Cobertura – Así se vivió PlayStation Experience 2017

TRENDING

HANDS ON – KINGDOM HEARTS III
¡LOS THUNDERCATS ESTARÁN DE REGRESO!
CALL OF DUTY: BLACK OPS 4 NO SALDRÁ EN SWITCH
KOJIMA CONFIRMA TRÁILER DE DEATH STRANDING EN E3
CONFIRMAN EL PRECIO DE CALL OF DUTY: BLACK OPS 4
REVIEW – STATE OF DECAY 2
CONOCE EL XBOX ADAPTIVE CONTROLLER
RED HYDROGEN PHONE LLEGARÁ A NUESTRA REGIÓN
COD: BLACK OPS 4 SIN CAMPAÑA Y CON MODO BATTLE ROYALE
SONY CESARÁ LA PRODUCCIÓN DE JUEGOS FÍSICOS DE VITA
RETRASAN SHENMUE III HASTA EL 2019
PERSONAJES DE STREET FIGHTER LLEGAN A POWER RANGERS: LEGACY WARS
DKCTP SIGUE SIENDO EL MÁS VENDIDO EN JAPÓN
POKÉMON LET’S GO PIKACHU/EEVEE YA TUVIERON SUS REGISTROS DE DOMINIO
STARDEW VALLEY LLEGARÁ AL PS VITA EL 22 DE MAYO
PRESENTACIÓN DE ARIANA GRANDE CON INSTRUMENTOS DE LABO
REVELACIÓN DEL NUEVO POKÉMON PARA SWITCH SUCEDERÍA MUY PRONTO
FALLECE JOSÉ LAVAT, NARRADOR DE DRAGON BALL
CHECA EL GAMEPLAY DE BLOODSTAINED: CURSE OF THE MOON
¿ASÍ SE VERÁ LA ANIMACIÓN DE DBS DE AHORA EN ADELANTE?
REVIEW – SHIN MEGAMI TENSEI: STRANGE JOURNEY REDUX
REMAKE DE FINAL FANTASY VII LLEGARÁ ANTES DEL… ¡¿2023?!
WOLFENSTEIN II REQUIERE UNA GRAN DESCARGA EN SWITCH
RUMOR: ¿UN JUEGO DE CARRERAS DE STAR FOX?
LOS 10 VILLANOS MÁS CRUELES DE ACUERDO A MARVEL
TENDREMOS PELÍCULA DE MONSTER HUNTER CON MILLA JOVOVICH

Verdadera consolidación

La industria de los videojuegos se ha convertido en un ecosistema que no perdona. Quien no sabe innovar y sobre todo, quien no se apega a una sólida filosofía de trabajo, termina siendo abatido por la gigantesca cantidad de retos y amenazas que se viven actualmente. Parece que fue ayer cuando en 1994 cuando Sony dio el salto de fe lanzado al PlayStation, producto que de alguna manera encontró un espacio dentro de un medio que masacraba a grandes como Sega pero que de alguna manera, tenía lugar para una cara nueva. Poco a poco, la marca se fue haciendo de un nombre gracias a inteligentes decisiones a nivel directivo, principalmente que tuvieron que ver con el apoyo a los artistas correctos. Nos encontramos en 2017 y luego de haber vivido mi primer PlayStation Experience, definitivamente puedo asegurar que la compañía vive verdadera consolidación, asunto del que no dudaba pero que ahora, pude comprobar de primera mano.

El pasado fin de semana se llevó a cabo la cuarta edición de la PlayStation Experience, convención que reúne a un par de decenas de miles de fanáticos para festejar a una de las marcas más reconocidas y con más legado en el mercado del entretenimiento, la cual, actualmente se encuentra con una cómoda ventaja comercial en la famosa “guerra de consolas”. A pesar de que la conferencia de prensa que lo abrió todo falló por completo su objetivo, te puedo decir que los días que fueron de show floor en el Anaheim Convention Center, estuvieron llenos de grandes momentos y cosas qué analizar. La verdad es que de todos los eventos de este tipo a los que he asistido, nunca me había tocado experimentar un ambiente tan agradable  en el que desarrolladores, directivos, medios y fanáticos, convivieran de una manera completamente horizontal y homogénea. A continuación te cuento cómo me fue en PSX 2017.

La polémica conferencia

Hace tres o cuatro años, PlayStation se convirtió en la marca que por fin había entendido perfectamente cómo es que las empresas del medio se debían de comportar al momento de ofrecer una conferencia de prensa en el marco de importantes eventos como E3, por ejemplo. Bajo la filosofía de “dile al gamer lo que el gamer quiere escuchar”, esta compañía nos cautivaba con grandísimas presentaciones llenas de emoción y adrenalina, esto claro, en el entendido de que normalmente se nos vendía “humo”, es decir, se hacían anuncios de cosas que estaban a varios años de distancia.

