Feature – ¿Por qué están más caros ahora los videojuegos?

TRENDING

JUEGOS QUE CENSURARÍA EL GOBIERNO DE TRUMP
SWITCH NO TENDRÁ NETFLIX NI SERVICIOS DE STREAMING
SWITCH VENDERÁ 40 MILLONES DE CONSOLAS PARA 2020
¿TRUMP LE ROBÓ A BANE SU PRIMER DISCURSO COMO PRESIDENTE?
LLEGÓ UNA NUEVA FLASH SALE A LA PS STORE
CONOCE SNIPPERCLIPS, LO NUEVO DE SWITCH
PACHTER: SWITCH PODRÍA VENDER ENTRE 8 MILLONES DE CONSOLAS
ES OFICIAL, NO MÁS JUEGOS FIRST PARTY PARA WII U
PS4 LE VOLVIÓ A GANAR EN VENTAS A XBOX ONE EN N.A.
HANDS ON – LOS JUEGOS DE SWITCH
REVIEW – YAKUZA 0
YA LLEGÓ ARIANA GRANDE A FINAL FANTASY BRAVE EXVIUS
INFINITE WARFARE FUE EL JUEGO MÁS VENDIDO DEL 2016 EN NORTEAMÉRICA
BREATH OF THE WILD: LA AVENTURA DE NUESTRA VIDA
XBOX ONE YA VENDIÓ 26 MILLONES DE CONSOLAS
VENDIERON CARÍSIMO BOTELLA DE AGUA CON EL LOGO SWITCH
DESARROLLAN UN FIRE EMBLEM PARA SWITCH
PANTALLA DE SWITCH CONTARÁ CON TECNOLOGÍA HÁPTICA
L.A. NOIRE PODRÍA LLEGAR A NINTENDO SWITCH
ASÍ SE ESTÁ ANUNCIADO SWITCH EN TELEVISIÓN
10 COSAS QUE NOS PREOCUPAN DE NINTENDO SWITCH
SUPER MARIO ODYSSEY: ¿ESPERANZA O PREOCUPACIÓN?
VENEZUELA ES EL PAÍS MÁS CARO PARA COMPRAR CONSOLAS
HANDS ON – ZELDA: BREATH OF THE WILD EN SWITCH
ZELDA: BREATH OF THE WILD REQUERIRÁ 3 GB DE INSTALACIÓN EN WII U

atomix_feature_por_que_estan_mas_caros_videojuegosComprar videojuegos siempre ha sido algo que se considera como un lujo –de ahí una razón por la que se les cargue una buena cantidad de impuestos– pero ¿hasta qué punto se convirtió en algo tan complicado que ahora ya nos preguntemos muchas veces antes de soltar nuestro dinero en una tienda por un juego?

Actualmente no tenemos el mejor panorama para disfrutar de los juegos que tanto amamos por sus elevados costos y aunque nos encontramos en una etapa que cada semana hay grandes lanzamientos –como este buen mes de febrero para la industria– realmente a veces la cartera sufre demasiado y ya no alcanza para adquirir los títulos que queremos. Hoy más que nunca la decisión por uno u otro juego es difícil y hay varios factores que influyen para que se eleven los costos de los videojuegos, en este artículo vamos a explorarlos un poco a manera de reflexión y charla entre amigos.

El impacto de la economía mundial

Hablar de economía no es sencillo, y no estoy aquí para explicar por qué el precio del dólar se disparó en muchos mercados, incluyendo el mexicano, sino más bien a medir directamente el impacto que tiene esa situación en el tema que nos compete: los videojuegos.

No es distante la fecha en que muchos estrenos estaban por debajo de los $999 pesos en tiendas; concretamente estamos hablando que los estrenos portátiles costaban entre $599 y  $799 mientras que los de consola casera estaban entre $799 y $999 pesos. Si no querías atarte al precio de los retailers había la opción de comprar los juegos digitales a precios entre los $40 y $60 dólares, pero con el alza de dicha moneda actualmente te puede salir más caro comprarlo digital que en formato físico.

ps4_unit

La realidad es que hoy los estrenos portátiles se están vendiendo entre $899 y $999, los de consola casera entre $1,100 y $1,300; si ante esta situación consideramos que los sueldos no suelen subir, es obvio que el dinero que podemos invertir en videojuegos cada vez es menor. Por ese dinero hace no mucho podía uno adquirir una edición de colección, y ni hablar de estas últimas porque sus precios son prácticamente inaccesibles para la mayoría.

No estamos para justificar a nadie, pero la verdad es que ante el alza del precio del dólar es completamente lógico que los distribuidores tengan que subir el precio de juegos, consolas y accesorios aunque eso implique sacrificar números en cuanto a ventas. Los costos de manejo de una distribución internacional que se mueve en dólares, la ganancia de la empresa que lo hace y hasta los impuestos añadidos son factores que provocan que nuestros juegos ya no cuesten lo que antes y que en las etiquetas veamos esos incrementos tan aparatosos de hasta $300 pesos que nos hacen cuestionarnos si vale la pena gastar tanto dinero en un solo título.

