Review – Far Cry Primal

TRENDING

PRIMERAS IMPRESIONES DE SWITCH Y SUS JUEGOS
10 RAZONES POR LAS QUE SWITCH SERÁ UN ÉXITO
10 JUEGOS QUE NOS HUBIERA GUSTADO VER EN LA PRESENTACIÓN DE SWITCH
TODO LO QUE SABEMOS DE NINTENDO SWITCH
TRÁILER DE ZELDA: BREATH OF THE WILD DOBLADO AL ESPAÑOL LATINO
CAEN ACCIONES DE NINTENDO TRAS PRESENTACIÓN DE SWITCH
YA HAY FECHA Y PRECIO DE LANZAMIENTO DE SWITCH
ASÍ SE VEN LOS CARTUCHOS DE SWITCH
SWITCH CONTARÁ CON UN NUEVO SERVICIO ONLINE DE PAGA
SUPER MARIO ODYSSEY, EL NUEVO MARIO DE SWITCH
RESUMEN CONFERENCIA NINTENDO SWITCH
REVELADO ULTRA STREET FIGHTER II PARA SWITCH
LA RAZÓN POR LA QUE SWITCH NO INCLUYE JUEGOS
LOS JUEGOS DE LANZAMIENTO CONFIRMADOS PARA SWITCH
EL PESO DE ZELDA: BREATH OF THE WILD
BREATH OF THE WILD CORRERÁ 720P EN MODO PORTÁTIL, 900P EN SU BASE
FIFA SWITCH ESTÁ SIENDO DESARROLLADO DE LAS VERSIONES LAST-GEN
SWITCH SOPORTARÁ TARJETAS MICROSD DE HASTA 256 GB
¿Y MOTHER 3 Y EL NUEVO METROID PARA SWITCH?
ZELDA: BREATH OF THE WILD LLEGA SIMULTÁNEO A SWITCH Y WII U
ASÍ SE VERÁ LA INTERFAZ DEL NINTENDO SWITCH
BATERÍA DE LOS JOY-CON DURARÁ MÁS DE LO QUE TE IMAGINAS
LO QUE VENDRÁ EN LA CAJA DE NINTENDO SWITCH
ENCANTADOR VIDEO DEL CONTROL PARENTAL DE SWITCH
LA DURACIÓN DE LA BATERÍA DE SWITCH
TAMAÑO Y RESOLUCIÓN DE LA PANTALLA DEL SWITCH

Atomix_Review_FarCryPrimalSi hay algo que disfruto de los videojuegos es que me permiten ser lo que yo quiera, a diferencia de cualquier otro medio de entretenimiento, son únicamente los videojuegos los que te dan la oportunidad de tener esa experiencia interactiva en la que aunque ya haya una historia escrita, tú vivas tus propias aventuras y tengas algo que contar de tu viaje al mundo que te propone el juego.

No vi venir el momento en que Ubisoft llevara a otro nivel su cometido por hacernos viajar en la historia, jamás pensé que la serie Far Cry, en lugar de Assassin’s Creed me daría un viaje en el tiempo que por mucho estaba anhelando. Hoy fue el juego en primera persona de Ubisoft Montreal el que sirvió como máquina del tiempo y aprovechó todo su expertise en ambientes hostiles e interacción con animales para entregarme una experiencia sólida y que vale mucho la pena.

Llegamos al año 10,000 a.C, una época donde cambiamos las balaceras y explosiones por incendios que consumen la hierba seca del bosque, dejamos atrás la locura de los vehículos por la inteligente administración del don de la domesticación de bestias, dejamos los problemas con tintes políticos para sumergirnos en una historia donde lo que más importa es que logres sobrevivir a una tierra donde el ser humano es únicamente una especie más en la cadena alimenticia y lucha por no extinguirse.

Hay tantas cosas que se sienten familiares en este nuevo Far Cry que quizá muchos podrían verlo únicamente como un “skin” de la última entrega de la franquicia o algo que pudiera haber vivido como una expansión stand alone como lo fue Blood Dragon, afortunadamente el paso de las horas de juego hacen que esa idea desaparezca de tu mente y que te des cuenta que no sólo ofrece una experiencia muy sólida digna de la serie, sino realmente te hacen sentir que estás viviendo una digna aventura prehistórica que cumple como spin off de la franquicia que será bien recordado.