Como muchos anticipamos, no se pudo mantener el ritmo tan alto, por lo que en este 2017, empezamos a ver algunas de las secuelas. Lo presentado en E3 le quedó a deber a algunos, mientras que lo sucedido en esta PlayStation Experience, generó un descontento generalizado muy marcado. Antes de pasar a decir cuál es mi postura al respecto, me gustaría dejar claro que para mi, este tipo de presentaciones deberían de dejar de ser vistas como un centros de entretenimiento en los que si la audiencia no es emocionada, inmediatamente son catalogadas como basura, incluso generando reclamos sin sentido sobre la marca en cuestión. Ojo, no estás pagando un boleto de cine o teatro. El objetivo de todo este asunto es informar, no divertir. Claro que como se comportan las cosas, las marcas deberían de considerar si es que es necesario seguir haciendo este tipo de actividades.

Sí, estoy completamente de acuerdo de que el formato de “panel” está lejos de ser lo ideal para un evento en el que la gente está esperando que se hagan grandes anuncios y se muestren tráiler épicos, pero a mi parecer, el verdadero problema de la apertura de PlayStation Experience 2017, más bien tuvo que ver con que nunca hubo una clara idea de qué es lo que se quería hacer. La verdad es que escuchar a las grandes mentes detrás de cosas como Horizon Zero Dawn o el nuevo God of War, debería de ser sumamente enriquecedor para cualquier que ame al medio, pero definitivamente, no era ni el momento ni el lugar para hacerlo. Seguramente PlayStation pecó un poco de soberbio al creer que sus “fans” estarían más que contentos de escuchar por unos minutos a sus supuestos héroes. El hype no se hizo presente aquella noche de viernes.

Posteriormente tuvimos errores garrafales como repetir el tráiler de Death Stranding que se presentó una noche antes en The Game Awards, o dar un bloque muy grande a títulos independientes que a muy pocos interesan, pero también resulta innegable que el gameplay de Detroit: Become Human o el nuevo avance de Monster Hunter World, causaron bastante emoción entre los presentes y entre quienes estaban viendo el stream de manera remota.

Es claro que Paris Games Week y la presencia en The Game Awards terminó mermando lo que fue la presentación de PlayStation Experience 2017. No me explico cómo es que los directivos de la marca no consideraron darle mucho más peso a su propio evento, pero imagino que temas de negocio bastante considerables, tienen mucho qué ver en cómo fue que se tomaron estas determinaciones. De lo que podemos estar seguros es que la compañía ha tomado nota de este tropiezo y que para 2018, la metodología y ritmo al que se harán anuncios importantes, tendrá otro rostro.

Vámonos de quest

La idea de pagar un boleto de entrada para pasar horas haciendo filas con tal de jugar unos minutos de cierto título que aún no ha sido lanzado, siempre me ha parecido poco atractiva en casi todo sentido. Las grandes convenciones como E3, comienzan a tener un problema de organización y falta de incentivos verdaderos para hacer que ese “gamer”, de verdad disfrute de estar en el show floor. No te voy a mentir. Llegué a PlayStation Experience con la idea de que me encontraría de nueva cuenta con algo por el estilo, sin embargo, te puedo decir que me llevé una enorme sorpresa al darme cuenta de la gran organización que se tenía en el Convention Center y por supuesto, a las divertidas dinámicas que casi de manera instantánea, despiertan al coleccionista obsesivo que todos llevamos dentro.

Para mantener las cosas bajo control, muchos de los booths del evento funcionan por medio de la aplicación oficial de PlayStation Experience. Por ejemplo, para poder jugar el remake de Shadow of the Colossus, era necesario que a través del programa, hicieras una cita anticipada con hora específica de juego. El primer beneficio es que cuando llegabas a tu cita, sólo tenías que esperar un par de minutos para ya estar jugando y lo segundo, es que se te recompensaba con algún goodie como un póster, photo opportunity o por supuesto, alguna de las cartas coleccionables que ya se han convertido en toda una tradición año con año.

Hablando de cartas, hay distintas maneras de obtenerlas. La mayoría de ellas se consiguen jugando cierto título o visitando cierto booth dentro del show floor, pero también hay algunas especiales que te piden haber completado una serie de tareas para poder obtenerlas en los kioscos de información. A lo largo y ancho del Convention Center, hay QR Codes que se pueden escanear con la aplicación de PlayStation Experience. Por ejemplo, si entras a un panel o asistes a una firma de autógrafos, se te deja escanear uno de estos códigos que además de darte acceso a las tarjetas especiales que te comento, te dan algunos premios digitales que pueden ir desde avatares o temas dinámicos para tu PS4, hasta juegos digitales completos para ser descargados.

La verdad es que cuando el primer día revisé todo lo que tenía que hacer para ir obteniendo los premios, una inmensa flojera se apoderó de mi, pero luego de haber conseguido mi primera o segunda tarjeta, mi coleccionista obsesivo se encendió, causando que el resto del evento no perdiera oportunidad para cazar esa cartita que tanto quería para mi colección. Claro que juntar las más de 30 disponibles se convirtió en una tarea titánica que sólo los más dedicados a este asunto, pudieron cumplir.