La realidad es que tener videojuegos el día de hoy es mucho más difícil que épocas no tan distantes como hace unos cuantos meses y tal parece que las cosas no mejorarán en un buen rato por la situación de la economía mundial.

dolar-cierre-alza1

Con o sin el dólar alto, los juegos ya no cuestan lo mismo que antes

La verdad es que el precio del dólar que ha aumentado el costo de nuestros videojuegos es sólo una parte de las preocupaciones. Desde hace un buen rato los videojuegos se han convertido en producciones carísimas que ya no son realmente un buen negocio para quienes los producen. No quiero con lo siguiente justificar terribles prácticas que condicionan la calidad del producto por los negocios, pues finalmente hay quien sigue ofreciendo juegos completos y limpios sin la necesidad de recurrir a muchos modelos contemporáneos, pero me parece que sí podemos dar una explicación a lo que está sucediendo.

Reflexionemos en los siguientes puntos.

1) Es caro crear un videojuego

Ya desde la generación pasada había fuertes indicadores que señalaban que los videojuegos debían ser más caros para ser redituables, ahora imagínense en la generación actual. Cada vez vemos mundos más ambiciosos, realistas y detallados, trabajos que trascienden de todo lo que alguna vez se pensó de la industria de los videojuegos ¿pero a qué costo?

Hay empresas que se pueden dar el lujo de tener equipos muy grandes que generen esas superproducciones a las que conocemos como juegos triple A, pero resultará bastante caro mantener los sueldos de todos los involucrados en la obra –equipos cada vez más grandes por todo lo que implica crear un juego de nueva generación– y todos los gastos que implica el colocar y distribuir los juegos en el mercado.

Hay casos excepcionales en los que las producciones más caras del mundo –como GTA V que costó $265 millones de dólares, suma que es comparable con la de grandes producciones del cine– resultan en éxitos rotundos que venden millones y millones de copias pero ¿qué pasa cuando hay inversiones similares y el juego no vende tanto como se esperaba o incluso vendiendo mucho no cubre los enormes gastos que supuso la producción de años de trabajo? Ejemplos claros los tenemos con casos como el de Kojima y Konami, pues aunque la serie Metal Gear Solid vende una cantidad muy decente de copias y la más reciente entrega de la serie no fue la excepción, ¿hasta qué punto una inversión tan fuerte fue realmente redituable o dio las ganancias que esperaba la empresa que puso los recursos?

Entre más complejos son los juegos, más gastos implica su producción y actualmente varios signos en la manera en que se comercializan los juegos nos dan un claro indicador que a las empresas ya no les es suficiente con las ganancias generadas por la venta de los juegos para cubrir todos sus costos de producción y que sigan siendo completamente redituables.

GTAV_MTF

2) Promover los juegos es algo también muy caro

En los párrafos anteriores mencionábamos sumas muy altas al hablar de lo que cuesta un juego, ¿sabías que mucho de ese dinero es usado en la campaña de marketing del juego?

Pongámonos a pensar, ¿cuánto le cuesta a una empresa tener su sorprendente conferencia en un evento como E3? ¿cuánto cuesta contratar a todos los expertos que le venderán a la gente la idea de que realmente necesitas ese juego o es algo diferente a cualquier cosa que hayas probado? ¿cuánto les cuesta poner en todos lados la publicidad para que toda la gente sepa del juego?

De dar a conocer bien un juego muchas veces dependen sus ventas aunque no sea tan bueno, y las enormes campañas de marketing y publicidad muchas veces se roban grandes presupuestos que finalmente tú también terminas costeando en el momento en el que pones la confianza en un juego y pagas por él en las tiendas. Quizá hace un par de décadas que el mercado estaba mucho menos competido no era necesario tener esas grandes campañas, pero en la actualidad son completamente necesarias para impulsar las ventas de cualquier producto.

Crear esos monstruos de marketing y esos impresionantes tráilers cuesta mucho dinero, y de algún lugar debe salir todo ese recurso.

publicidad--juegos

3) Si los videojuegos no están generando tantas ganancias por sus costos de producción, ¿qué es lo que sigue? ¿se van a seguir disparando sus precios?

Si de la noche a la mañana nos subieran de golpe el precio de los juegos las cosas sólo empeorarían, mucho más en regiones como la nuestra donde los problemas de la economía mundial están impactando tan fuerte a esta industria.

¿Qué es entonces lo que sucede? Las ganancias se deben generar de forma mucho más sutil con modelos de negocio discretos pero muy redituables.

