Feature – Los Tres Grandes

TRENDING

MOVIE REVIEW – STAR WARS: THE LAST JEDI
¡ES UNA REALIDAD! DISNEY COMPRA LA 21ST CENTURY FOX
PS4, LA CONSOLA MÁS VENDIDA EN ESTADOS UNIDOS EN NOVIEMBRE
SWITCH: LA CONSOLA MÁS BUSCADA EN GOOGLE DEL 2017
JUGAMOS PUBG EN XBOX ONE X
REVIEW – OKAMI HD
REVIEW – XENOBLADE CHRONICLES 2
GUÍA BÁSICA PARA HABLAR ‘STAR WARS’
BAYONETTA 1 Y 2 DE SWITCH CORRERÁN A 720P Y 60FPS
BILLS, HIT Y BLACK GOKÚ SE SUMAN A DRAGON BALL FIGHTERZ
HANDS ON – EL REMAKE DE SHADOW OF THE COLOSSUS
SWITCH YA VENDIÓ 10 MILLONES DE CONSOLAS
CAPCOM LLEVARÁ AL SWITCH JUEGOS QUE JAMÁS LLEGARON A CONSOLAS DE NINTENDO
SQUARE ENIX, INTERESADO EN LLEVAR JUEGOS PREVIOS A SWITCH
REVIEW – TLOZ: BOTW – THE CHAMPIONS’ BALLAD
YA LLEGÓ LA EDICIÓN 2017 DE #ATOMIXAGUINALDO
ESTO ES LO QUE PESARÁ BAYONETTA 2 EN SWITCH
COMCAST DECLINA EN LA CARRERA POR HACERSE DE LA 21ST CENTURY FOX
REVELADOS LOS SEIS PELEADORES QUE SE UNIRÁN A SFV
ANUNCIAN LA STREET FIGHTER 30TH ANNIVERSARY COLLECTION
HARTAS REFERENCIAS A JUEGOS EN EL TRÁILER DE READY PLAYER ONE
EDICIÓN ESPECIAL Y MÁS DETALLES DEL REMAKE DE SHADOW OF THE COLOSSUS
REVIVE LA CONFERENCIA DE PLAYSTATION EXPERIENCE 2017
REVELADAS LAS FUNCIONES ESPECIALES DE BAYONETTA 2 EN SWITCH
DEBATE: ZELDA: BREATH OF THE WILD, EL GOTY EN LOS GAME AWARDS
PRIMER TRÁILER PARA ALITA: BATTLE ANGEL

Por: Javier Cortés (@jeips)

atomix_feature_los_tres_grandes_oscar_the_oscars_premiaciones_evento_directoresEste domingo, México podría volver a triunfar en los premios Oscar por segundo año consecutivo, pues luego del éxito que tuvo Gravity, y la estatuilla para Mejor Director que se llevó Alfonso Cuarón, ahora es Alejandro González Iñárritu quien se perfila como uno de los favoritos para llevarse el galardón por Birdman. Antes de la entrega, te presentamos una breve historia de los mexicanos en el Oscar hasta el día de hoy, donde junto a Cuarón e Iñárritu, Guillermo del Toro aparece como el tercero de un grupo que se ha encargado de poner en alto el nombre del país.

Cuando se habla de México en la historia de la Academia, se debe tomar la década de los cincuenta como punto de partida. El pionero en las nominaciones y triunfos no fue otro que el orgullo de Chihuahua, Antonio Reyna, mejor conocido en vida como Anthony Quinn, quien sorprendió al alzarse con la distinción al Mejor Actor de Reparto en 1953 por su papel de Eufemio en ¡Viva Zapata!. Cuatro años después, repitió la hazaña en Lust for Life, un biopic sobre el pintor impresionista Vincent Van Gogh. En esa misma década, Katy Jurado se convirtió en la primera mexicana en ser nominada al premio por su trabajo en Broken Lance.

