SI MARVEL HUBIERA PUBLICADO DRAGON BALL SUPER?
OKAMI HD ESTARÍA LLEGANDO A PS4 Y XBOX ONE
YA HAY FECHA PARA CYBERDIMENSION NEPTUNIA

El choque entre las dos obras de Reki Kwahara, hecho videojuego

Bandai Namco parece haberle tomado un enorme afecto a la serie de Sword Art Online. Desde el 2013 y hasta la fecha, no ha habido un solo año en el que la compañía nipona no haya contado entre sus proyectos con algún juego relacionado con la popular obra del mangaka Reki Kawahara. De hecho y aunque dudo que sea el caso, pareciera como si la desarrolladora hubiese encontrado en la franquicia a una fuente invaluable de títulos y entregas anuales, tal cual y como si se tratase de un título deportivo.

Si bien esto podría ser un motivo de felicidad para los fans de Sword Art Online, con el tiempo nos ha ido quedando claro que la aproximación que ha tenido Bandai con la serie no ha sido la más óptima. Pese a que actualmente hay cinco juegos de ésta – y de los cuales dos se quedaron en Japón -, la calidad entre todos éstos ha sido ambivalente: así como algunos de ellos son entretenidos, hay otros que distan de ser lo que los fans hubiesen querido.

Ciertamente, Bandai Namco todavía no encuentra una fórmula que logre ajustarse a la personalidad de SAO, pero eso no le ha impedido que siga experimentando hasta dar con la que más se le adecue. Es por ello que en esta ocasión nos trae un nuevo juego con el que retoma un esquema que previamente ya había abordado y lo usa para forjar una nueva propuesta que, en apariencia, luce más que arriesgada: un crossover. Ésta lleva por nombre Accel World vs. Sword Art Online y, como su nombre lo indica, consiste en un juego en el que se cruzan las dos obras más importantes que ha creado Kawahara pero no de la manera en la que el título da a entender.

No, no es un juego de peleas

Accel World vs. Sword Art Online no es un título de peleas sino uno de acción y combate similar al que vimos en SAO: Lost Song pero con algunas mecánicas tanto nuevas como diferente y otras más conocidas pero que fueron mejoradas.

De entrada, el aspecto más original que aquí vemos recae en su historia que expone una trama en la que se encuentran los mundos de SAO y AW. Ésta comienza con Kirito y Asuna quienes, tras pasearse por los servidores de Alfheim Online, reciben un misterioso mensaje en el cual se les invita a todos los jugadores conectados al servidor que se desconecten cuanto antes debido a que comenzará un periodo de mantenimiento inmediato. En medio de todo el desconcierto que genera el repentino llamado nuestros héroes se encuentran con una misteriosa bruja llamada Persona Vabel que aprovecha el caos para secuestrar a Yui – la pequeña hija NPC de ambos – y, de paso, los hace chocar con Black Lotus, personaje proveniente de Accel World que por algún extraño motivo se ha visto arrastrada hacia su mundo.

Luego de combatir brevemente tanto Kirito y Asuna como Black Lotus se dan cuenta de que todo lo que está sucediendo fue causado por la enigmática bruja para llevar a cabo un plan de dudosas intensiones. Es por tal motivo que, para intentar rescatar a Yui y comprender lo que hay detrás de este suceso, todos ellos unirán sus fuerzas y la de sus respectivos amigos para así adentrarse a explorar la distorsionada dimensión que se creó con la intervención de Vabel.

La historia del juego, por su propia naturaleza, es un tanto compleja y rebuscada ya que une a dos series de un mismo autor que apenas y comparten algunos elementos en común. Debido a esto, entender un poco el trasfondo de lo que acontece o de los términos y referencias que aquí se usan podrían no ser entendidos más que por los seguidores de los trabajos de Kawahara que ya están familiarizados con éstas. Sin embargo, ni siquiera esto último garantiza su comprensión absoluta si tomamos en cuenta que Accel World no es precisamente una serie que goce de gran renombre en Occidente.

Dicho lo anterior debo reconocer que la historia es más comprensible de aquella de las que vimos en juegos previos, sobre todo para quienes nunca han tenido un acercamiento con cualquiera de las dos novelas. Sí, es un hecho que habrá muchos ocasiones en las que no comprenderás tan fácil los términos o contextos que aquí se exponen, pero eso no evita que su trama sea digerible. Tan sólo es cosa de que pongamos atención para saber qué es lo que ocurre y para que no perdamos el hilo.

