Feature – El estado de Nintendo a un mes de Switch

TRENDING

JUEGOS QUE DEBERÍAN ESTAR EN EL MINI SNES
MOMENTOS MEMORABLES CON DROGAS EN VIDEOJUEGOS
DIPUTADA QUIERE REGULAR LOS VIDEOJUEGOS EN MÉXICO
GHOST RECON Y BREATH OF THE WILD, LOS MÁS VENDIDOS EN E.U.A.
¡TODO FUE MENTIRA! CAPTAIN AMERICA NUNCA FUE BUENO
NINTENDO YA ESTARÍA TRABAJANDO EN UN MINI SNES
A LAS CUCARACHAS LES FASCINA EL PS4
5 RAZONES POR LAS QUE EL SNES MINI NO ES BUENA IDEA
NADIE DETIENE A MONSTER HUNTER XX Y SWITCH EN JAPÓN
YA NO PODREMOS USAR ESTA TÉCNICA EN MK8 DELUXE
CELEBREMOS LOS 30 AÑOS DE LOS SIMPSONS CON ESTOS MOMENTOS
EL FRANCÉS QUE TERMINÓ BREATH OF THE WILD AL 100% EN 50 HRS
TRÁILER EN ESPAÑOL DE LA NUEVA PELÍ DE YU-GI-OH!
BAYONETTA YA VENDIÓ MÁS DE 100 MIL COPIAS EN STEAM
LA NUEVA ACTUALIZACIÓN DEL NINTENDO SWITCH
ULTRA STREET FIGHTER II NOS PRESENTA TODOS SUS CONTENIDOS
SE VIENEN NUEVOS MODELOS DEL PS4 SLIM CON 1TB
SAGAS DEL CINE QUE MERECEN UN VIDEOJUEGO NUEVO
TENDRÁS QUE ESPERAR UN POCO PARA DISFRUTAR DEL NUEVO IPHONE
LUCE BONI MIL CON LOS PRODUCTOS DE BELLEZA DE POKÉMON
3 HORAS DE MARIO KART 8 DELUXE EN MODO PORTÁTIL DE SWITCH
JUEGOS IMPORTANTES QUE SIGUEN SIN FECHA DE ESTRENO
PLAYSTATION CERRARÁ SERVIDORES DE VARIOS JUEGOS
WTF! ¿QUÉ HACE “THE ROCK” DISFRAZADO DE PIKACHU?
CLÁSICOS ANIME QUE DEBERÍAN REGRESAR

El momento de la verdad

Muy probablemente nos encontremos presenciando uno de los momentos más importantes en toda la extensa historia de Nintendo como compañía, pues a un mes del lanzamiento de lo que bien podría ser su última consola casera, la marca se encuentra atravesando por una fuerte turbulencia en casi todo sentido de la cual no se librará en un buen tiempo. Por supuesto que al final, la enorme cantidad de movimientos que se están dando desde Kyoto podrían tener resultados muy favorables que desemboquen en una especie de renacimiento de la Gran N (asunto que por supuesto cruzamos los dedos para que pase), pues después de revisar con detenimiento el reporte del último trimestre fiscal de la empresa, queda claro que se están teniendo avances en algunas áreas pero que en otras, la incertidumbre está más presente que nunca.

Switch parece ser la consola perfecta para todos los que amamos a Nintendo desde hace muchos años, sin embargo, no podemos evitar sentir que un mercado tan ingrato podría no recibir de la mejor manera a esta propuesta. Por todos estos motivos, nos pareció interesante desmenuzar de la manera más clara y concreta posible el estado en el que se encuentran los creadores de Mario actualmente, esto claro, basados en los más recientes reportes comerciales y financieros que se han liberado a todo el público. Espero que disfrutes del siguiente artículo y te pido mantenerte educado y tranquilo en la sección de comentarios. Repito, esto es un análisis basado en datos puntuales y no tanto de una opinión personal.