Vamos pues a revisar lo que nos ofrece el juego.

Far Cry® Primal_20160220043333

Iniciando tu propia historia de supervivencia en un ambiente muy hostil

Far Cry Primal sigue muchas de las cosas que bien ha establecido la franquicia de Ubisoft, y aunque también puede haber caído en algunos de sus vicios, en general se siente como una aproximación bastante fresca.

La narrativa funciona de manera muy similar a las entregas más recientes de la serie, aunque al comenzar de la nada, literalmente, es muy fácil notar un progreso que vas construyendo en el orden que elijas, algo que se presta muchísimo para un juego de mundo abierto como lo es Primal.

Tomarás el papel de Takkar, un hombre perteneciente a la tribu de los Wenja que es enviado a una tierra desconocida a buscar a otros de su grupo para poder sobrevivir a los peligros que supone la misma naturaleza y otros grupos como ellos que también lo único que buscan es su supervivencia. Te encontrarás con la recolectora Sayla con quien iniciarás un pequeño asentamiento al lado de una cueva solitaria que irás viendo crecer hasta convertirse en una aldea conforme vayas progresando en la historia.

La región en cuestión es conocida como Oros y se ubica en la parte central del continente europeo; se trata de un mapa bastante escarpado lleno de relieves, bosques, cuencas, cuerpos lacustres, ríos y una que otra planicie. En esta región se hablan lenguajes inventados por lingüistas exclusivamente para el juego y conviven los Wenja con los Udam, salvajes bárbaros del norte que dominan armas envenenadas y resisten a las inclemencias del frío en las montañas, y los Izila que han mejorado su manejo del fuego para usarlo como arma y ya comienzan a experimentar con una especie de agricultura incipiente.

Si ya has jugado la serie Far Cry, te recomiendo ampliamente que si le das la oportunidad a este juego elijas desde un inicio la dificultad difícil; el juego se volverá una experiencia bastante desafiante pero vale la pena para sentir realmente lo muy hostil que puede ser este mundo en el que pareciera que todo está en tu contra.

Far Cry® Primal_20160220011806

Mis primeras horas de juego fueron las más emocionantes; sin tener los beneficios que te va dando la progresión y el mejoramiento de tus habilidades, me encontré realmente desnudo frente a un mundo natural muy peligroso, armado con herramientas rudimentarias observando cómo los animales se cazaban unos a otros y yo podía ser también su alimento de hacer un movimiento en falso. Es algo que anteriormente no había sentido en la serie y creo que comenzar desde cero con una de las dificultades más altas disponibles me ayudó a acentuar esa adrenalina digna de una aventura en la prehistoria.

El mapa de Oros se siente un poco más pequeño que el de Kyrat en Far Cry 4, aunque lleno de vida y completamente adecuado a un juego en el que la mayor parte del tiempo te desplazarás a pie. Me encantó que en lugar de que el mapa se revelara por medio de la reclamación de torres es tu propio avance sobre lo desconocido lo que irá iluminando el mapa en el menú y marcando los puntos de interés que puedes visitar; no digo que no sigan existiendo esos puntos de control en el mapa que tienes que liberar hasta adquirir el dominio total de Oros, más bien ahora en lugar de revelar el mapa sólo sirven para crear puntos de viaje rápido que querrás tener a la mano para evitar largas caminatas y escaladas en el escarpado relieve de la región.

La campaña principal del juego te exigirá el rescate de algunos miembros clave de los Wenja para tu aldea, quienes representarán los pilares de la supervivencia y el modo de vida en la prehistoria. Cada uno con sus personalidades excéntricas y dignas de la época que representa el juego, pondrán a prueba tus habilidades en varias áreas para hacer crecer mucho más tu aldea y expulsar a los invasores de tu territorio. No es la mejor historia que nos ha contado un Far Cry, pero me parece que sí es una de las mejores maneras en que se integrado la narrativa a un mundo abierto en el que realmente tú decides cuáles son tus prioridades y en qué orden vas a hacer las cosas según tus necesidades; en este sentido el mérito del juego más bien sería que la historia tú la construyes muy a tu manera mientras observas cómo un puñado de wenja débiles y dispersos por la tierra de Oros se consolidan en un clan bien establecido que se coronará como el más fuerte y apto para sobrevivir.