Un gameplay como el de Lost Song, pero más pulido

Como ya mencioné, Accel World vs. Sword Art Online es un juego de acción que retoma el mismo esquema de juego que conocimos en Lost Song pero nos lo presenta de una manera en la que su gameplay se siente como lo que debió haber sido éste último. A nuestra disposición contaremos con un par de ataques (simples y fuertes), así como algunas acciones extras (un movimiento de evasión, bloqueo y salto) que podremos combinar para sí generar combos con los cuales enfrentar a los enemigos con los que nos topamos en el mundo. Junto a éstos también tendremos un par de recuadros adicionales en los que es posible colocar hasta seis habilidades, movimientos especiales o comandos adicionales a los que accedemos con los botones R1 y R2 y que pueden ser acoplados a nuestras estrategias.

Una parte esencial dentro de este esquema de batalla recae en su gran elenco de personajes, el cual es vasto y se compone de varios guerreros que se distinguen por contar con su propio estilo de combate; desde los tradicionales espadachines o usuarios de dagas, mazos y lanzas, hasta los que dominan las armas de largo alcance como arcos o ballestas son sólo algunos con los que podremos armar a nuestros equipos de tres integrantes y entre los cuales intercambiar el control en cualquier momento durante las afrentas. Gracias a esta amplia diversidad ninguno de los personajes se siente idéntico al anterior, o al menos no tanto a primera vista, aún y pese a que todos comparten el mismo esquema de controles. Todo esto es algo que se agradece, sobre todo cuando rememoramos que uno de los peores defectos que tuvo Lost Song fue lo repetitivo que llegaba a ser el manejo entre todos sus personajes.

Para hacer más dinámico el apartado anterior, el juego profundiza en la manera en la que se diferencian cada uno de los personajes de la series. Por un lado, los personajes de SAO son los únicos que pueden volar mientras que los de AW (salvo por un par de excepciones) se mantienen relegados a desplazarse por el suelo. Si a esto le sumamos que todos cuentan con una sección de personalización en el que podemos asignarle diversas armas e ítems para mejorar sus stats, nos topamos con un juego en el que elegir a qué personajes llevar con nosotros llega a ser algo importante en determinados momentos.

Armar nuestros equipos puede volverse una tarea indispensable, en especial dentro de algunas misiones. En sí el juego nos lleva a seguir una serie de objetivos dentro de amplios mapas que van desde eliminar enemigos o explorar calabozos, hasta enfrentar jefes o buscar determinados objetos. Si bien dichas tareas no van más allá de lo que se esperaría de un título como éste, resulta agradable ver que existen misiones que requieren de una planeación para ser realizadas y cuyo nivel de reto aumentará si no tomamos las medidas precavidas. De ahí que sea primordial que experimentemos con cada  uno de los personajes para familiarizarnos con sus controles, habilidades y estilos de pelea y sepamos a cuales recurrir en determinados casos.

Aunque las correcciones que se le realizaron al gameplay general son más que perceptibles y mejoran enormemente la experiencia de juego, Accel World vs. Sword Art Online no se salva de contar con pocas pero más que garrafales fallas. La más infame de todas recae, una vez más, en su cámara y en la manera en que ésta se comporta. Por alguna extraña razón ésta siempre busca acomodarse en posiciones poco cómodas para los combates, lo cual resulta irónico cuando observamos que buena parte de las peleas de desarrollan en campo abierto y sin obstáculos que obstruyan la vista. Pero esto empeora más cuando pasamos a las peleas y desplazamientos aéreos, ya que es en estos momentos en los que la perspectiva no sólo incomoda sino que además marea fácilmente. No esta demás advertir que cuando te dispongas a volar por los cielos tengas cuidado con la forma en la que mueves la cámara ya que podrías acabar aturdiendo tu vista.

Siguiendo bajo esta misma línea, la habilidad de volar es otra aspecto que llega a ser molesta, incluso al momento de los combates. Desconozco las razones pero, por algún motivo que sigo sin comprender, el juego tiende a hacer que los personajes comiencen a flotar cuando peleas, aún y cuando se supone que nos encontramos en tierra. Cuando esto sucede la cámara, más que ayudar, entorpece nuestro actuar ya que comienza a moverse manera extraña y a perder el enfoque fácilmente de lo que ocurre en el momento. No les miento cuando les digo que éste es el primer juego en mucho tiempo que me orilló a pausar todo para tomar un respiro y dejar que mis ojos descansaran de esos vaivenes repentinos que cansaron a mi vista.

Otro gran error recae en la manera ineficiente en la que opera su mapa. Éste solamente puede accederse en el menú de pausa, es estático y no cuenta con las señalizaciones que son debidas, incluso aquellas que se relacionan con las misiones. En verdad me dejó atónito que, más que ser una herramienta de ayuda y referencia inmediata, el mapa fuese más un adorno que poco o nada me decía sobre hacia donde debía ir y que tuviera que irme por mi cuenta a buscar los lugares a los que debía de dirigirme para progresar en la trama o a los enemigos que debía eliminar para así cumplir con las misiones.