Compactándose para ganar más

Evidentemente, la crisis dentro de Nintendo se está dando a nivel financiero, pues con el fracaso comercial que fue el Wii U y el claro desaceleramiento que el 3DS ha venido presentando desde hace ya un buen tiempo, el dinero dentro de la empresa ha dejado de fluir como lo hacía hace no tanto tiempo. En un lógico movimiento para sanear lo anterior, la marca se ha tenido que compactar de una manera bastante marcada. Dicho asunto arrojó diferentes resultados de los que te cuento a continuación.

De acuerdo con el reporte financiero correspondiente al último trimestre fiscal de Nintendo que comprende a octubre, noviembre y diciembre de 2016, las ventas totales de la marca alcanzaron los $2.7 mil millones de dólares, cifra que se quedó muy por debajo de lo conseguido en el mismo periodo durante 2015, el 27% menos para ser exactos. Dicho asunto por supuesto que tiene que ver con la contracción que tuvo la empresa en un lapso tan corto de tiempo como lo son 12 meses, por lo que podríamos decir que esto estaba dentro del presupuesto.

La idea de que lo anterior era parte de los pronósticos de Nintendo, se refuerza intensamente cuando uno revisa la línea del reporte que tienen que ver con las ganancias, es decir, dinero que sí vino a reparar un poco las finanzas de la empresa. El número es verdaderamente impresionante, pues en tan sólo tres meses, se ganaron $909 millones de dólares, es decir, 153% más que en el mismo periodo pero de 2015. Lo anterior no es poca cosa, pues vale la pena apuntar que los costos operativos también disminuyeron considerablemente, lo cual, evidentemente también fue factor para que esto se pudiera dar.

Regresando al tema de ventas netas, podríamos decir que a pesar de que en efecto, hubo un fuerte decremento en éstas, también hay un par casos bastante rescatables que vale la pena recalcar. Como era de esperarse, Pokémon Sun & Moon fue todo un éxito en la temporada de fiestas, colocando en manos de los usuarios 14.6 millones de copias. Siguiendo con lo relacionado al 3DS, la portátil, a pesar de mantenerse a la baja, se recuperó en un 10% en relación a lo que pasó en 2015, vendiendo en tres meses 6.4 millones de unidades en todo el mundo.

El efecto Pokémon no sólo impulsó las ventas de la consola portátil, sino que hizo que la cifra de software vendido por Nintendo en el último trimestre fiscal creciera en un 20%, alcanzando casi 50 millones de copias de juegos vendidas. Vale la pena mencionar que Super Mario Maker contribuyó con 2 millones, mientras que sorprendentemente, Kirby Planet Robobot vendió casi 1.5 millones de copias. Sí, puede ser que la Gran N no haya lanzado gran cosa el año pasado, pero lo que puso en el mercado, resultó ser bastante efectivo.

Tener que compactar a una empresa de forma tan marcada es una decisión sumamente arriesgada, pues como te puedes dar cuenta, la venta de productos de Nintendo sí se vio afectada, no obstante, nos queda claro que la gestión de Tatsumi Kimishima comienza a dar algunos frutos que se pueden comprobar con la reducción del gasto operativo de la empresa y el aumento en las ganancias de la misma. Por supuesto que aún hay mucho recorrido por delante y que en realidad, el verdadero punto de inflexión no se dará sino hasta que veamos los reportes correspondientes a este año.

Apagando definitivamente al Wii U

No es nada nuevo comentar que el Wii U ha sido uno de los fracasos comerciales más grandes en la historia Nintendo, al punto de tan sólo ser equiparable con cosas como lo que pasó con el Virtual Boy a mediados de los noventa. A pesar de que el lastre de esta incomprendida, pero maravillosa consola ha sido arrastrado por un muy buen tiempo, no fue sino hasta esta semana que se confirmó lo inevitable: su producción se ha detenido en todo el mundo y lo que hay en stock actualmente en tiendas, es lo último que veremos de ella. Sumado a lo anterior, se informó que The Legend of Zelda: Breath of the Wild, será el último juego first party que se publique en esta plataforma.

