Reseña: LittleBigPlanet Karting

TRENDING

MOVIE REVIEW – STAR WARS: THE LAST JEDI
¡ES UNA REALIDAD! DISNEY COMPRA LA 21ST CENTURY FOX
PS4, LA CONSOLA MÁS VENDIDA EN ESTADOS UNIDOS EN NOVIEMBRE
SWITCH: LA CONSOLA MÁS BUSCADA EN GOOGLE DEL 2017
JUGAMOS PUBG EN XBOX ONE X
REVIEW – OKAMI HD
REVIEW – XENOBLADE CHRONICLES 2
GUÍA BÁSICA PARA HABLAR ‘STAR WARS’
BAYONETTA 1 Y 2 DE SWITCH CORRERÁN A 720P Y 60FPS
BILLS, HIT Y BLACK GOKÚ SE SUMAN A DRAGON BALL FIGHTERZ
HANDS ON – EL REMAKE DE SHADOW OF THE COLOSSUS
SWITCH YA VENDIÓ 10 MILLONES DE CONSOLAS
CAPCOM LLEVARÁ AL SWITCH JUEGOS QUE JAMÁS LLEGARON A CONSOLAS DE NINTENDO
SQUARE ENIX, INTERESADO EN LLEVAR JUEGOS PREVIOS A SWITCH
REVIEW – TLOZ: BOTW – THE CHAMPIONS’ BALLAD
YA LLEGÓ LA EDICIÓN 2017 DE #ATOMIXAGUINALDO
ESTO ES LO QUE PESARÁ BAYONETTA 2 EN SWITCH
COMCAST DECLINA EN LA CARRERA POR HACERSE DE LA 21ST CENTURY FOX
REVELADOS LOS SEIS PELEADORES QUE SE UNIRÁN A SFV
ANUNCIAN LA STREET FIGHTER 30TH ANNIVERSARY COLLECTION
HARTAS REFERENCIAS A JUEGOS EN EL TRÁILER DE READY PLAYER ONE
EDICIÓN ESPECIAL Y MÁS DETALLES DEL REMAKE DE SHADOW OF THE COLOSSUS
REVIVE LA CONFERENCIA DE PLAYSTATION EXPERIENCE 2017
REVELADAS LAS FUNCIONES ESPECIALES DE BAYONETTA 2 EN SWITCH
DEBATE: ZELDA: BREATH OF THE WILD, EL GOTY EN LOS GAME AWARDS
PRIMER TRÁILER PARA ALITA: BATTLE ANGEL

Siempre es emocionante empezar a jugar un nuevo karting, ya sea un título que intenta proponer algo extra al género, como lo fue ModNation Racers en su momento, o los clásicos e infalibles Mario Kart. Cuando por primera vez empecé a jugar LittleBigPlanet Karting, de inmediato sentí que estaba en un mundo que ya conocía y en el que me iba a sentir cómodo por un tiempo. No sabía si era porque el juego tiene un manejo muy similar a ModNation Racers o porque de nuevo entraba a un Little Big Planet

Terreno familiar

LittleBigPlanet Karting nos da la bienvenida con una introducción característica de la franquicia. El tutorial tiene el estilo inigualable de Media Molecule y nos dará una buena y elegante explicación de cómo jugar. Veremos muchísimos elementos de juegos anteriores: personajes, música, mundos, etcétera. Debo ser sincero y decirles que, desde que empieza la historia hasta que termina, en ningún momento me sentí realmente atraído por ella. Como en otros títulos de la franquicia, llegó un momento en el que lo único que quería era recolectar todo para poder tener una mayor libertad en el modo creativo. En mi opinión, la esencia de esta franquicia, más que tener una trama conmovedora o atractiva, radica en hacer nuestro el juego, ya sea creando nuestros propios niveles y añadiéndoles una historia o disfrutando las miles maravillas ya creadas por la siempre activa comunidad.

Al igual que en los LittleBigPlanet anteriores, tendremos nuestro Pod (que podemos decorar a nuestro gusto), nuestro querido sackboy (que vestiremos para que represente lo que somos) y, por primera vez, nuestro Kart. Podremos desde ponerle llantas de lata hasta unas orugas como si fuera un tanque de guerra, un chasis hecho con una caja de cerillos e incluso podremos modificar cómo suena el motor. ¿Qué tal como clásico coche europeo de carreras o, mejor aún, como mosquito, de esos que nos molestan en la noche? Como siempre en LittleBigPlanet, todo es a nuestro gusto y eso siempre se agradece mucho. La manera en la que los menus están en el juego es la misma que la de entregas anteriores y toda la interfaz de comunidad es prácticamente idéntica.