La presencia nacional, obtuvo mayor atención en los sesenta, donde aparecieron tres producciones mexicanas en la categoría de Mejor Película Extranjera: Macario, Ánimas Trujano y Tlayucan, dirigidas por Roberto Gavaldón, Ismael Rodríguez, y Luis Alcoriza, todos ellos grandes exponentes de la Época de Oro en México. De igual manera, el legendario fotógrafo de Luis Buñuel, Gabriel Figueroa, obtuvo la nominación por su trabajo en The Night of the Iguana.

Ya en los setenta, Gonzalo Gavira recibió la estatuilla por su trabajo en el departamento de Screen Shot 2015-02-20 at 2.45.48 PMaudio en The Exorcist. Décadas posteriores, ya en el nuevo siglo, los mexicanos regresaron a las nominaciones con gran peso. Amores Perros de Iñárritu, marcó un parteaguas del cine en México por su temática social, lo que le valió la nominación a la Mejor Película Extranjera en 2001.

Dos años después, el talento a cuadro volvió a ser reconocido gracias a Salma Hayek y su interpretación de la pintora Frida, a lo que se sumó la nominación por Mejor Guión para los hermanos Cuarón por su trabajo en Y Tú Mamá También.

Pero el año del esplendor azteca en Hollywood se dio en 2007, cuando Iñárritu disputó diversas categorías con Babel, Del Toro con El Laberinto del Fauno, y Cuarón por Children of Men. Desde entonces, estos tres grandes sostienen la

batuta, y a diferencia de lo que muchos podrían pensar, sus carreras han partido desde puntos muy distintos, pero todos han llegado al éxito.

Guillermo del Toro nació en Guadalajara, y desde adolescente ya pensaba en hacer películas, aunque su camino lo posicionó primero en el departamento del maquillaje, donde estuvo casi diez años y además creó su propia compañía de maquillistas llamada Necropia, un título muy adecuado para el tipo de trabajo que el tapatío hacía y sigue haciendo.

MGKpBSEEn alguna entrevista, cuando se le preguntó de dónde venía la inspiración para crear los monstruos de sus películas, se limitó a decir que ilustraba sus pesadillas, mismas que le eran recurrentes durante la adolescencia e infancia. Así empezó a crear sus primeros filmes como director, dándose a conocer con Cronos en México y Mimic en Estados Unidos.

Después del éxito que tuvo en España con El Espinazo del Diablo, regresó a Hollywood para ratificarse con la segunda entrega de Blade y la primera de Hellboy. Después de eso, vino el año de El Laberinto del Fauno, una producción de fantasía que bien podría describirse como el cuento de hadas más gore visto en los premios Oscar, y aunque el país entero ya veía a Del Toro con la estatuilla, Das Leben Der Anderen se quedó con los honores.

Desde entonces, el director se ha mantenido fiel a los proyectos de fantasía, pues tras dirigir Hellboy II, y colaborar en el equipo de guión para la trilogía del Hobbit, nos trajo Pacific Rim, un fan service para los fanáticos del anime y todo un homenaje a las películas apocalípticas. En las vísperas de Halloween, Del Toro estrenará Crimson Peak, lo que será su regreso a las películas de horror.

Más al sur, nació Alfonso Cuarón en la Ciudad de México, donde se perfilaba para ser un cineasta al ingresar al CUEC, la escuela de cine de la UNAM, donde la leyenda dice que lo expulsaron por haber hecho un cortometraje en inglés; aunque la versión más aceptada explica que abandonó por voluntad propia por no haber tenido libertad para comercializar su trabajo.

Después de eso, tuvo un hijo muy joven y aceptó un trabajo en un museo para mantener a su
familia. Durante su etapa en el museo, recibió la oportunidad de ser staff en varios proyectos y posteriormente asistente de director, tiempo para el que empezó a desarrollar el guión de Sólo con tu Pareja junto a su hermano y colaborador, Carlos.