El mismo reporte fiscal del que te acabo de hablar menciona que entre octubre y diciembre de 2016, se vendieron 200 mil Wii U en todo el mundo, cifra que representa un ligero aumento respecto a lo que pasó el año pasado. Muy probablemente, este pequeño empujón que dio la consola en las pasadas fiestas, se debe a su baja de precio en algunas partes del mundo y probablemente, a la inminente llegada de Breath of the Wild para esta consola.

A pesar de que en los siguientes meses seguirá vendiendo una o dos consolas extra, podríamos decir que la cifra final de unidades vendidas por el Wii U quedó fija en 13.6 millones, quedando muy por debajo de las 21.7 millones vendidas por el Gamecube o las 32.9 millones del Nintendo 64. Ni mencionar lo que es frente a las más de 100 millones unidades logradas por su antecesor, el Wii. De hecho el Wii U sólo supera al Virtual Boy, la cual no llegó ni al millón.

Las razones por las que el Wii U no despegó a pesar de tener un muy nutrido catálogo de verdaderas exclusivas de altísima calidad son por demás variadas y en otros contenidos ya los hemos analizado con lujo de detalle. Lo que podemos concluir de todo es que sin lugar a dudas, Nintendo tomó la decisión correcta de finiquitar de una vez por todas la era de esta consola, incluso podríamos decir que tardó un poco en hacer este necesario control de daños que sin lugar a dudas, tendrá consecuencias al menos en el mediano plazo de la compañía.

Incierto estado en el mercado de móviles

Una de las maniobras que más controversia generó cuando Nintendo anunció todas las medidas que tomaría para recuperar la fuerza de sus finanzas, fue la de lanzar algunas de sus franquicias más importantes en el mercado de móviles. La verdad es que la mayoría de nosotros esperábamos que el movimiento se diera de manera un poco más gradual, sin embargo, se nos dejó claro que esta apuesta era una de las más importantes para la empresa por lo que en muy poco tiempo, ya vimos dos propuestas que por supuesto, han dado mucho de qué hablar pero que por ninguna razón son concluyentes sobre si se está teniendo o no verdadero éxito en estas plataformas.

Por un lado tenemos el fenómeno social en el que se convirtió Pokémon Go, juego que a pesar de haber dejado de crecer a la velocidad que lo hacía, conserva una base de fanáticos bastante sólida que además, está poniendo dinero en él. Este juego mitad aplicación acaba de sobrepasar los mil millones de dólares generados en todo el mundo, cifra verdaderamente impresionante que lo colocan como el juego para móviles que en menos tiempo ha alcanzado dicha marca.

Algo muy importante recalcar es que al menos en este caso, Nintendo es un tercio de los participantes o beneficiarios de Pokémon Go, pues Niantic, estudio que desarrolló el juego está presente, y por supuesto The Pokémon Company, empresa que funciona de manera paralela a la Gran N pero que no depende enteramente de ella. Dicho esto, creo que podemos decir que este fue un gran primer intento que sin lugar a dudas ha dejado precedentes, pero me parece un poco apresurado decir que este tipo de experiencias son las verdaderas salvadoras de la compañía fundada por Fusajiro Yamauchi hace casi 130 años.

Después de todo el revuelo que significó Pokémon Go, fue momento de conocer un producto hecho dentro de casa que intentara echar mano de las limitaciones que un celular representa para el gaming. Super Mario Run se lanzó en diciembre del año pasado para dispositivos iOS bajo un modelo de negocio bastante tradicional en el que se te permite bajar el juego gratuitamente y probar algunos de sus niveles, pero si quieres la experiencia completa, debes de hacer un pago único de $10 dólares.

La radiografía que podemos hacer de Super Mario Run es un tanto compleja. Por un lado tenemos el hecho de que aún no se lanza para Android y por el otro, está su modelo de negocio, el cual, ha probado ser no tan eficiente en plataformas móviles. Hasta el momento, el juego ha sido descargado 78 millones de veces en cosas como el iPhone y iPad, sin embargo, tan sólo el 5% por ciento de las personas que lo bajaron, decidieron pagar por él.