¿Cuánto dura? Es una buena pregunta, les puedo decir que dependiendo de la dificultad entre 15 y 20 horas el recorrido a la campaña básica sin realizar muchos sidequests aunque en las dificultades más altas quizá se alargue bastante el tiempo básico debido a que necesitarás realizar actividades secundarias para ganar puntos de experiencia que a su vez te permitan desbloquear habilidades adicionales que garanticen que no quedarás muerto una y otra vez en los combates más rudos cuando llega la hora de invadir las tierras de los enemigos. Si eres de los completistas prepárate para unas 50-60 horas de cosas por hacer para que tu partida quede al 100% y encuentres todos los coleccionables dispersos por el mapa.

Far Cry® Primal_20160222023206

Los ejes de la supervivencia

¿Qué tan apegado es Far Cry Primal a lo que realmente sucedió? Aunque mi experiencia arqueológica no se centra por completo en prehistoria me encantó la manera en que se va dando la progresión en el desarrollo de la aldea porque están muy bien establecidos los ejes que realmente definían la supervivencia en la época.

El juego tiene su gran sazón de ficción, desde el hecho de que un hombre pueda domar grandes bestias hasta usar un pequeño gancho para escalar descomunales paredes de roca, hay grandes toques de fantasía para darle ese sabor agradable de videojuego, pero por otro lado me agrada cómo se abordó el tema con un notorio conocimiento de lo más básico para realmente hacernos sentir en la época; desde el modo de vida en cuevas hasta las rutinas de cacería y el tipo de instrumentos disponibles para ejecutar las tareas cotidianas el juego se siente realista, se siente bien ejecutado desde el punto de vista de la investigación que hubo detrás.

Vamos pues a revisar cuáles son los ejes de la supervivencia en Far Cry Primal que además nos sirven para describir las características del gameplay.

a) Tú

No hay nada más importante para la supervivencia que tú mismo y tus habilidades para que Takkar logre salir victorioso ante los ataques del hostil ambiente, de los animales y de tus enemigos. Al igual que en otros juegos de la franquicia, toda la acción es en primera persona y puedes sanarte aunque no traigas “botiquines” –en este caso carne y hierbas– con mecanismos rudimentarios como acomodar un hueso o arrancarte una flecha.

Puedes invertir tus puntos de experiencia para tener más resistencia, una barra de salud más grande y otros muchos atributos personales que harán que Takkar sea más fuerte ante todo peligro natural o humano dentro de la tierra de Oros.

Far Cry® Primal_20160222004219

b) La recoleccción

No es novedad en la serie tener que recolectar provisiones dispersas por el universo para poder fabricar cosas, y en Far Cry Primal definitivamente llevamos esta mecánica a un mayor nivel de importancia.

Por algo se le llamaba “cazadores recolectores” a quienes vivían en la prehistoria, gran parte de su dieta y artículos para satisfacer sus necesidades básicas provenía de cosas que simplemente se recolectaban de la naturaleza y en Primal no es una excepción.

Me gustó mucho que el juego no se limita simplemente a que haya madera, piedras y hierbas; hay una gran cantidad de variedades de ese tipo de recursos que se encuentran en distintas zonas del mapa, y lo más interesante es cuando el juego te pide algún tipo específico de recurso para mejorar algo de la aldea pues tendrás que emprender un viaje de recolección buscando materiales.

La especialista Zayla te ayudará a sacar provecho de tus habilidades como recolector y administrará lo que el pueblo recoge del medio ambiente para ti mientras andas en tus actividades; entre más hagas crecer la población de tu aldea mediante sidequests y la conquista de campamentos, mayor será la cantidad de productos que cada amanecer aparezcan en tus reservas para que los combines como quieras.

Far Cry® Primal_20160221010307

c) La caza

No sólo de plantas vive el hombre, y sí, la carne era esencial en la dieta del hombre prehistórico. Llevando el sello particular de la serie Far Cry, los animales se convierten en centro del gameplay al estar una gran parte del tiempo de juego en cacerías. Me gusta mucho cómo responde su inteligencia artificial, es un mundo vivo en el que interactúan y se cazan entre ellos, criaturas que quizá no te ataquen si no los provocas o huyan justo cuando les queda poca salud para tratar de sobrevivir.