El diseño de escenarios y niveles es otro rubro que dejó espacio para la mejora. Como tal el juego hace uso de dos tipos de mapas: los que son abiertos y los calabozos. En sí los primeros no reflejan tantos problemas ya que, de entre lo que cabe, tienen muchos elementos y hasta niveles que los hacen interesantes de explorar desde el momento en el que te adentras a ellos. Lamentablemente lo mismo no se puede decir de los segundos puesto que éstos se pueden definir, a muy grandes rasgos, como secciones compuestas de pasillos plagados de enemigos, estériles, de diseño plano y sin mucha coherencia en su estructura.

De igual forma el multiplayer con el que fue dotado Accel World vs. Sword Art Online deja a deber, no tanto por los errores que tiene (que son los mismos que les acabo de mencionar), sino por lo desperdiciado que se siente. En éste encontramos dos diferentes opciones de juego que son las misiones cooperativas y los combates PvP que, aunque funcionales, no ofrecen nada trascendente para la experiencia. Admito que el PvP me entretuvo un poco, pero siento que la diversión que me dio no valió la espera que me tomó encontrar a alguien para jugar.

Otro juego de PS4 que sufre del mal del Vita

Gráficamente hablando, el juego no luce impresionante en lo absoluto. Comparado con otros juegos de Sword Art Online, Accel World vs. Sword Art Online se ve como si fuera de pasada generación o hasta de PS2, supongo que debido al simple hecho de que éste también fue salió en PS Vita. Obviamente que el título haya sido desarrollado con el Vita en mente es algo que a la postre acabo por influenciarlo enormemente al grado de limitar sus gráficos para que éstos fueran compatibles con la portátil de Sony.

Un apartado que se mantiene intacto, para bien o para mal, es el de la presentación de sus diálogos. De nueva cuenta la interacción entre personajes se da por medio de charlas con ilustraciones bien detalladas en las que apenas y se mueven los labios de éstos y se aprecian los gestos de lo que siente. Para complementarlas, también se recurre al uso de unas pocas ilustraciones estáticas que enfatizan momentos determinados que, por lo general, caen en el fanservice. No es como que no me guste este tipo de presentación, pero tampoco es como que no se sienta ya algo gastado. En verdad le habrían venido bien algunas cuantas animaciones con alta calidad como las que se ven en el opening.

Dentro del departamento sonoro tampoco hay mucho que resaltar. En cuanto a su música el juego cumple con su intención de ambientar adecuadamente todas y cada una de sus cinemáticas y mundos, así como de los calabozos y batallas contra jefes hasta el punto de hacernos sentir que estamos dentro de un videojuego. Sin embargo, el trabajo es intrascendente en el sentido de que no va más allá de lo que se esperaría y de que no ofrece ninguna melodía memorable. Por su parte, las actuaciones solamente están en japonés aunque el trabajo expuesto es muy bueno y le dan esa personalidad de anime al juego que dejará a los fans muy satisfechos.

Este juego fue reseñado en PS4. También se encuentra disponible en PS Vita.×

Se nota que Artdink tampoco quedó del todo satisfecho con Sword Art Online: Lost Song y prueba de ello es Accel World vs. Sword Art Online, juego que ofrece una fórmula mejor trabajada y varias correcciones que buena falta le hicieron al primero de estos. Para ser un título de acción, éste cumple con el objetivo principal de mostrarnos un gameplay dinámico, fluido y con combates entretenidos, todo sin la necesidad de recurrir controles complejos pero que tampoco caen en lo simplón. Además, su historia es una que en le gustará a los fans de cualquiera de las series que componen a este crossover.

Lamentablemente y por más que tenga apartados corregidos y mejor trabajados, éste no se salva de tener defectos que lo laceran. Desde una cámara frustrante que puede acabar por marearte o un mapa ineficiente que de poco ayuda para el progreso de la aventura, hasta su diseño ambivalente entre niveles o apartados desaprovechados como lo son su multiplayer o su música, son sólo algunos de esos elementos que acabaron por mermar a un título que, en definitiva, pudo haber dado para más.

Como ya es costumbre, el juego queda ampliamente recomendados para los fans tanto de Sword Art Online como de Accel World, pero muy en especial a los que son muy clavados. De ahí en fuera, éste es un título entretenido con todo lo necesario para entretener a quien decida darle una oportunidad. Eso sí, sólo no esperen una aventura memorable o una trama que se quede grabada en su memoria; tal parece ser que para que veamos algo así de un juego de SAO aún falta mucho tiempo.