Lo primero que vale la pena resaltar de lo anterior es que esas 3.9 millones de personas que sí pagaron por Super Mario Run, causaron que el juego generara ingresos por $39 millones de dólares, cantidad nada despreciable por supuesto, sobre todo si tomamos en cuenta que las aplicaciones que siguen este modelo de negocio, suelen presentar cifras muy similares, es decir, que no más del 10% de las personas que las bajan, deciden pagar por ellas, esto claro, sin mencionar que el costo del desarrollo de este juego, fue verdaderamente bajo; es decir, Nintendo ganó mucho más dinero del que invirtió.

El siguiente gran experimento de Nintendo en el mercado de móviles también se trata de algo hecho por ellos mismos y llevará por nombre Fire Emblem Heroes. Lo interesante de este juego que por cierto, ya está disponible en iOS y Android, es que sigue un modelo de negocio que encaja a la perfección con las plataformas en las que está. Un free-to-play que echa mano de microtransacciones bajo un sistema de sobres cerrados o pachinko, es sin lugar a dudas una apuesta sumamente interesante que seguramente dará muchos mejores resultados que lo visto con Super Mario Run. Claro que está el hecho de que estamos hablando de un RPG Táctico que podría alienar a algunas personas por más simplificada que haya sido su fórmula.

El ritmo e intensidad con la que Nintendo siga su paso en el mercado de móviles es sumamente importante para los resultados que todo esto irá dando. Por el momento, sabemos que el siguiente en la lista es un juego de Animal Crossing, el cual, estaba programado para lanzarse en marzo de este mismo año pero que recientemente fue retrasado. La empresa alega que la decisión se tomó para no encimarse demasiado con Fire Emblem Heroes y a pesar de que la respuesta hace bastante sentido, creo que existe la posibilidad de que más bien tenga que ver con que no han determinado al cien por ciento cómo lo van a monetizar.

Otro punto interesante es que Kimishima mencionó que los planes de Nintendo tienen contemplado lanzar entre dos y tres juegos móviles al año, cifra entendible pero que a largo plazo se antoja un poco elevada.

Podríamos decir que la situación de Nintendo dentro del mercado de móviles sigue siendo una moneda en el aire, pues a pesar de que podríamos decir que los primeros movimientos han tenido resultados mayormente positivos, aún falta ver que la marca se consolide en un mercado que del que sigue aprendiendo. Esperemos que en caso de seguir teniendo éxito, no venga una especie de sobreexplotación o embriagamiento por parte de la marca y que se termine olvidando de dónde viene y por qué es que los fans le tenemos tanto cariño.

Acciones que siguen a la baja

La economía mundial es una verdadera locura actualmente. Cambios como lo que pasó con la presidencia en Estados Unidos y un montón de amenazas de todos tipos, tamaños y colores, provocan que las principales empresas sufran de fuertes cambios en los valores de sus acciones. Si a esto le sumas las turbulencias que Nintendo ha pasado en los últimos meses, tienes como resultado variaciones sumamente importantes, las cuales, a pesar de que se mantienen en niveles sanos, sí tienen una fuerte tendencia a la baja.

Durante el el último año, es decir, entre marzo de 2016 y enero de 2017, las acciones de Nintendo han sufrido diferentes cambios que se reflejan en una caótica curva que nos recuerda a una montaña rusa. Su punto más alto se encontró en julio cuando su valor alcanzó los $280 dólares, mientras que su punto más bajo se vio en junio cuando apenas se vendía por $121 dólares.

Si nos vamos a revisar lo que ha pasado en los últimos tres meses, o sea, desde noviembre del año pasado, te das cuenta de que las variaciones fueron aún más violentas y marcadas. Después de que el 9 de noviembre viéramos su punto punto más bajo en este lapso de tiempo en donde las acciones de Nintendo se vendían por $202 dólares, vino un curioso repunte bastante marcado que duró hasta el 12 de diciembre en donde alcanzó su punto más alto al venderse por $260 dólares. A partir de ese momento, las cosas se empezaron a desplomar.