Modos de juego

Este modo historia se maneja exactamente de la misma manera que en un LittleBigPlanet común: deberás ir saltando de mundo en mundo para ayudar a distintos personajes hasta llegar al último y salvar el universo. Hay niveles distintos y varias modalidades. Obviamente, las carreras son las más comunes, seguidas de modos de batalla y algunos extras. Sin embargo, hay un gran problema que, a pesar de que es un juego de karts, podrá ponerte de malas: las pistas están desbalanceadas. ¿A qué me refiero con esto? Lograr un balance en una pista significa que el nivel de habilidad del jugador sí afecte directamente el resultado de la carrera y que éste no dependa tanto de los ítems y las circunstancias. En LittleBigPlanet Karting hay tantas armas en las pistas del modo historia que llega un momento en el que el resultado de la carrera es aleatorio. Sí, tal vez las primeras pistas podamos ganarlas fácilmente; sin embargo, conforme avancemos, este problema se volverá más recurrente —a un punto en el que ya sólo nos dedicamos a tomar todos los ítems y a intentar llegar cerca en la última vuelta para ver si nos toca ganar. Me extraña que United Front Games, desarrolladores encargados del título, no pudieran darse cuenta de esta situación, pues en su karting anterior, ModNation Racers, esto no ocurría.

El modo de batalla es el ganador, en mi opinión. Las batallas que nos pone el título son muy divertidas y bastante frenéticas. La modalidad consiste en ser el que más puntos anote en un límite de tiempo determinado. ¿Y cómo anotar puntos? Fácil: destruyendo todas las veces que puedas a los otros competidores. Ya se imaginarán cómo se pone…

Por último, hay eventos extras en el modo de historia. Éstos consisten en distintos minijuegos: desde saltar pasteles en un plano 2D hasta una carrera contra el tiempo estilo simulador, en la que se podrán quedar sin gasolina. ¿O qué tal llevar huevos de dinosaurio de un lado al otro del mapa? Lo anterior sin duda le da ese toque LittleBigPlanetesco que todos identificamos y queremos.

En las entregas de LittleBigPlanet, la música siempre juega un papel muy importante. Karting no es la excepción. Su música fue muy bien elegida. Tendremos artistas como Anamanaguchi en batalla o, cuando estemos contra algún jefe, del grupo finlandés de metal de batalla Turisas. Además, encontraremos las clásicas canciones de la franquicia que ya conocemos.

Creación

El modo creación nos permitirá programar diferentes objetos, escenarios y hasta juegos completos. LittleBigPlanet Karting está un poco más limitado que los anteriores en este aspecto, pues todo el juego se basa en que siempre estemos al volante de algún tipo de vehículo. Sin embargo, debemos considerar que, por primera vez, podremos editar un nivel en un plano tridimensional especializado, pues los otros títulos de la franquicia se enfocaban en la acción de plataformas. Detecté un problema: antes, los tutoriales de este modo nos daban una clase de teoría sobre cómo hacer un elevador con base en un pistón (por ejemplo) y luego nos daban rienda suelta a la experimentación; sin embargo, en LittleBigPlanet Karting, todos los tutoriales del modo creación son únicamente en video y siempre nos quedamos con algunas dudas. Para poder comprender realmente, deberemos entrar y experimentar sin la ayuda directa de nadie.

El modo para crear pistas es muy sencillo y similar al de ModNation Racers. Para hacer el trazo de nuestro circuito, tendremos que manejar una brocha gigante que va pintando la pista. Podremos también hacer elevaciones y curvas hasta cerrar el circuito. Es interesante poner objetos, pues los podremos programar y hacer como nosotros queramos. Si queremos que al pasar por un brinco de fuego aparezca un dragón en el que nos podamos meter y se convierta en parte de la pista, se puede. Eso sí: tú tendrás que diseñar tu dragón y tu salto, programarlo todo y hacer prueba y error hasta que quede perfecto y justo como lo quieres. También podrás crear tus propias arenas para jugar batalla y hasta tus minijuegos. Como siempre, el límite en esta franquicia es nuestra imaginación y astucia para crear algo increíble y único. Si no tienes la paciencia o no te llega esa idea brillante para hacer tus pistas o arenas, siempre está la opción de visitar la comunidad para divertirte y hasta inspirarte con todo lo que ya se ha creado. Ya hay bastante y hay cosas muy buenas; se nota que hay gente dedicando horas a hacer este juego más grande, más espectacular y más divertido.

Las horas que jugué este título fueron muy gratas —sobre todo el multijugador. Lo que realmente hace especial a este título siempre será todo lo que hace la comunidad. Realmente ahí es donde radica el gran éxito que han tenido los juegos de la franquicia: nos ponen a experimentar y a jugar con una poderosísima herramienta de creación. LittleBigPlanet lo hacemos nosotros y ahí está la magia: en saber que los niveles más extremos no fueron creados por United Front Games o por Media Molecule, sino por jugadores como nosotros que prendieron su consola y dedicaron su tiempo a crear. Los niveles realizados por la comunidad en LBPK son grandiosos y, con el paso del tiempo, van a mejorar. Así que los invito a hacer sus pistas y sus arenas de batalla. Al final, lo que me hizo sentirme como en casa en este juego no fue el ambiente ni que el manejo es parecido al de ModNation Racers, sino fue saber que la gente está creando más y más y que ahí van a estar sus niveles siempre que yo los quiera jugar. Sé, por ejemplo, que siempre encontraré cosas nuevas e innovadoras. Este juego seguirá creciendo por mucho tiempo. Ocho punto cinco.



Diego Mastretta
Estudiante de Diseño Interactivo. Colaborador en Atomix.vg