Una primer consecuencia es la simplificación de las producciones para quienes no logran tener esos hitazos como lo son un GTA, un Call of Duty o un FIFA; si esas mega-producciones ya son incosteables lo único que queda es desbandar los equipos fuertes aunque eso signifique un enorme sacrificio creativo –como el caso de Irrational Games y Kojima Productions de Konami– y volver a lo más simple, que puede ser la generación obras de autor a escala mucho más pequeña como los juegos independientes o si de plano lo que se busca hacer es negocio a toda cosa quizá lo mejor sea quedarse en plataformas como los móviles con juegos de muy bajo costo pero muy redituables a largo plazo con la introducción de modelos de negocio como le free-to-play o la introducción de microtransacciones.

Otra de las opciones es publicar los juegos en partes. Cada vez es más común ver juegos que se nos entregan en formatos episódicos o con sus respectivos “prólogos” para que a la gente no se le haga tan gravoso pagar por uno o dos capítulos y que más bien de que el juego los enganche dependa que lo adquieran hasta el final y terminen pagándolo todo, quizá incluso a precios un poco más elevados de lo que suelen costar los juegos tradicionales.

La otra es la inclusión de los DLC y los Season Pass. La mayoría de los juegos contemporáneos cuestan $60 dólares en apariencia pues una muy buena parte de sus contenidos se ofrecen en pases de temporada y contenidos de pago que aparentemente son opcionales pero muchas veces te das cuenta que en realidad forman parte integral de la experiencia o, peor aún, son sólo un pretexto para sacarte más dinero con cosas que no valen la pena. Así estamos frente a juegos cuyo precio en realidad alcanza los $100 o $110 dólares gracias a este tipo de prácticas.

Como pueden ver ninguna de las situaciones anteriores parece lo ideal, sobre todo para quienes estábamos acostumbrados a que hace unos años simplemente comprábamos un juego y lo metíamos a nuestra consola para disfrutarlo completo sin pensar en pagar más o “expandir la experiencia”, pero desafortunadamente es algo con lo que de cualquier forma tendremos que lidiar de forma muy constante si queremos seguir disfrutando de lo que venga en un futuro.

ea-sports-season-pass-1

Por todo lo anterior recomendamos…

No podemos hacer nada para cambiar lo que está pasando con el precio de los videojuegos, y aunque podemos ser fieles a nuestros ideales y dejar de apoyar lo que no nos convenga, hemos prensado en los siguientes consejos básicos para tratar de ahorrar lo más posible.

1. Informarte perfectamente de la manera en que se comercializan los juegos. Averigua si tienen Season Pass u otros contenidos de pago y si sus modos de juego van a satisfacer lo que realmente estás esperando; es decepcionante llegar a casa y ver que lo que tanto te costó no era lo que esperabas.

2. Compara tus opciones de compra. Es de buenos compradores cazar ofertas, comparar precios y adquirir los juegos donde más te convenga; recuerda también que apoyar al mercado gris no siempre es la mejor opción si realmente quieres contribuir al crecimiento de la industria tal y como la disfrutamos todos.

3. Resiste al marketing y al hype, compra lo que realmente quieras tener. Es muy fácil subirnos al tren del hype y comprar juegos sólo porque todo mundo anda hablando de ellos, sin embargo, cuando tus recursos son limitados lo primero que tienes que hacer es establecer una lista de prioridades –quizá por géneros o franquicias que más disfrutes– para que realmente disfrutes hasta el último centavo que has gastado en videojuegos.

4. No temas a conocer juegos pequeños. Por muchos de los problemas que hemos mencionado en esta nota es posible que grandes talentos se alejen de las megaproducciones para generar sus propios videojuegos pequeños; atrévete a probar también pequeñas propuestas independientes, podrías encontrar ideas muy frescas y atractivas a precios sumamente competitivos que te den más satisfacción que cualquier juego triple A.

5. Goza al máximo los juegos que ya tienes. Ser disciplinados con nuestros juegos es algo vital para ahorrar, quizá completar un juego al 100% y el obtener todos sus logros te pueda motivar a seguir atado a una experiencia antes de adquirir muchos otros juegos para los que que quizá ni siquiera tienes el tiempo para revisar con calma. Una vez más, evita hacer compras desesperadas.

barrita1

El responder a la pregunta que da título a esta reflexión es un tema muy delicado y complejo que apenas alcanzamos a tocar de forma muy somera y coloquial en este artículo que no tiene la intención de encontrar el hilo negro de las cosas o responder todas las interrogantes mediante una investigación avanzada que llevaría mucho tiempo. Lo que sí es un hecho es que no nos debe sorprender si siguen aumentando los costos o los modelos orientados a que paguemos más por nuestros videojuegos porque hay muchas razones que están motivando a que eso suceda por más que nos duela y nos pueda preocupar.

Seamos inteligentes y administremos bien nuestros recursos, ¿qué otras cosas ustedes ven como razones para que los videojuegos sean mucho más costosos en la actualidad?

Emilio Reyes
Llevando a la comunidad de Atomix las mejores noticias y contenidos especiales sobre videojuegos