En tan sólo 10 días, la acción de Nintendo había perdido más del 10% de su valor. Un día antes de la conferencia de prensa en la que se habló mucho más del Switch, hubo una ligera recuperación, pero tras el evento, la gráfica se vino abajo de nueva cuenta, tendencia que ha mantenido hasta la actualidad. De hecho, su punto más bajo registrado dentro del periodo de tres meses que hemos estado analizando, se encuentra este 2 de febrero, en donde las acciones se venden por $199 dólares.

Todo parece indicar que las cosas se mantendrán así al menos hasta que el Switch llegue a tiendas el siguiente 3 de marzo o que de alguna manera, algo como Fire Emblem Heroes se convierta en abrumador éxito en el que la gente esté gastando mucho más de lo que se tenía presupuestado. Vale la pena dejar bien claro que el valor de las acciones de Nintendo se mantiene en niveles bastante sanos, incluso siguen superando a las de varias de las compañías más importantes del mundo, no obstante, esta fuerte tendencia a la baja sí es como para encender las alarmas en Kyoto.

La fuerte promesa del Switch

La llegada del Nintendo Switch no sólo será un punto de inflexión para la compañía que la fabrica, sino para toda la industria que sigue creyendo en consolas caseras dedicadas al gaming. Sin lugar a dudas, la apuesta con este producto es bastante fuerte, pues además de que se venderá a un precio competitivo al menos en Estados Unidos, parece ser que algunos de los errores más importantes cometidos con el Wii U, no se están repitiendo.

Lo primero que hay que mencionar es que al igual que en toda su historia, Nintendo estará vendiendo el Switch sin perder dinero, es decir, por cada consola que pongan en las manos de un usuario, estarán teniendo un margen de ganancia, a diferencia de lo que pasa con su competencia. Dicho asunto es de suma importancia por las finanzas de la compañía, pues en el caso de que la consola no se venda tan rápido como se esperaba, tan sólo sería cuestión de controlar su producción e inventario para tener todo bajo control.

Otro punto sumamente polémico y que para muchos llevó al Wii U directo al fracaso, tuvo que ver con la falta de apoyo por parte de terceros. Desde su revelación, Nintendo ha mandando el mensaje de que el Switch no sufrirá el mismo destino, incluso se ha dicho que en la actualidad, más de 100 juegos se encuentran en desarrollo para esta plataforma, en donde por supuesto, la mayoría están a cargo de terceros.

Por el momento, parece que existe un fuerte entusiasmo en toda la comunidad gamer por lo que será el Nintendo Switch, pues las tiendas que han abierto preventas, reportan agotamientos en muy poco tiempo. Dicho asunto es un arma de doble filo, pues la idea de no poder conseguir una de estas consolas durante su ventana de lanzamiento, puede generar cierta incertidumbre entre los compradores que desembocaría en falta de entusiasmo por el producto.

Con el objetivo de venir a calmar un poco las aguas, Tatsumi Kimishima aseguró que ya hay planes para aumentar la producción de Switch luego de haber visto el alta demanda que se tenía por la consola. Sumado a esto, sabemos que el primer tiraje será de unas 2 millones de unidades, número que la verdad, se antoja bastante corto. Por lo menos en mercados como el estadounidense, simplemente será imposible conseguir un Switch durante los dos primeros meses, a menos claro, que tengas una preventa o estés dispuesto a hacer filas de 12 horas. Hablando de nuestro mercado y a pesar de su muy elevado precio, también se espera una gran respuesta en esta parte del mundo.

Sin lugar a dudas, Switch es un nuevo riesgo para Nintendo, sin embargo, parece que en esta ocasión, existe un mucho mejor control de lo que está pasando. Declaraciones del CEO de la empresa señalando que se espera que este nuevo producto se venda tan bien como el Wii, nos da mucha esperanza, pero la realidad es que la moneda está en el aire tanto para la consola, como para lo que será el futuro de la empresa a corto, mediano y largo plazo.

Alberto Desfassiaux
Editor de Atomix