Más allá de juntar todos los premios, creo que al menos en mi caso, la idea de siempre mantenerte entretenido y con cosas por hacer, incluso cuando estás en una fila, se cumplió a cabalidad, provocando que mi tiempo en PlayStation Experience fuera sumamente divertido. Entiendo que como medio de prensa la visión de todo este asunto puede cambiar, sobre todo en un evento totalmente pensado para celebrar a los fanáticos de la marca, pero… también se vale ser de los dos ¿no?

Faltaron demos pero…

El contenido siempre será algo que marque el destino de una convención, sobre todo si hablamos de una centrada en videojuegos. Las ilusiones de muchos de nosotros estaban puestas en la posibilidad de por fin jugar el nuevo God of War, no obstante y por alguna razón que aún no conocemos, Sony ha decidido mantener el juego en las sombras, con todo y que se rumora fuertemente que se estará lanzando en marzo del siguiente año. Lo anterior y la evidente falta de un demo de The Last of Us Part II, me dejó con el sentimiento de que PlayStation Experience 2017 sería un evento un tanto desangelado.

Definitivamente faltó algo considerablemente más pesado que los asistentes pudiéramos jugar, sin embargo, al menos en mi caso, la balanza se terminó compensando al llevarme grandísima sorpresas de coas que no esperaba mucho. El caso de Shadow of the Colossus es aparte, pues como amante de todo el trabajo de Fumito Ueda, sabía que este título me tenía en la bolsa, pero por otro lado, no esperaba que Detroit Become Human me fuera a gustar tanto o que Dreams, me fuera a volar la mente de la manera en la que lo hizo.

Creo que a pesar de que se está haciendo un marcado esfuerzo por seguir impulsando al PSVR, sigue sin haber ese título que todos se mueran por jugar. Sí, Wipeout VR está increíble, mientras que Moss es un título encantador, pero cosas como Firewall: Zero Hour  o The Inpatient, me hacen temer que esta tecnología nunca terminará por despegar y que se quedará como algo impresionante pero que nunca se volvió parte de nuestra vida como videojugadores.

Algo de lo anterior fue compensado con booths verdaderamente espectaculares. En el de God of War se te metía a una especie de bosque en el que se te contaba un breve relato del hijo de Kratos que sirve como precuela a la historia del juego principal, todo ilustrado con bellos artes, mientras que en el de Spider-Man, había varias oportunidades de foto que por lo que vi, fueron la sensación entre los amantes del arácnido que se dieron cita en el evento.

Como te comentaba al inicio de este contenido especial, una de mis cosas favoritas de PlayStation Experience es lo horizontal que se siente todo. Ver a grandísimas personalidades del medio como Tim Schafer, Yoshinori Ono o incluso el mismísimo, Neil Druckmann, es algo con lo que te topas muy a menudo (Hideo Kojima caminaba con seis o siete guaruras, por lo que acercarse a él, era imposible). Lo mejor es que la gran mayoría de estas estrellas, no tienen ningún problema con detenerse por unos minutos para charlar con la gente que tanto admira su trabajo. De la mano de todo esto, tenemos los paneles. Este año pude estar en el de Dreams y en el The Last of Us Part II. Escuchar a los artistas  hablando de sus obras de manera tan íntima y directa, es una experiencia invaluable que recomiendo muchísimo a todos los que aman este asunto.

El evento al que tienes que ir

Espero que con lo que te acabo de contar, haya dejado claro mi punto que si bien, PlayStation Experience 2017 estuvo un poco corto en cuanto al contenido tradicional de estos eventos, supo perfectamente cómo compensar y mover la balanza a su favor. Tanto como medio de la prensa, que como fan común y corriente de todo lo que hace PlayStation, te puedo decir que me quedo con un más que grato sabor de boca y con muchísimas ganas de estar el año que viene aquí mismo. Definitivamente te diría que si sigues a la marca, debes de considerar en algún momento asistir a la convención, pues se cumple de gran manera el objetivo de celebrar a este medio que tanto amamos y que tanto nos apasiona.

Sin más, te dejo con una galería de fotografías en las que capturamos algunos de los grandes momentos de esta convención, además de con el recorrido en video de la tienda oficial que se encontraba en el show floor y que por supuesto, hizo llorar a mi cartera y a la de muchos otros. También aprovecho para invitarte a seguir todos los contenidos de PlayStation Experience que estaremos publicando a lo largo de estos días aquí mismo. Espero a que en la sección de comentarios me cuentes qué te pareció todo este asunto, ya sea si lo viviste en carne propia o a distancia. Un abrazo a quienes se acercaron a saludar durante el evento, siempre nos da muchísimo gusto conocer a quienes siguen nuestro trabajo.

Alberto Desfassiaux
Editor en Jefe de Atomix. No me gustan los videojuegos... ¡adoro los videojuegos!