Armado con lanzas, mazas y un arco como el que ya habíamos visto en Far Cry 4, la cacería de especies será tan demandante como satisfactoria una vez que logras ver caer a tu presa. Es un trabajo que debe tomarse con el cuidado que merece, pues enfrentarte a enormes bestias como los Mamuts no siempre resulta siendo una buena idea –de hecho podría ser que te asustes cada vez que los ves cerca de ti.

Los recursos que provienen de los animales cazados no sólo sirven para alimentarse –en este caso la manera más rápida de curarse o curar a tus bestias– también son una gran fuente de recursos para encender fuego, crear municiones, armas, ropa y otros objetos que te ayudarán a sobrevivir.

La cazadora Jayma estará en tu aldea una vez que la hayas reclutado para mejorar tus habilidades como cazador y ponerte a prueba con misiones adicionales especiales que te llevarán a seguir el rastro de legendarias bestias dignas de leyendas y lo suficientemente fuertes para mantenerte por muchos minutos con la emoción de no saber de dónde te llegará el brutal ataque que te pueda dejar noqueado.

La caza es gran parte del centro del gameplay de Primal, y me parece que la ejecución sobre el juego es digna de reconocerse como un gran acierto.

Far Cry® Primal_20160221150042

d) El crafting

No es la primera vez que fabricas cosas con elementos de tu entorno en la serie, pero me parece que Primal lo hace muy bien. ¿De qué te sirven toneladas de recursos provenientes de la caza y recolección si no los combinas en objetos únicos?

Si algo hizo al hombre diferente de todas las demás especies y se garantizó su dominio sobre la tierra, fue precisamente la elaboración de herramientas que ayudaron a su supervivencia.

El crafting en Far Cry Primal está presente desde la elaboración de recetas de comida para curar varios estados o la elaboración de municiones básicas hasta el mejoramiento de las casas de tus especialistas en la aldea para desbloquear nuevas habilidades o la fabricación de más y mejores armas o herramientas que te servirán para tus aventuras en campo.

Al menos en la dificultad difícil que probé el juego, me agradó que a diferencia de otros juegos donde siempre me quedo con un montón de recursos que no suelo usar, aquí tuve que andar constantemente cazando y recolectando para recobrar materiales necesarios antes de irme a algunas de las misiones más difíciles. Me parece que el hecho de que las armas sean tan desechables –como lo eran en realidad en la época– es lo que más impulsa a que te concentres en los materiales y el crafting en todo momento, dándole así un toque especial al juego.

Artesanos como Wogah te enseñarán en tu aldea la importancia de crear cosas con tus manos para convertirte en la especie verdaderamente dominante.

Far Cry® Primal_20160221022238

e) El combate

Ya tienes todo lo necesario para vivir, ¿qué pasa cuando llega el momento de enfrentarte a otros humanos o animales por el territorio que ambos están pisando? Llega el momento del combate y el gameplay fluirá como mantequilla en los controles en esta aventura en primera persona.

Algo que ayuda a que el combate de Far Cry Primal se sienta muy bien es que Ubisoft Montreal ya dominó completamente su fórmula de combate en primera persona para entregarnos controles precisos en escenas muy fluidas, llenas de acción y adrenalina.

Como era de esperarse, el combate en Primal respecto a la serie es mucho más visceral; al no haber armas de fuego la guerra suele ser mano a mano y tan brutal como despedazar la cabeza de un enemigo después de darle con una sólida maza.

Las armas se sienten pesadas pero no por ello incómodas, en un inicio me parecía muy raro que algo que comenzó como un FPS ahora se convirtiera más bien en algo a lo que podría llamar como FPM (First Person Melee) –y algo en lo que también se experimentará en juegos de Ubi como For Honor– pero lo que más me parece acertado es que definitivamente es un gameplay que funciona tanto en en el combate con humanos como en la cacería.

Si le agregamos lo desechable y reutilizable de las armas que comentábamos en el apartado anterior, se le agrega un toque especial al juego que lo hace sentirse muy bien y te limita a la hora de hacer cualquier disparo.

Si se lo preguntan, los tipos de arma que nos encontramos en Far Cry Primal son el arco, la maza y la lanza como principales, todas con las variantes de prender fuego que se expandirá si llega a tocar cosas flamables en el escenario; como armas secundarias tenemos bombas de abejas, bombas de fuego y bombas de veneno, también hay una honda y tenemos a los animales mismos de los que se hablará más adelante.