Al igual que Del Toro, adquirió fama internacional en Estados Unidos con The Little Princess y Great Expectations, donde ya dejaba en claro su sello personal con el uso del color verde, algo que se ha mantenido como elemento recurrente en casi todas sus películas.

Para el nuevo siglo regresó a México, donde terminó de consolidarse como uno de los grandes directores con Y Tú Mamá También, que además le valió su primera nominación al Oscar en la categoría de Mejor Guión, una vez más junto a Carlos. En 2004, el mexicano expandió sus horizontes al aceptar dirigir la tercera entrega de Harry Potter, The Prisoner of Azkaban, que representó un marcado cambio de tono en comparación de las primeras dos películas de Chris Columbus.

Para este punto, Cuarón inició su romance con la ciencia ficción, pues muy diferente a cualquier futuro distópico antes visto, en Children of Men nos presentó un destino de la humanidad nada lejano a nuestra realidad, y acompañado de la soberbia fotografía de Emanuel Lubezki, fue una de los pesos fuertes en aquella mítica entrega del 2007.

Después de siete años en paro, volvió a dejar bocas abiertas con Gravity, una película sencilla en cuarontrama, pero monumental en sus ambientes y sensación de soledad en el espacio, todo un logro en cuanto a realización que finalmente le valió el premio en 2014 al Mejor Director, pasando por encima de gente como el mismo Martin Scorsese.

Quizás la historia más excéntrica entre estos tres sea la de Iñárritu, también originario del DF, pero que en entre sus 17 y 19 años tuvo un trabajo en un barco carguero que lo llevó a conocer Europa y África. Luego de esa etapa, se enroló en la Universidad Iberoamericana en la carrera de Comunicación, misma que abandonó para dedicarse de lleno a la práctica del radio en WFM, estación en la que creció al punto de ser el director general y hacerla la estación número uno del país durante la primera mitad de los noventa.

Previo a su incursión al cine como escritor y director, Iñárritu compuso la música de seis películas, algo poco sabido sobre el cineasta, que además asegura la música ha tenido mayor influencia sobre su vida que sus películas.

Ya consolidado en los medios de comunicación, creó la productora Z Films que poco a poco se fue posicionando como una de las más grandes en México, donde finalmente dio el salto a la pantalla grande con Amores Perros, que fue y sigue siendo el retrato más fiel de la Ciudad de México contemporánea. Aunque en un principio se creía que podía ser la primera mexicana en llevarse el premio a Mejor Película Extranjera, finalmente cedió ante Crouching Tiger, Hidden Dragon de Ang Lee.

AleDespués de 21 Grams, Alejandro concluyó su trilogía de historias cruzadas con Babel, que aunque no agradó a muchos, fue la más reconocida en su carrera, e incluso le valió nominaciones a Mejor Película y Mejor Director, donde cayó en las dos ante Los Infiltrados de Scorsese, que finalmente se hizo con la estatuilla en su octavo intento.

Biutiful, fue una película de un ritmo mucho más lento al que nos había acostumbrado, con personajes mucho más introspectivos, y aunque en taquilla no fue el éxito esperado, muchos la alabaron. No obstante, el verdadero regreso de Iñárritu se dio hace algunos meses con Birdman, una película que tiene todo: gran historia, gran dirección, fotografía sublime y arriesgada, y por supuesto, enormes actuaciones.

Lubezki no debería tener problemas para la Mejor Fotografía, y aunque Michael Keaton hizo el papel de su vida, muy difícilmente pase sobre el Hawking de Eddie Redmayne. En cuanto a Iñárritu, podemos esperar que se adjudique el Mejor Guión, pero en cuanto a dirección y película, Boyhood tiene de su lado a la Academia, que probablemente se deje seducir por la realización de 14 años para premiar a Richard Linklater.

Así las cosas entre Hollywood y México, nada podría emocionarnos más que ver a Cuarón entregarle a Iñárritu el Oscar a Mejor Director, en lo que sería un histórico doblete para mexicanos, pero sólo el tiempo lo decidirá.

Invitados Colaboradores