Ni no Kuni II está siendo más de lo que esperaba

TRENDING

HANDS ON – KINGDOM HEARTS III
¡LOS THUNDERCATS ESTARÁN DE REGRESO!
CALL OF DUTY: BLACK OPS 4 NO SALDRÁ EN SWITCH
KOJIMA CONFIRMA TRÁILER DE DEATH STRANDING EN E3
CONFIRMAN EL PRECIO DE CALL OF DUTY: BLACK OPS 4
REVIEW – STATE OF DECAY 2
CONOCE EL XBOX ADAPTIVE CONTROLLER
RED HYDROGEN PHONE LLEGARÁ A NUESTRA REGIÓN
COD: BLACK OPS 4 SIN CAMPAÑA Y CON MODO BATTLE ROYALE
SONY CESARÁ LA PRODUCCIÓN DE JUEGOS FÍSICOS DE VITA
RETRASAN SHENMUE III HASTA EL 2019

No nos podían fallar

Luego de una descarga que no superó los 30GB de tamaño, por fin había llegado el momento de jugar la versión final de Ni no Kuni II: Revenant Kingdom, uno de los juegos que más había estado esperando desde su anuncio hace tres años y sin duda, uno de los grandes lanzamientos de este 2018. Haberlo probado en E3 de 2017 y hace unas semanas en las oficinas de Bandai Namco en México, me dejó con algunas dudas y temores sobre lo que podría ser este nuevo trabajo de Level-5, sin embargo, al menos tras poco más de 10 horas con este JRPG, te puedo decir que la emoción que teníamos todos los fans de esta ahora serie y por supuesto, del desarrollador japonés, está perfectamente justificada.

Básicamente son tres juegos

En este previo no me voy a clavar de ninguna manera en los aspectos básicos o no tan básicos de Ni no Kuni II: Revenant Kingdom, para eso estará nuestra reseña completa que se publicará en la mañana del siguiente 19 de marzo. El objetivo de este contenido es más bien darte mis impresiones previas de este juego, así como resaltar algunas de las cosas que más me han llamado la atención del él.

Siempre que hablamos de un JRPG moderno se toca el tema de su inmensidad y complejidad, pero te puedo decir que con Ni no Kuni II: Revenant Kingdom, Level-5 dio un paso más allá para poner frente a nosotros una titánica experiencia que se basa en tres pilares distintos, cada uno tan denso que sin temor a equivocarme, puedo asegurar que cuenta con las piernas suficientes para convertirse en un juego completo por sí mismo. Sí, estamos frente a un título que se siente como si dentro de él, estuvieran contenidos tres juegos completamente sólidos que de alguna manera, conviven a la perfección dentro de un mismo producto.

Por supuesto que el primero de ellos se trata de un juego de rol hecho en Japón con distintos matices y con un sistema de combate correctamente diseñado y que si bien, apela mucho más a la acción si se le compara con su antecesor, la realidad es que cuenta con bastantes elementos de estrategia que lo hacen único. De todo esto te contaré más a detalle en la reseña completa.

En realidad de lo que me gustaría platicarte dentro de este previo, es de los otros dos pilares de Ni no Kuni II: Revenant Kingdom. Por un lado tenemos un muy bien elaborado RTS / MOBA en el que debemos comandar a nuestras tropas en distintos retos. Cambiar de posición a nuestras unidades y dar ordenes para ejecutar habilidades especiales, son algunas de las cosas que te esperan en este apartado del juego. Es impresionante la profundidad de toda esta parte del juego y lo divertido que son cada uno de los enfrentamientos que tenemos.

La vista área en la que vemos una extracción “chibi” de los personajes de Ni no Kuni II: Revenant Kingdom, no sólo fue usada para la exploración del overworld y para la acción de estas secciones en la que entramos en un RTS, también existe todo un apartado en el que debemos de administrar recursos y unidades para la construcción de nuestro propio reino. De manera bastante efímera te podría decir que esto se siente como jugar de nuevo Suikoden o posiblemente un Sim City. Tal vez no tan complejo, pero sí increíblemente encantador.

Para que nuestro reino crezca, necesitamos de edificaciones y ciudadanos que las operen. Por ejemplo, construir una armería para desarrollar nuevo armamento es crucial para tener éxito en batalla, pero también te deberás de preocupar por tener una mina o una tienda de caza para recolectar recursos. Cada uno de los ciudadanos que por cierto, reclutas completando side quests principalmente, tienen una habilidad especial. Será nuestro trabajo como reyes asignarlos a la posición adecuada para tener mejores resultados.

Por supuesto que estas descripciones que te acabo de dar son de los más superficial del mundo, pues con el tiempo que llevo de juego hasta ahora, aún me falta por aprender y experimentar muchísimo con todas las posibilidades que se presentan en cada una de las ramas de Ni no Kuni II: Revenant Kingdom. Lo que sí te puedo decir es que el juego está siendo mucho más de lo que esperaba, pues en los hands-on previos que tuve la oportunidad de hacer, la verdad es que se me dio acceso a una parte sumamente limitada de todo lo que representa este gigantesco juego.

Dudas disipadas

Como te decía al inicio de este texto, las oportunidades que tuve de ponerle las manos encima a Ni no Kuni II: Revenant Kingdom de manera anticipada me dejaron con algunas dudas y temores sobre lo que podría ser el producto final. Un par de elementos técnicos, así como de narrativa, hicieron que mi mente diera vueltas pensando que tal vez, esta secuela no estaría a la altura del magnífico Wrath of the White Witch.

Una de estas preocupaciones tenía que ver con que cuando salías al overworld de juego, tanto la resolución, como el framerate se venían abajo. Me alegra mucho decirte que esto fue corregido. El mapa de Ni no Kuni II: Revenant Kingdom luce espectacular y a pesar de que los cuadros por segundo sí llegan a sufrir por momentos, la verdad es que no podría catalogarlo como un verdadero problema.

Otro de los focos rojos que veía era la premisa del juego. Si bien no estamos frente a un relato del todo original, he quedado sorprendido con el uso de temas de política, militares y sociales que se tratan dentro de Ni no Kuni II: Revenant Kingdom. El desarrollo de algunos personajes aún no me convence del todo, pero te estaría mintiendo si te dijera que no veo la hora para levantarme y saber más de la historia de Evan Pettiwhisker of the House Tildrum y sus amigos.

El sentimiento de aventura, magia y descubrimiento está más vivo que nunca en Ni no Kuni II: Revenant Kingdom, todo esto soportado por un absurdamente sofisticado gameplay que por mucho rebasó las expectativas que tenía de él. Sí, Studio Ghibli no está involucrado en el proyecto y por consiguiente, las impresionantes cinematecas anime que vimos en el primer Ni no Kuni, no lucen en este ocasión; no obstante, es muy importante recalcar que tanto los artistas, como el compositor de Wrath of the White Witch, sí lucen en los créditos de este nuevo juego, por lo que hay muy poco de qué quejarse de la presentación del producto.

Te repito que éstas sólo son mis impresiones preliminares luego de 10 horas de juego con Ni no Kuni II: Revenant Kingdom. Aún me falta mucho qué descubrir de lo que parece ser, un maravilloso RPG que quedará para la posteridad. Recuerda que nuestra reseña completa se publica este lunes 19 de marzo.

Ni no Kuni II: Revenant Kingdom se lanza el siguiente 23 de marzo en PlayStation 4 y PC.

Alberto Desfassiaux
Editor en Jefe de Atomix. No me gustan los videojuegos... ¡adoro los videojuegos!