Puedes encontrar al guerrero Karoosh dentro del juego, mismo que te ayudará a mejorar tus habilidades de combate mediante habilidades especiales que desbloqueas con puntos de experiencia.

Far Cry® Primal_20160220040956

f) El señor de las bestias

Lo más especial del juego viene de lo que se ha caracterizado como el mejor toque especial de la franquicia Far Cry: el uso los animales.

La domesticación de animales por parte del hombre también fue una de las habilidades que le permitieron sobrevivir y gradualmente dominar el planeta, eso es información probada con evidencia arqueológica; en el caso del juego la fantasía del mismo lo lleva a otro nivel convirtiéndote en un amo y señor de las bestias, a quienes usarás a tu favor como uno de los más agradables añadidos al gameplay que en el juego se incluyen.

El chamán de los Wenja, conocido como Tensay, no sólo tiene algunas de las mejores misiones que provienen de alucinaciones, también te enseñará a domar a las bestias que te acompañarán en tu camino por las hostiles tierras de Oros.

Una vez adquirida la habilidad, basta con que tires una carnada fabricada con carne de tus animales cazados para capturar el interés de alguna de las fieras que puedas dominar al acercarte mientras están entretenidos con la comida y oprimir un botón.

Cuando un animal pasa a estar de tu lado será el mejor aliado a la hora de limpiar campamentos completos de rivales de forma sigilosa, y el valor estratégico que proviene de esa variante de tener a tu lado a bestias tan poderosas como un Oso o un Dientes de Sable es algo verdaderamente invaluable.

Far Cry® Primal_20160221141205

Hasta para tareas cotidianas como la cacería o el protegerte de depredadores mientras caminas sólo de noche en el bosque, tus fieles ayudantes pueden ser la diferencia entre vivir o morir.

Puedes reanimar o subir la salud de tus bestias dándoles carne, por lo que siempre tu bolsa debe estar llena del valioso fruto de la cacería; en caso de que los llegues a perder en combate, no te preocupes, pues hay manera de revivirlos en el menú aplicando un costo en unas hierbas rojas raras, pero créeme, llegará un momento en el que no tendrás ese preciado recurso para volver a llamar a alguno de tus fieles amigos que desafortunadamente han caído.

En la dificultad que probé el juego, me di cuenta que sin la posibilidad de llevar a mi Dientes de Sable Colmillo de Sangre o mi fiel León cavernario no hubiera sido nada de mi en algunas de las misiones más desafiantes, me gustó mucho el poder dar órdenes y aprovechar a estas bestias como un recurso estratégico adicional.

Les alegrará a muchos saber que con alguna de las habilidades que te desbloquean los especialistas de la aldea por tus puntos de experiencia puedes montar Mamuts bebés que te servirán para ejecutar devastadores ataques sobre campamentos rivales o también podrás montar a tus osos o tigres para moverte más rápido entre las tierras de Oros.

Finalmente también tienes el recurso de un búho que suple esa necesidad de volar que nos han dado los Far Cry. Con esta ave podrás marcar enemigos e incluso ejecutar algunos ataques desde el aire que te darán más oportunidades a la hora de planear estratégicamente un ataque o cacería.

Far Cry® Primal_20160221151618

g) Aprender de los demás

La observación también fue punto esencial de superviviencia para el hombre, cosa que vemos reflejada en el juego cuando los Wenja aprenden de los Udam y de los Izila adquiriendo algunas de sus habilidades. Gradualmente en el juego podrás reclutar a algunos de tus rivales para que te revelen secretos como la elaboración de bombas de veneno (Dah el Udam) y fuego (Roshani el Izila). ¿Qué mejor que atacar a los enemigos que con una dosis de su propia medicina?

Far Cry® Primal_20160221030813

Una muy buena presentación

Si algo le ha salido muy bien a Ubisoft, técnicamente hablando, y sin contar los increíbles juegos bidimensionales que hacen uso del UbiArt Framework, podríamos decir que la serie Far Cry es la que nos ha dejado el mejor sabor de boca en los últimos años. Sin tener la ambición de los Assassin’s Creed en los que muchas veces se salen las cosas de control con los NPC o la alta densidad de las ciudades, los entornos rurales de Far Cry son una apuesta mucho más segura y fácil de cumplir con la calidad que se podría esperar de un juego triple A.

