Reseña: Ninja Gaiden Sigma Plus para PlayStation Vita

En el 2004, Ninja Gaiden me hacía feliz de ser un poseedor del primer Xbox. No soy muy fan del departamento (brilloso) de arte de Team Ninja, pero reconozco que, para control, son probablemente los mejores de la industria. Juegos del género hay muchos; juegos en los que la abstracción de presionar un botón se sienta realmente como dar un espadazo son contados.

Evitaré hablar de los Ninja Gaiden previos a este título, dado que considero (tal y como lo dijo Itagaki) que son dos monstruos muy diferente. El trato que les doy es como si fueran dos IPs distintas.

Ninja Gaiden es básico en la escuela de los Devil May Crys y es indiscutiblemente uno de los mejores, al punto de que ni su secuela lo pudo superar (esperemos ver qué tal está el tercero).

Dígamos que Ninja Gaiden es el Rayman 2 de Tecmo. Parecería que lo relanzan para cada consola como si fuera un ejercicio de primer desarrollo en ellas. Siendo sincero, a menos que seas muy fan, si ya jugaste cualquiera de las otras tres versiones del título, te recomiendo saltarte a otros títulos para estrenar tu Vita.



Eso, por supuesto, no signifca que sea malo. Al contrario: si jamás has jugado este Ninja Gaiden, te recomendo ampliamente que te hagas de uno si eres fan de este subgénero de acción. Créeme que en el lanzamiento del PS Vita no hay nada que se le parezca.

Ninja Gaiden Sigma Plus es un port de otro port de otro port. Después de la versión original de Xbox, llegó Black para la misma consola, para más tarde ser mejorado en el PlayStation 3.




Aunque no tiene nada que ver con los juegos anteriores de la serie, Ninja Gaiden Sigma Plus lleva en su sangre toda la intensidad y dificultad (opcional) que caracterizó a la serie en los ochentas y noventas. Gaiden requiere de que te enfoques totalmente en el juego y que le tengas mucha, mucha paciencia, pues una ligera desesperada puede causar tu muerte casi instantáneamente.





La versión de Vita es preciosa. Corre en resolución nativa y sin problemas de frame rate. También añadieron pretextos para usar las touch screens de tu nueva portátil, pero jamás se sienten invasivos. En pocas palabras, Ninja Gaiden Sigma Plus le hace justicia al juego original y sus ports. Por supuesto, todas las mejoras que han añadido en cada versión están presentes. También podrás jugar algunas misiones como Rachel, aunque es una lástima que no le hayan dado una manita de gato a la cámara, que buena falta le hace.



Ninja Gaiden es un juego que se siente muy bien en Vita y me da gusto ver juegos que se controlen de esta manera en la consola a tan temprana edad. Si jamás lo has jugado o si la última vez que lo hiciste fue en tu Xbox, no dudes en hacerte de Ninja Gaiden Sigma Plus; es una buena manera de estrenar tu nueva portátil.

Score 8.0

Miguel "Asher"Sandoval
Director editorial y de arte en @atomix y @gamersretail, host de @ScoreVG, @YaTeDigoPodcast y turbo fan de los Disney Parks.