Far Cry Primal corre fluido en consolas de nueva generación con paisajes adecuados al tono que sigue el juego, animales muy bien detallados y personajes muy bien caracterizados que se ven muy bien incluso al acercarse mucho a ti en primera persona. Es precisamente gracias a su fluidez que el juego se disfruta tan bien al tener los controles en las manos.

Es un juego para disfrutar de la naturaleza y muchas veces de simplemente quedarte de lejos a ver cómo se comportan los animales, por lo que no nos quedan a deber increíbles amaneceres o atardeceres en los que la iluminación juega un papel muy importante.

Me agradaron los paisajes boscosos y montañosos que realmente nos trasladan a la prehistoria, con detalles como sencillas construcciones de materiales perecederos y monumentos de roca que bien se acercan a la manera en que pudo haber lucido ese mundo antes de que tuviéramos testimonios escritos.

El soundtrack es bastante discreto pero muy adecuado a la obra, el trabajo de Jason Graves (Tomb Raider, The Order 1886, Until Dawn) lleno de percusiones se introduce de forma discreta en algunas secuencias del juego siempre respetando el deleite que es quedarse escuchando los sonidos de la naturaleza que muchas veces son la clave a la hora de la cacería.

Far Cry® Primal_20160221021442

Comentarios Finales

score-82Far Cry Primal se siente en un punto de equilibrio en el que no se rompe la fórmula ya clásica del juego de aventura en primera persona de Ubisoft pero sí se experimenta con elementos que claramente nos hacen sentirlo como un experimento fresco que cumple con su cometido: hacernos experimentar en carne propia el frenesí de la Edad de Piedra.

Esos primeros humanos gozaban de mucho tiempo libre al tomar únicamente lo que necesitaban de la naturaleza cuando necesitaban hacerlo, en el caso de este videojuego más bien tenemos un ritmo muy acelerado que se deriva de un ambiente sumamente hostil en el que una gran cantidad de animales y rivales tratarán de acabar con tu vida a cada paso que des en el campo.

La diferencia de las armas que desemboca en un combate mucho más visceral y el hecho de que sean desechables te mantendrá siempre al pendiente de un sistema de recolección y crafting que cumple al entregarnos una experiencia adictiva, divertida y muy desafiante en los dos niveles de dificultad máximos, aunque también es un gameplay que ciertamente arrastra algunos problemas de la serie como lo repetitivo que se puede volver con el paso de las horas y lo poco creativas que pudieran ser algunas de sus misiones principales.

La historia que propone Primal es bastante sencilla y simplona, más bien eres tú el que armarás  tu propia historia mientras haces crecer la aldea de los Wenja abordando las misiones en el orden que quieras, eso podría molestar con toda razón a quienes esperen una riqueza más amplia en este apartado como lo que nos dejaron algunos de los juegos anteriores de la serie, y créanme, hay mucha madera para contar interesantes historias de la época –les recomiendo la serie de novelas “Los Hijos de la Tierra” de Jean M. Auel que además tienen un gran fundamento arqueológico.

Teniendo una gran presentación, este juego llega como una agradable sorpresa por parte de Ubisoft, un juego bien hecho y completamente disfrutable que sorpresivamente logró retomar un tema no muy común entre los juegos contemporáneos y aunque lo aborde con mecánicas que podrían sentirse gastadas y con necesidad de mejorarse –como por fin lo hará Assassin’s Creed– afortunadamente se incluyen elementos lo suficientemente frescos para aplaudirse como un acierto.

Me agradó que Ubi rompiera un poco su molde de la manera en que funcionan estos mundos abiertos quitando las famosas torres que descubren el mapa a favor de que tu exploración lo fuera revelando. Me gustaría que la empresa poco a poco se atreva a experimentar con ese tipo de cambio de paradigmas en sus fórmulas, porque después de varios años de ponernos a hacer lo mismo con diferentes skins en casi todas sus series principales, tenemos juegos que se van sintiendo muy gastados con todo y que pongan temas frescos sobre la mesa como ahora lo hizo Primal ¿acaso no hubiera sido mejor este juego si se hubieran atrevido a romper más sus moldes?.

 

Emilio Reyes
Llevando a la comunidad de Atomix las mejores noticias y contenidos especiales sobre videojuegos